El ‘Gudjohnsismo’ permite soñar

Gudjohnsen Islandia Bolton - Focus

Ya avisamos en la previa de que, más allá de mitomanías y adulaciones, el regreso del máximo goleador de la historia de la selección islandesa era más que justificado. En Astana, Eidur Gudjohnsen salía en la misma posición y con el mismo rol que le ha hecho brillar en el Bolton estos meses: un segunda punta con extrema movilidad y libertad para ocupar todas las zonas de ataque. Pues bien, después de la victoria ante Kazajistán (la cuarta ya en la liguilla de clasificación) no solo podemos decir que su rol fue clave para imponerse a los kazajos sino que su concepción de juego permite hacer soñar a Islandia; nos explicamos.

El 5-4-1 ‘de facto’ implantado por los de Yuri Krasnozhan invitaba a creer que la selección local renunciaba a toda aspiración de dominar el partido a cambio de entorpecer al máximo la fluidez de balón, mostrarse extremadamente sólida y buscar suerte en alguna acción aislada. Este planteamiento, sumado a la inexperiencia de los islandeses en el rol de protagonistas del juego, podía llevar a pensar en una tarde complicada para los de Lagerbäck y Hallgrímsson. Sin embargo, ya desde muy pronto vimos muestras del ‘Gudjohnsismo’ que dejaría a la defensa kazaja sin ningún argumento. La entidad del rival nos tiene que hacer contextualizar el éxito en su justa medida; pero el caso es que Islandia brilló gracias a la transformación de su 4-4-2 en un 4-1-4-1 en el que tanto Gylfi Sigurdsson, Eidur Gudjohnsen o los dos teóricos volantes Bjarnasson y Gudmunsson iban y venían combinando y ocupando espacios con una sincronía extraordinaria. En eso mismo consiste el ‘Gudjohnsismo’, en una especie de caos organizado en el que los cuatro mediapuntas van apareciendo y encontrando líneas de pase de forma más o menos cómoda gracias a la rapidez y ductilidad de sus acciones. Eso sí, con los anclajes del capitán Gunnarsson cerrando por atrás y Sigthorsson fijando por arriba.

Kazajistan vs Islandia - Football tactics and formations

Alineaciones en el Kazajistán-Islandia (Infografía: Share My Tactics)

Así pues, por muchos hombres que acumulara Krasnozhan en su campo casi ninguno de ellos tenía una marca fija por lo que Islandia dominó a placer. Ya en el minuto 20, un pésimo servicio del portero Sidelnikov lo cortó Gudmunsson con el pecho para asistir a la carrera de Gudjohnsen y este tiró cruzado para hacer el primero del partido. A partir de ahí, la poca batalla que presentó Kazajistán pasó a ser nula y tan solo 10 minutos después Bjarnasson aprovechaba una falta lateral pésimamente defendida para hacer el 0-2. El volante del Pescara hizo un partidazo con sus diagonales constantes para apoyar a Gylfi y a Gudjohnsen además de una intensa tarea de presión y repliegue. En la segunda mitad el ritmo bajó muchísimo, Islandia con el partido ya en el saco dosificó esfuerzos y dio entrada a jugadores que tienen que ser importantes de cara al futuro para subir el nivel competitivo del equipo (Hallfredsson, Bövarsson y Finnbogasson). Ya prácticamente en el último minuto de partido, Bjarnasson marcó otra vez aprovechando una acción a la contra en la que remató con cierta fortuna ya que su disparo entró tras tocar en un defensa.

Detalles por pulir

Un 0-3 cómodo que confirma a Islandia ya como una realidad de este grupo A. No obstante, haría bien la selección islandesa de seguir el célebre consejo de Míster Lobo en Pulp Fiction (los más cinéfilos ya lo habrán entendido, me permitirán que no lo reproduzca). Sí, el combinado islandés estuvo certero con el balón, llegó con facilidad y ganó en Astana con comodidad; pero no olvidemos que la selección de Kazajistán es colista con tan solo un punto en su haber. Además, el partido deja otros detalles que Lagerbäck y Hallgrímsson tendrán que pulir si de verdad quieren competir con los grandes. Uno de ellos es la salida de balón de los centrales Sigurdsson y Árnasson, los dos notablemente competentes en el corte y excelentes en el juego aéreo pero con enormes dificultades para construir desde atrás. Justo al revés que sus laterales, tanto Saevarsson como Skúlason son dos jugadores con gran recorrido, buena incorporación por bandas pero un tanto blandos cuando tienen que correr hacia atrás. Por último, el buen entendimiento de la línea de cuatro volantes está muy bien pero la selección islandesa necesitará seguro en un futuro la mejor versión de Sigthorsson en partidos mucho más exigentes, en los que Islandia no disponga de la posesión y la comodidad de las que ha disfrutado hoy. Contra Kazajistán el delantero del Ajax hizo un partido discretísimo, y lo peor de todo es que Finnbogasson está igual o peor.

En definitiva, queda mucho camino aún para que se decida el pase a la Euro 2016, veremos si sus jugadores siguen en este enorme estado de forma y queda por ver si Gudjohnsen podrá aguantar un año más a este nivel de todocampista que define el juego de su equipo. Pese a ello ya hemos comprobado que, con sus luces y sus sombras, esta Islandia puede y debe soñar.

Gudjohnsen Islandia Bolton - Focus

A sus 36 años, Eidur Gudjohnsen continúa siendo protagonista en este 2015 tanto con su club (Bolton) como con la selección islandesa (Foto: Focus Images Ltd)

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*