Una vida en las repescas

Jon Walters of Republic of Ireland during the UEFA Euro 2016 Qualifying match at the Aviva Stadium, Dublin
Picture by Lorraine O'Sullivan/Focus Images Ltd +353 872341584
08/10/2015

Una repesca más. Otra más. Y otra. Cada dos años, tanto República de Irlanda como Bosnia se están afianzando en las repescas de los mejores campeonatos del mundo. Son dos combinados habituales en todos los playoffs y el lunes por la noche, en Dublín, vuelven a tener una oportunidad de mejorar su historial reciente (Irlanda ha ganado 2 de las últimas 6 repescas, por 1 de las últimas 3 de Bosnia).

Tras el 1-1 de la ida en Zenica, Irlanda y Bosnia se la juegan.

Artículo relacionado: Valioso empate para Irlanda

En el Aviva Stadium de Dublín, los irlandeses creyeron que todo era posible cuando vencieron a Alemania por 1-0 gracias al gol de Shane Long. Luego, sin embargo, cayeron en Polonia en la última jornada de la fase de grupos y se vieron relegados a su hábitat natural. Desde 1994, República de Irlanda sólo ha jugado el Mundial de 2002 -eliminados en octavos de final- y la Eurocopa de 2012 -eliminados en la fase de grupos- y a ambos torneos llegaron desde la repesca. En el primero, ganaron a Irán; en el segundo, vencieron a Estonia. En todo este tiempo, Irlanda ha perdido cuatro repescas más (1996, 1998, 2000 y 2010), siendo la del Mundial de 2010 de Sudáfrica la más sonada por aquella mano de Henry que les privó de la clasificación.

Esta vez, Martin O’Neill tiene de vuelta a Walters, que se perdió el partido de ida por sanción, aunque su polivalencia deja dudas a la hora de saber quién será el sacrificado (puede serlo Murphy, Hoolahan o incluso Hendrick si decide escorar al jugador del Stoke a una banda). En realidad, ésa es la nota más positiva de la semana, aunque O’Shea y Long entrenaron con el resto del grupo el pasado domingo y podrían tener algún minuto. Por su parte, Given o Quinn siguen siendo baja. Otros posibles cambios que podría hacer el seleccionador son la entrada de McClean al once titular y la siempre dudosa titularidad de Hoolahan, que empezó sorprendente de inicio en Bosnia -nunca suele ser titular a domicilio- pero que es un seguro jugando en Dublín.

Martin O’Neill: “La ventaja no está con nosotros porque Bosnia es capaz de marcar un gol. Haber marcado a domicilio ayuda, pero esa ventaja puede desaparecer en un minuto”.

Edin Dzeko, autor del gol de Bosnia en la ida (Foto: Focus Images Ltd)
Edin Dzeko, autor del gol de Bosnia en la ida (Foto: Focus Images Ltd)

Desde que la selección de fútbol de Bosnia dejó de formar parte de Yugoslavia (marzo de 1992), sólo han participado en el Mundial de 2014, en el cual fueron eliminados en la fase de grupos. Antes, sin embargo, estuvieron muy cerca de su primera cita internacional en dos ocasiones, ya que fueron eliminados en la repesca de forma consecutiva tanto en 2010 como en 2012. En aquellos dos compromisos, la ganadora fue Portugal de la mano de Cristiano Ronaldo.

Las críticas han ido hacia Bazdarevic tras el encuentro de ida. Sobre todo, se centran en su planteamiento defensivo al poner a Cocalic en el centro del campo, un central, por temer los balones aéreos de los irlandeses. Es por ello que, con la necesidad de marcar al menos un gol, y con la certeza de que teniendo ventaja es Irlanda la que puede esperar atrás, un plan que encaja con sus características, se espera que Bosnia cambie algunas cosas de su once titular, con las posibles entradas de Medunjanin o Besic -vuelve de sanción- en el centro del campo.

Alineaciones probables: Irlanda-Bosnia, 20:45h (horario peninsular)

Irlanda vs Bosnia - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*