Gibraltar y el exilio en Faro

Gibraltar v GeorgiaUEFA Euro 2016 Qualifying

Tras sufrir sus dos primeras derrotas en partido oficial por 7 tantos a 0 ante Polonia (Faro) y la República de Irlanda (Dublín), Gibraltar se enfrentaba a Georgia, probablemente la selección más asequible del Grupo D, en su exilio portugués. A cuatro horas en coche desde Gibraltar, el Estadio Algarve será la sede de sus compromisos internacionales hasta que se construya un nuevo recinto en tierras gibraltareñas que reúna las condiciones mínimas que exige la UEFA para la disputa de este tipo de partidos -se espera que esté finalizado para el otoño de 2016-, puesto que el Victoria Stadium no se ajusta a los requisitos vigentes en la actualidad.

Faro ha sido una vía de escape, una solución a corto plazo, y por lo tanto supone un claro avance desde el punto de vista de las aspiraciones de Gibraltar, pero en lo puramente futbolístico las dimensiones del terreno de juego y la ausencia casi total de público no ayudan a que un conjunto con recursos técnicos y tácticos limitados pueda plantarle cara a equipos con infinita más experiencia, desarrollo y tradición -Gibraltar cuenta con la población más pequeña (30.000 habitantes) de todas las reconocidas por la UEFA-. Tres de las cuatro gradas estaban completamente vacías y solo la Tribuna Inferior congregaba a varios miles de espectadores -siendo muy generosos- si contamos a la prensa especializada que cubría el partido. En medio de ese ambiente frío, la cuestión era saber cuánto resistiría Gibraltar ante una Georgia que no se ha caracterizado en los últimos años por su capacidad goleadora y, por otra parte, si los locales serían capaces de anotar su primer tanto en la Fase de Clasificación para la Euro 2016. De lo primero salimos pronto de dudas, los goles de Gelashvili (9′) y Okriashvili (20′) hacían presagiar otra goleada abultado, pero Gibraltar se repuso del varapalo inicial, compitió bien y solo Kankava (69′) consiguió aumentar la diferencia a 3 goles. Y el tanto se escapó por poco, pese a contar con menos de un 30% de posesión de balón, Gibraltar dispuso de un par de ocasiones bastante claras tanto a balón parado como a través de disparos desde fuera del área de Liam Walker, Brian Pérez y Kyle Casciario. 

FIL GIBRALTAR GEORGIA 03
Una acción embarullada del encuentro de anoche. Foto: Focus Images Ltd.

Planteamiento defensivo

Gibraltar (4-5-1) no trabaja con un bloque bajo en defensa, no se arropa atrás como cabría esperar. Su defensa se sitúa a unos 10-15 metros por detrás de la línea divisoria del centro del campo y trata de alejar al máximo el peligro de su portería. La estrategia es inteligente, porque defender muy cerca de tu propio portero requiere concentración máxima, continuas ayudas y una lectura táctica difícil de exigir a estas alturas. Sin embargo, lo que penaliza al equipo dirigido por Allan Bula -también ayer- es la lentitud de los centrales a la hora de frenar las arrancadas de los puntas rivales. Si Ryan Casciaro, Walker y Pérez no presionan bien a los medios y estos consiguen filtrar balones al espacio entre central y lateral, Santos y Wiseman sufren muchísimo a la hora de girarse y correr contra su propia portería. Esa es la principal vía de agua que Gibraltar tendrá que ir taponando en la medida de lo posible de cara a los próximos encuentros (Alemamia y Escocia fuera de casa).

Gibraltar v Georgia UEFA Euro 2016 Qualifying

Robert Guiling y Gia Grigalava pelean por la posesión de la pelota. Foto: Focus Images Ltd.

Planteamiento ofensivo

En ataque la principal virtud de la selección gibraltareña es la velocidad a la hora de ejecutar y finalizar contras rápidas. En ese sentido, como comentó Tor-Kristian Karlsen (ex-director deportivo del Zenit y el AS Mónaco) esta mañana, dejó buenas sensaciones Lee Casciaro. No hay fases de ataque organizado, asentado en campo contrario, porque al equipo le dura poco la pelota. Las posesiones son cortas pero las llegadas, con mucho criterio, a menudo terminan con disparos a puerta de los extremos (Guilling y Kyle Casciaro) o del mencionado Lee Casciario, la referencia arriba. La ausencia de elaboración en zonas centrales elimina en cierto modo la posibilidad de conceder contras rápidas al rival con el equipo desorganizado defensivamente, por lo que parece coherente seguir profundizando en esta idea de juego de cara a las visitas a Alemania y Escocia.

Conseguir un punto ante rivales de entidad como Alemania, Polonia, Escocia, República de Irlanda o Georgia en esta Fase de Clasificación parece una quimera. Sin embargo, el objetivo no debe ser otro que seguir creciendo, ganar experiencia, anotar el primer gol en partido oficial y abandonar lo más pronto posible Faro, un estadio en el que el local también es visitante. 

Gibraltar v Georgia UEFA Euro 2016 Qualifying

Lee Casciaro y Solomon Kverkvelia. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

9 comments

No tienen futuro, son la peor selección uefa con diferencia y lo seguirán siendo. Normal teniendo la población que tienen y la liga que tienen, que es de nivel municipal.

Carlos, ¿crees que si jugasen 5 veces contra San Marino (dónde veo que aún tienen que recurrir al mítico Andy Selva) perderían las 5 veces? ¿O no hay tanta distancia?

Creo que no hay tanta distancia. Gibraltar ganó a Malta en un amistoso en junio, eso nos puede servir para valorar que en cierto modo dentro de un nivel bajo puede competir.

Muy buen artículo, Carlos, enhorabuena. Reconozco que estoy algo perdida respecto a la razón por la que Gibraltar juega en Faro, en lugar de algún estadio más cercano. Lo lógico habría sido que jugaran en el estadio municipal de La Línea. No sé exactamente cuáles son las condiciones que ha de reunir, pero he estado varias veces en el estadio de la Balona y yo diría que no debería haber ningún problema en ese sentido.

Me imagino que la decisión de jugar en Faro tiene que ver más con evitar tiranteces que con una mera cuestión organizativa. Sin embargo, me choca bastante, ya que no creo que exista una tensión entre gibraltareños y linenses que justifique tomar semejantes precauciones. Buena parte de mi familia es de La Línea y otras localidades del Campo de Gibraltar, por lo que estoy muy ligada a esta zona y he estado muchas veces en Gibraltar. Tal como he percibido siempre la relación entre unos y otros, la idea de que Gibraltar juegue tan lejos se me antoja un poco ridícula. En alguno de los estadios más cercanos la afluencia de público no habría sido tan residual como en Faro.

De cualquier modo, y como he comentado al principio, los motivos particulares que han llevado a que Gibraltar juegue en Faro se me escapan.

¡Hola Ana! Te cuento lo que yo sé sobre este tema: España se opuso a que la UEFA reconociese a Gibraltar como miembro y tiene la potestad de negarse a ceder cualquier campo de fútbol en territorio español para que Gibraltar juegue. Creo que no se ha llegado a este punto porque Gibraltar descartó directamente la idea de jugar en España, evitando así cualquier tipo de tirantez política. Es muy incómodo pero desde un primer momento pensaron en Portugal, tercero ajeno en todo esto, como las solución más factible a corto plazo mientras construyen un estadio propio. Es interesante lo que comentas de La Línea y, por otra parte, a mí también me parece un pelín descabellado/ridículo que se vete directamente un España-Gibraltar en los sorteos y no un Serbia-Albania. Al final, cuando decimos que el deporte tiene que ser deporte y no otra cosa nos olvidamos de que la realidad sociopolítica (en este caso más política que social) lo condiciona todo y llega a extremos difíciles de entender como éste que estamos comentando. No sé si esto sirve de respuesta o aporta un poco más de claridad, espero que sí.

¡Hola Carlos! Lo que me cuentas de que España se opuso a que la UEFA reconociera a Gibraltar lo desconocía. Pero lo cierto es que no me extraña en absoluto. Las tiranteces respecto a Gibraltar tienen mucho más que ver con ridículas decisiones gubernamentales que con la situación real en el Campo de Gibraltar. He estado dándole vueltas a este asunto por lo que tú comentas: es absurdo que se otorgue más importancia al supuesto conflicto entre España y Gibraltar que al de Serbia y Albania. En mi caso, habiendo estado tantísimas veces a un lado y otro de la Verja, me resulta increíble esta falta de criterio. Tienes razón cuando dices que, en este caso, tiene que ver más con lo político que con lo social.

Muchas gracias por contestar tan rápido, me has aclarado bastante este asunto.

Perdonen mi desconocimiento, ya que desde Argentina, el tema me pasa de lejos, pero no entiendo como Gibraltar con solo 30.000 habitantes puede tener un seleccionado. No sería mejor haber armado un club y competir de esa manera?. Sinceramente no entiendo estos casos. San Marino y Gibraltar no podrían hacer como AS Mónaco. Sin ofender, pregunto desde el desconocimiento, por vivir en otro “mundo”.

Deja un comentario

*