Irlanda del Norte hace historia

Gareth McAuley of Northern Ireland celebrates scoring their first goal to make it Northern Ireland 1u 0 during the UEFA Euro 2016 match at Stade de Lyon, Lyon
Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd 07814482222
16/06/2016

La primera victoria de la historia de Irlanda del Norte en una Eurocopa sirve para que los de Michael O’Neill lleguen a la última jornada de grupos con serias opciones de clasificarse para los octavos de final. Con el humilde objetivo de estar vivos en el tercer partido, el listón que se marcaron antes del inicio del campeonato, los británicos pueden darse por satisfechos: doblegaron por 2-0 a Ucrania y merecieron el triunfo. Y se lo ganaron por muchos motivos, el primero de ellos el más elogiable. El cambio de imagen de los irlandeses con respecto a la jornada inaugural fue drástico. Ni rastro de la defensa de cinco donde casi todas las piezas estaban por detrás del balón y mayor soltura ofensiva. Después de haberse pasado el choque de hace unos días sin apenas salir de su propio campo, resistiendo y agonizando, sin generar peligro, sin apenas poder encadenar pases en zonas alejadas de su área, Irlanda del Norte sí supo cómo atacar en esta ocasión.

Jamie Ward, en el Top-5 de la jornada

Para ese lavado de imagen fueron necesarias varias decisiones técnicas. Sin ir más lejos, la alineación de Irlanda del Norte contra Ucrania presentaba cinco cambios con respecto al equipo que se enfrentó a Polonia. Cinco cambios, medio equipo. Y no sólo eso, sino que también se modificó la formación: sin defensa de tres centrales con carrileros. Gracias a la mano de O’Neill desde el banquillo, los irlandeses tenían otro aspecto. Su color era distinto. Arriba, el elegido fue Washington, punta del QPR, en detrimento de Lafferty, el héroe de la fase de clasificación. En las bandas, dos caras nuevas: Dallas y Jamie Ward. En el centro del campo entró Corry Evans. Y, por último, en el lateral derecho, Hughes fue titular a sus 36 años. Hasta la segunda parte no se adelantaron por medio de un cabezazo de McAuley, el central, cuya celebración estuvo acorde con lo logrado. El segundo, ya en el tiempo de descuento, obra de McGinn entrando desde el banquillo.

Oliver Norwood of Northern Ireland holds off Serhiy Sydorchuk of Ukraine during the UEFA Euro 2016 match at Stade de Lyon, Lyon Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd 07814482222 16/06/2016
Oliver Norwood protege un balón durante el partido (Foto: Focus Images Ltd)

El común denominador de los dos goles recayó sobre la figura de Oliver Norwood, el futbolista que sólo mete golazos pero que en esta ocasión, simplemente, los provocó. En el primero, el jugador del Reading es quien pone la falta medida. En el segundo, chuta desde la frontal y el portero rechaza el balón. Siempre en el centro del campo y amenazando el disparo desde media distancia, Norwood tuvo su influencia en el resultado. Pero quien más brilló fue Jamie Ward, una de las inclusiones en el once irlandés, capaz en todo momento de desequilibrar con su tren inferior tan bajo. Futbolista de regate y de conducción pegada al pie, Ward engaña tanto que pasó del Derby County al Nottingham Forest, rival histórico, y sigue dando resultados. En el triunfo ante Ucrania fue el mejor partiendo desde una banda y convenció a O’Neill para no perder su sitio ante Alemania.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*