Bale debe asumir todo el peso ante una Bosnia necesitada

Gareth Bale Gales Focus

Aunque en la victoria (1-2) de la jornada inaugural en Andorra el triunfo galés ya tuvo mucho de soliloquio interpretado por Gareth Bale, las ausencias de Aaron Ramsey y Joe Allen (que no son las únicas con las que debe afrontar el choque el entrenador Chris Coleman) sitúan al extremo del Real Madrid en una posición de liderazgo indiscutible y de responsabilidad innegociable de cara al partido que esta noche va a enfrentar a su selección nacional a la de Bosnia-Hercegovina, tremendamente necesitada de puntuar tras su sorprendente derrota en Chipre (2-1).

Garteh Bale Gales FocusGareth Bale ha marcado once goles en sus últimos catorce partidos con la selección galesa (Foto: Focus Images Ltd).

El nuevo formato de competición, lejos de provocar el sopor que se intuía al dar tantas facilidades a los equipos grandes para clasificarse, está teniendo consecuencias mucho más positivas para la competitividad. Las que nunca (o en contadas ocasiones) se han metido en una gran cita han recibido un espaldarazo moral importante al ampliarse el cupo de plazas finales hasta 24. De este modo se explica el buen arranque de conjuntos como Eslovaquia (que ayer derrotó a España) o Lituania (que ha ganado sus dos partidos). Para Gales el viento que sopla de cara no lo hace sólo en forma de expansión de la fase final: también el  hecho de contar en estos momentos con dos de sus mejores futbolistas de todos los tiempos de manera simultánea (Ramsey y Bale) hace menos utópico pensar en romper una ausencia de más de medio siglo en las grandes citas. La nación más occidental de la isla de Gran Bretaña sólo participó en el Mundial de Suecia en 1958. Nunca ha estado en una Eurocopa.

Chris Coleman Gales FocusChris Coleman ha querido rebajar la presión de sus jugadores recordando que antes ya hubo una ‘generación dorada’ que no se clasificó nunca (Foto: Focus Images Ltd).

De todos modos, y pese a que las 27.000 entradas que ya se han vendido para el choque de esta noche en Cardiff muestran un sentimiento de optimismo compartido por la hinchada, Chris Coleman se encargó de recordar que en el pasado -en su tiempo como jugador, de hecho-, Gales ya tuvo una generación dorada que no consiguió clasificarse para ningún gran torneo:

Chris Coleman: “Cuando yo debuté teníamos en el equipo a Neville Southall, Mark Hughes, Ian Rush, Dean Saunders, Gary Speed y Ryan Giggs. Creo que ahora somos suficientemente buenos para responder a la etiqueta que se nos ha colgado de poseer la generación dorada, pese a que a mi modo de ver la generación dorada era esa. ¿Pero ahora somos tan buenos como para hacer algo que no se ha hecho nunca antes? Creo que sí”.

La oportunidad para Gales es magnífica. El próximo lunes vuelve a jugar en casa recibiendo a Chipre y la perspectiva de poder acabar esta serie de encuentros con nueve puntos está en la mente de todos (pese a que, obviamente, pensar ya en derrotar a los isleños cuando el choque más difícil es el de esta noche no parece una buena manera de afrontarlo). Bosnia sabe lo que es caer ante el pequeño país mediterráneo situado al sur de la Turquía asiática y es ese tropiezo el que exige al conjunto de Safet Susic reaccionar con una victoria en el Cardiff City Stadium. Con Edin Dzeko y Miralem Pjanic en plena forma, la amenaza para Bale y compañía es más que evidente.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*