Lo que Payet quiso

Dimitri Payet of France is fouled by Nicolae Stanciu of Romania during the UEFA Euro 2016 match at Stade de France, Paris
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
10/06/2016
*** UK & IRELAND ONLY ***
EXPA-FEI-160610-5055.jpg

La selección francesa inició su participación en la Eurocopa de 2004 con imprecisiones y dificultades. Estaba Inglaterra enfrente y el conjunto dirigido por Jacques Santini juntaba un poderío físico descomunal en la línea medular con Claude Makelele y Patrick Vieira. Doce años más tarde, también en el estreno de una Eurocopa, los responsables de que Francia posea un mediocampo que intimida en el apartado físico son N’Golo Kanté, Paul Pogba y Blaise Matuidi. Igual que sucedió hace más de una década en Lisboa, Francia necesitó el exquisito golpeo de balón de su mediapunta para superar al rival y vencer por un resultado idéntico. Zinedine Zidane hizo el 2-1 en el minuto 93 en el debut en la Eurocopa de Portugal, mientras que Dimitri Payet firmó en el 89′ un 2-1 que celebrará el país galo durante esta noche. Una noche previa a los días de reflexión (necesaria) que tendrán los franceses para valorar qué hicieron mal contra Rumanía, por qué les costó tanto y qué debe cambiar durante el próximo mes para alcanzar el título.

Dimitri Payet: “Si alguien me hubiese dicho hace un año que esto estaría pasando, le diría que está loco.”

Porque Dimitri Payet hizo lo que quiso frente al conjunto rumano. Generó ocho ocasiones de gol (el resto de futbolistas presentes en el terreno de juego crearon nueve entre todos), asistió a Olivier Giroud, fabricó las acciones más creativas de su equipo y superó a Tatarusanu al borde del pitido final, cuando Rumanía se disponía a festejar el empate. Los de Anghel Iordanescu aparcaron a un lado el miedo, el miedo de jugar ante una selección a priori superior, el miedo de jugar frente al anfitrión en el Stade de France.

Antoine Griezmann of France hits the post during the UEFA Euro 2016 match at Stade de France, Paris Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 10/06/2016 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-FEI-160610-5048.jpg
No fue el día de Antoine / Foto: Focus Images Ltd

Renunciaron al repliegue intensivo los rumanos, optaron por adelantar la línea defensiva en diversos tramos del encuentro y no se arrugaron en el centro del campo, si bien la presencia de Kanté fue un punto a favor de los galos. Por el contrario, ¿qué fue lo que no funcionó en el debut francés?

  • Antoine Griezmann
  • El proceso de creación en el medio
  • La irregularidad de Giroud
  • Fragilidad atrás

El decepcionante paso de Griezmann en los 65 minutos que permaneció en el campo parece responder a los altibajos que cualquier futbolista puede vivir. Su talento está fuera de toda duda y en el primer tiempo pudo esbozar con un par de destellos de calidad la influencia que puede llegar a tener en la producción ofensiva de los galos. Un mal día de Antoine, algo aparentemente coyuntural. Más estructural resulta todo aquello relacionado con la creación en Francia, ya que casi toda la sirvió Payet. El proceso de creación de juego en la línea medular no es un problema nuevo. Tampoco es nueva la irregularidad de Olivier Giroud. Abrió el marcador en la segunda parte, no sin antes protagonizar varias escenas de imprecisión en los últimos metros. Pese al gol, la figura de Giroud seguramente estará en entredicho durante el resto del torneo. En lo que respecta a la otra área, el pobre papel de Patrice Evra no permite vivir tranquilo a Deschamps, que asiste a los primeros pasos de la dupla Koscielny-Rami y a la desconfianza con la que se observa desde la grada parisina una zaga sin el lesionado Raphael Varane.

Deschamps sobre Pogba: “Su potencial es tan grande que puede aportar más de lo que ha mostrado esta noche.”

El partido acabó siendo lo que Payet quiso. Y por eso Francia venció.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*