El faro

Kevin Kampl Werner100359

Tardó demasiado en llegar a la selección, pues no debutó en partido oficial hasta octubre de 2012, con 22 años recién cumplidos. Pero ya es el principal referente de los hombres dirigidos por Katanec. Como que a Eslovenia le sobran extremos rápidos y mínimamente técnicos o con trabajo defensivo (Kirm, Birsa, Lazarevic, Pecnik), Kevin Kampl juega por dentro, a diferencia de lo que ocurre en el Red Bull Salzburgo. Y desde el doble pivote o la media punta, el esloveno nacido en Alemania se exhibe en casi cada partido que juega su selección. Al actuar en el carril central participa muchísimo más a menudo, lo que beneficia a Eslovenia porque cada toque de Kampl mejora la posesión de los futbolistas de Katanec. Kampl casi nunca pierde el esférico excepto cuando arriesga con un pase vertical o se deja llevar por la intensidad que quiere imponer a los choques. Pero es complicadísimo robarle el balón mientras lo conduce pegado al pie derecho. Se gira con una agilidad increíble y cambia de ritmo como quien cambia las marchas del coche, de forma automática y sin esfuerzo alguno. Cada vez que recoge el esférico lo protege mientras busca una alternativa ofensiva.

Artículo relacionado: La fulgurante progresión de Kevin Kampl

Desde la mediapunta, como en los últimos 135 minutos que ha disputado con Eslovenia, suele disponer a un extremo pegado a cada banda, listo para correr al contraataque, y de Novakovic, opción para tocar de espaldas si necesita algún apoyo. Mientras piensa qué hará, Kampl conduce, atrae la atención de varios rivales y bien termina regateándolos o bien suelta el balón para el compañero que queda libre. Casi cada toque es productivo. Como la jugada individual que ha terminado en el 0-2 de Novakovic en la visita a Lituania. Asistido, cómo no, por el mediapunta esloveno. Con libertad de movimientos para hacer lo que le apetezca y sin la responsabilidad defensiva de quien debe vigilar las recepciones entre líneas de los centrocampistas rivales, Kampl es el eje del fútbol ofensivo de Eslovenia. Baja a recibir cerca del doble pivote, cae a las bandas, tira desmarques de ruptura… alterna varios movimientos, lo que dificulta la tarea de los defensores rivales. Si lo respetan las lesiones durante los dos próximos años, Eslovenia podrá soñar con estar en la próxima Eurocopa. Katanec ha armado, como siempre, un conjunto sólido y competitivo. Y además, arriba está fino Novakovic, que ha marcado tres goles en los dos últimos encuentros. Kampl es la estrella que debe marcar las diferencias y hasta ahora está cumpliendo con las expectativas. Aunque le queda ver portería con mayor frecuencia con la camiseta del país de sus padres.

Kampl Werner100359

Kevin Kampl es uno de los futbolistas más destacados del Red Bull Salzburgo. Foto: Werner100359
Foto de portada: Werner100359

 

Related posts

1 comments

A mí me recuerda una barbaridad a la evolución de Schweinsteiger. Recuerdo que el del Bayern empezó como extremo, en ocasiones servía como parche en los laterales, después pasó a jugar como interior, y finalmente se destapó y alcanzó la excelencia como pivote posicional.
Kampl juega como extremo en el RB, pero donde le veo mayor trascendencia es en la posición de interior.
Daba por hecho que tras su gran temporada en Austria, volvería a la Bundesliga. No ha ocurrido así, pero creo que es inevitable que dé el salto. Si no vuelve a Alemania, un destino que le iría de maravilla quizá fuera la Premier.

Deja un comentario

*