Lenta y segunda

Wayne Rooney of England applauds the travelling fans during the UEFA Euro 2016 match at Stade Geoffroy-Guichard, Saint-Étienne
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
13/06/2016

Inglaterra ha perdido una fabulosa oportunidad de terminar en la primera posición de su grupo -Gales finaliza líder de la tabla con su victoria por 3-0 ante Rusia- y entrará en las rondas eliminatorias de esta Eurocopa desde el lado más complicado del cuadro. Dos empates y una victoria es el balance del combinado de Roy Hodgson, que ha carecido de lo mismo que se le suponía: claridad en tres cuartos de campo en partidos en los que su dominio de la pelota es notorio. Es decir, los ingleses tuvieron mucho tiempo el balón (57%) contra la selección de Eslovaquia e incluso se puede decir que remataron lo suficiente como para marcar alguna vez (27 disparos en total) pero sin el envoltorio sólido que dan los goles, los que señalan la diferencia entre competir y ganar. Los goles pudieron llegar, en plural, durante un primer tiempo en el que la sucesión de oportunidades cayeron en los pies de Sturridge, Lallana o Vardy, que falló la más clara tras tirar un desmarque en velocidad excepcional. Porque lo cierto es que Hodgson hizo los cambios anunciados con respecto a las dos primeras jornadas y las conclusiones son positivas. Por ejemplo, el papel de Clyne en la banda derecha, compartiendo terreno con Henderson y Sturridge, tres futbolistas del Liverpool, a la hora de fabricar jugadas de ataque. También tuvo su momento Jamie Vardy, como único punta, mientras los eslovacos defendieron lejos de su área, que no fue mucho tiempo. Si hay una forma en la que Vardy debe ser indiscutible en esta selección es en todos esos partidos en los que Inglaterra necesite correr con espacios, no en los que domine y aplaste a su rival. La titularidad de Wilshere, sin embargo, no dio resultados.

Eric Dier volvió a ser el mejor de Inglaterra (Foto: Focus Images Ltd)
Eric Dier volvió a ser el mejor de Inglaterra (Foto: Focus Images Ltd)

Eslovaquia llegó al tercer partido de la fase de grupos sabiendo que defendiendo un 0-0 le valía para ser tercera y entrar en los octavos de final. Y lo hicieron con todo lo que tenían, pero con dos futbolistas que brillaron por encima del colectivo. Por un lado, el capitán Skrtel, cuyo futuro está lejos de la Premier League, que despejó, robó, bloqueó y remató todo cuanto pudo desde su área. En segundo lugar, el guardameta Kozacik estuvo a la altura de la férrea defensa eslovaca y sacó las oportunidades más claras. Porque, cuando Eslovaquia reculó sin miramientos, Inglaterra comenzó a introducir cambios: Rooney, Alli y Kane. Tres titulares. Pero uno de los sustituidos no fue Vardy, ahogado sin metros, sino Sturridge, el que posee ese punto excelso de técnica individual que le permite generar situaciones de peligro. En medio de tanto balón perdido entre tantas piernas, el único futbolista de Inglaterra capaz de desbordar era Lallana, segundo mejor inglés de esta Eurocopa sólo superado por Dier, nuevamente notable en el centro del campo, en esa posición de pivote por delante de los centrales. En esta ocasión, añadiendo un plus a su juego, y sobre todo debido a la ausencia de Rooney hasta los últimos minutos, tuvo un papel fundamental en la creación de la jugada y en los desplazamientos largos. Dier, el autor del gol ante Rusia de la primera jornada, también estuvo cerca de marcar ante Eslovaquia.

Pero, aunque se pueden sacar puntos positivos, ni así se limpia una impresión que no engaña: Inglaterra no ha sido capaz de ganar a una de las peores colistas de esta Eurocopa (Rusia les empató en el tiempo de descuento y terminó 1-1) y no le marcó ningún gol a una selección encerrada cuya ocasión más clara de peligro fue una falta de entendimiento entre Hart y Smalling.

Jamie Vardy of England gets his shot away during the UEFA Euro 2016 match at Stade Geoffroy-Guichard, Saint-Étienne Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 13/06/2016

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*