Histórica Gales

Gareth Bale during the Wales football team training ahead of their Euro Championship Qualifiers at the Vale Resort, Hensol
Picture by Mike Griffiths/Focus Images Ltd +44 7766 223933
31/08/2015

Primera vez desde 1958

Hay un dato que habla por sí solo: la primera y última vez que Gales participó en una gran competición de selecciones (Mundial o Eurocopa) fueron eliminados por un gol de Pelé. Fue en el Mundial de 1958 y por 1-0 cuando Brasil se cargó al combinado galés en los cuartos de final. De hecho, el actual seleccionador de los dragones rojos, Chris Coleman, nació en 1970, bastante tiempo después de aquella eliminación. Es, por lo tanto, un hecho histórico que Gales participe en una Eurocopa, un hito que no consiguieron lograr ni Toschack, ni Rush, ni Giggs.

Coleman encontró la fórmula

Durante años, en Gales se ha ido configurando una plantilla con mucho talento joven. Sólo hay tres futbolistas que superen los 30 años en la última convocatoria de Chris Coleman (Ashley Williams -capitán-, Collins y Vaughan), mientras que los principales puntales del equipo forman parte de los mejores clubes europeos o de la Premier League. Por ejemplo, Bale está en el Real Madrid, Ramsey es del Arsenal y Joe Allen, del Liverpool, a los que habría que añadir a Ben Davies (Tottenham), Hennessey y Ledley (Crystal Palace) o Andy King (Leicester).

Para acomodar a todos los jugadores, y ante la ausencia de un delantero centro que marque las diferencias, Chris Coleman ideó un esquema (3-5-2) que se refuerza bien en defensa, que tiene dos bandas largas y que acumula en el centro del campo a varios de sus mejores futbolistas. Hennessey es indiscutible en la portería, Williams es el que manda en la defensa, Ramsey, Ledley, Allen o King son los principales actores del centro del campo si las lesiones no se lo impiden (Allen y Ledley se han perdido las dos últimas jornadas internacionales) y arriba queda la pareja formada por Bale y Robson-Kanu, del Reading. Ninguno de ellos es delantero, pero su potencia y velocidad los convierte en piezas muy útiles para Gales: en defensa protegen la banda, en ataque se cierran y dejan subir a los carrileros.

Un Bale superlativo

Aunque Gales es un equipo bien estructurado, nada sería igual sin este Gareth Bale. El atacante del Real Madrid ha tenido un impacto decisivo en la clasificación de los suyos para la Eurocopa. A sus 26 años ya es el 6º máximo goleador del país (18 goles), a 1 de Craig Bellamy, y se ha situado a 10 de Ian Rush (28), que encabeza la lista de artilleros galeses. El resumen de la clasificación de los de Coleman para la fase final de la Eurocopa se entiende si uno mira cómo llegaron los 9 goles que han anotado en los 9 partidos: 6 goles de Bale y 2 asistencias de Bale. El único gol en el que no participó Bale fue en el que abrió el marcador contra Chipre (2-1), obra de Cotterill y asistencia de King. El segundo, que garantizó el triunfo, fue a pase de Gareth.

Éste es el mejor Gareth Bale: “El Bale mayúsculo siente el área, no la cal de la banda. La frontal es su hábitat y los pasillos interiores, la zona en la que se convierte en camaleón para los defensas. Éste, y no otro, es el Bale destinado a mirar a los ojos y sin complejos a los mejores. Por el Bale extremo jamás se habría pagado lo que se pagó”.

Bale Gales Focus
Gareth Bale, líder absoluto de la selección galesa (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Se clasifican casi la mitad de los países,más que un logró sería casi un fracaso.Quitando el motivo económico, todo lo que va a con llevar una Euro con 24 lo veo negativo, menos competitividad, equipos comparsa,una fase de grupos donde pasarán 4 de 6 3°, es lamentable.

Deja un comentario

*