El Amsterdam Arena se impacienta

Guus Hiddink, entrenador del Chelsea (Foto: Focus Images Ltd)

Alcanzado el ecuador de esta fase de clasificación, Holanda es 3ª en su grupo. La distancia con respecto a República Checa (6 puntos) e Islandia (5 puntos) comienza a ser considerable, por lo que parece que esta selección semifinalista en el pasado Mundial de Brasil debe empezar a pensar en el play-off como vía de acceso a la próxima Eurocopa. Se agota el margen de error para Holanda y se agota, entre otras cosas, por los problemas del equipo de Guus Hiddink en su duelo este sábado ante Turquía.

Holanda ha ganado 2 de sus 5 partidos en esta fase de clasificación para la Euro 2016.

La sensación de inestabilidad con la que llegaba el combinado turco al Amsterdam Arena no fue un impedimento para que el equipo dirigido por Fatih Terim firmase una actuación seria, sólida y que contribuyó a desesperar a una afición holandesa que pronto se impacientó. Ya durante el primer tiempo, con 0-0 en el marcador, se escucharon los primeros silbidos a un equipo oranje que desplegó un fútbol lento, monótono, previsible y con escasa habilidad para desequilibrar en los metros finales. Como colectivo, la propuesta de Holanda fue discreta y su juego dejó que desear. Si al menos estuviese sobre el césped Arjen Robben, los de Hiddink lo podrían haber fiado todo en ataque a las genialidades del extremo del Bayern. Pero Robben, lesionado hace unos días, vio el partido como un aficionado más, lo sufrió como uno más y su selección acusó su ausencia.

Hiddink abre el campo con Narsingh y Willems

Sin Robben en el césped, Guus Hiddink optó por Ibrahim Afellay y Memphis Depay como recursos en los costados; con Wesley Sneijder por detrás del ‘9’ (Klaas-Jan Huntelaar). La posesión de balón de Holanda alcanzó el 76% en el primer tiempo, pero la sensación de peligro que causaba Turquía en sus acercamientos no era inferior. De hecho, fueron los turcos quienes se adelantaron gracias a un buen gol de Burak Yilmaz que no se podría catalogar de inmerecido. Para reaccionar ante ese marcador adverso y como fórmula para traducir esa amplia posesión de balón en ocasiones, Hiddink recurrió en el descanso a Luciano Narsingh, extremo del PSV. Fue el primer intento de Holanda de abrir más y mejor el campo, de utilizar más y mejor los costados. Hiddink empezó la segunda parte buscando amplitud con Narsingh en una banda y la acabó introduciendo a Jetro Willems, que está firmando un notable curso en la Eredivisie, como lateral izquierdo en el último cuarto de hora. Quizás Holanda encontró demasiado tarde la amplitud que necesitaba desde un inicio.

Hiddink abrió el campo con Narsingh y Willems, y su equipo acabó buscando en largo a Bas Dost, confiando en que el ariete prolongase el excelente olfato goleador demostrado en 2015 con el Wolfsburgo. Durante media hora, Holanda juntó a dos delanteros de área como Dost y Huntelaar, dos atacantes que se mueven habitualmente en una zona casi idéntica y que, por tanto, corren el riesgo de ‘pisarse’. Sin embargo, Hiddink no tenía otra opción: sin Van Persie (lesionado), era casi obligatorio juntar a Dost y a Huntelaar en el intento de una remontada que no se produjo, pero que contó con la aportación de Wesley Sneijder. El del Galatasaray, uno de los más activos de su equipo, encontró un 1-1 que no sabe a victoria, pero que apacigua los ánimos y permite a Holanda conservar la tercera posición del grupo A, si bien el Amsterdam Arena no aprecia evolución alguna en este equipo desde que Louis van Gaal dejó de ser el responsable del banquillo el pasado mes de julio.

Fatih Terim Turquía Focus

La selección de Fatih Terim es 4ª en el grupo A con 5 puntos en 5 jornadas (Foto: Focus Images Ltd)

La mejor cara de Turquía

Turquía dejó atrás durante 90 minutos el ruido, los problemas y la inestabilidad que había transmitido en los últimos meses. Incluso tuvo opciones serias para ganar en el Amsterdam Arena. La primera premisa del planteamiento de Fatih Terim tenía que ver con ceder la iniciativa, mantener el orden defensivo y cerrar bien los espacios. Cumplida esa primera intención, Turquía necesitaba mecanismos para inquietar la portería de Jasper Cillessen. Y ahí apareció Burak Yilmaz en el minuto 35 para culminar la acción que derivó en el 0-1. Y ahí estuvo Gokhan Tore para servir un valioso centro desde el flanco derecho en esa jugada del primer tanto otomano.

Turquía compitió de forma más que digna en una noche en la que no disponía de su gran estrella: Arda Turan (sancionado). Pese a la ausencia de Arda, Terim no incluyó en la alineación titular a Hakan Calhanoglu, que se conformó con saltar al terreno de juego en la última media hora. Con Tore, Kazim-Richards y Calhanoglu juntos en el campo, Turquía trazó varias jugadas destacadas en los instantes finales de un partido que contó con la notable participación de Mehmet Topal en la medular y con un par de intervenciones meritorias de Volkan Babacan bajo los palos.

Babacan, de 26 años, formó parte de aquel combinado turco que tan buena impresión causó en el Mundial sub-17 de 2005 -con Nuri Sahin como figura-. Salió del Fenerbahçe hace tres años, jugó un par de temporadas en el Manisaspor, recaló el pasado verano en el Istanbul Basaksehir y hace tan solo unos meses debutó con la selección absoluta. Para ser prácticamente un novel en la portería turca, Volkan Babacan no estuvo nada mal y fue uno de los responsables de la mejoría experimentada por Turquía en su visita a tierras holandesas.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

5 comments

Coincido contigo en la lentitud del juego holandés. Demasiados pases entre los centrales y Nigel De Jong y poca contribución de los extremos. Sólo cuando Wesley Sneijder tenía la pelota se podía atisbar cierto peligro. Por otro lado, imagen muy positiva la ofrecida por Turquía, con un Mehmet Topal multiplicándose en el medio y con paradas fantásticas de Volkan Babacan. Mucho debe mejorar Holanda si quiere estar en la Eurocopa. ¿Qué te parece el centro del campo neerlandés, Sergio? ¿Cuáles serían tus centrocampistas titulares?

Con respecto a Babacan, me gustaría apuntar que Terim le ha dado muchísimas vueltas al tema de la portería. De hecho, empezó la fase con Onur Kıvrak (Trabzonspor), y su actuación fue desastrosa. Aunque si no lo ha vuelto a llamar ha sido básicamente porque a las pocas semanas se lesionó de gravedad y sigue fuera de los terrenos de juego. Está yendo de segundo Mert Günok, suplente de Volkan Demirel en el Fenerbahçe, y Harun Tekin del Bursaspor de tercero. Por cierto, que ayer en el Amsterdam Arena el Bursaspor aportaba tantos titulares al once de la selección (3, Serdar Aziz, Ozan Tufan y Volkan Şen) como el Galatasaray y el Fenerbahçe. No sé si había pasado nunca.

Para el buen trabajo táctico que hicieron, les debe saber a muy poco el empate. Especialmente por cuándo y cómo llegó. Coincido con Santomé a la hora de destacar el partido de Topal. En el Valencia pasó sin demasiada gloria, pero es impresionante cómo se coloca siempre y cómo ordena a sus compañeros. Hay una acción al final en la que Holanda les tira una contra y ellos se han quedado defendiendo sólo con cinco… Él se queda aguantando al que tiene el balón y al mismo tiempo sitúa a sus compañeros para que se vayan con los demás y no acudan en su ayuda. Fabuloso.

El problema de Holanda si no marca el gol (de rebote en los últimos minutos, que también vale) sería bastante grande. En el calendario no le queda recibir en casa a ninguna de las dos selecciones más asequibles. Le quedan partidos que puede ganar, pero que tendrá que pelearlos.

Deja un comentario

*