Éste es el mejor Gareth Bale

Gareth Bale celebrates the Wales win after the UEFA Euro 2016 Qualifying match at the Cardiff City Stadium, Cardiff
Picture by Mike  Griffiths/Focus Images Ltd +44 7766 223933
13/10/2014

Siempre se ha dicho que Gareth Bale es un elegido por su capacidad física para dejar atrás rivales con arrancadas explosivas y metros por delante. Que esa es su gran virtud. Que esa es la seña de identidad que lo convierte en un futbolista diferencial porque destroza a sus oponentes con una suficiencia insultante. Sin embargo, el mejor Bale, el Bale que multiplicó su valor en la Premier League aupando al Tottenham a objetivos mayores que los actuales con actuaciones individuales memorables, el Bale que ha marcado o asistido en las cinco victorias de Gales en la fase de grupos de la Eurocopa 2016 y lleva en volandas a un país huérfano de fases finales continentales desde 1958, el Bale que hace saltar del banquillo a Chris Coleman y el que trata de encontrar y descifrar Rafa Benítez desde que se hizo cargo del Real Madrid, es el Bale con libertad para elegir dónde, cuándo y cómo tiene que aparecer por todo el frente de ataque. Al ’11’ de Gales, por alguna razón ajena a lo visto sobre el césped en los últimos años, se le ha encasillado como un fantástico extremo con dos registros en su mochila: recorte hacia dentro desde el perfil izquierdo terminando la jugada con un latigazo seco y poderoso que nace siempre en su pierna zurda y sprint eléctrico hasta apurar línea de fondo y sacar el centro hacia atrás con la derecha.

Goles de Gales en la clasificación a la Euro 2016 (9): BaleBale-X-asistencia de Bale-asistencia de BaleBaleBaleBaleBale. Alberto Egea.

Eso le sale natural. Es parte de su juego. Pero quedarse en esa dualidad de recursos demoledores significa no rascar en un jugador con condiciones naturales para trascender a una dimensión superior. A la de los elegidos. A lo largo de su carrera ha sabido digerir la responsabilidad, la ha querido para él. Se ha sentido protagonista en contextos complicados y nunca se ha escondido. ¿Cómo podría explicarse el rendimiento actual de una selección con un par de individualidades notables (Williams, Allen y sobre todo Ramsey) junto a un grupo de futbolistas de nivel medio bien organizados si no es bajo su liderazgo sobre el terreno de juego? El Bale mayúsculo siente el área, no la cal de la banda. La frontal es su hábitat y los pasillos interiores, la zona en la que se convierte en camaleón para los defensas. Éste, y no otro, es el Bale destinado a mirar a los ojos y sin complejos a los mejores. Por el Bale extremo jamás se habría pagado lo que se pagó.

Gareth Bale. Foto de Mike Griffiths/Focus Images Ltd.
Gareth Bale.
Foto de Mike Griffiths/Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*