Maloney golpea de nuevo

Escocia Maloney - Focus

En los últimos meses, Shaun Maloney se ha convertido en un futbolista aciago para el fútbol irlandés. El jugador de Chicago Fire, nacido en Malasia pero internacional por Escocia, volvió a golpear a la selección irlandesa con otro golazo que aleja a los de Martin O’Neill de la Eurocopa de Francia. Si ya fue el héroe escocés al anotar el definitivo 1-0 en Celtic Park el pasado mes de noviembre, Maloney volvió a aparecer en el Aviva Stadium para empatar el partido en los primeros minutos del segundo tiempo. Irlanda había sido mejor en la primera parte, pese a acercarse a la portería de Marshall a base de oleadas irregulares, y merecía el 1-0 que anotó Walters (en situación de fuera de juego) a la salida de un saque de esquina. Pero no se esperaba que Maloney clavara al fondo de la red, con efecto, suave, mediante un disparo de calidad con la izquierda, el 1-1 justo después de la reanudación para el lamento de la sección irlandesa de aficionados del Celtic a los que hizo felices hace varios años, del técnico con el que debutó en Glasgow y que posteriormente se lo llevó al Aston Villa, y de la comunidad irlandesa de su Chicago, la segunda ciudad de Estados Unidos con más población de origen irlandés.

Martin O'Neill Irlanda - Focus

Martin O’Neill, seleccionador de Irlanda. Foto: Focus Images Ltd.

La aparición de Maloney, fugaz pero decisiva, alteró el rumbo del encuentro. Irlanda necesitaba ganar para mantener sus opciones en la carrera por la Eurocopa y pugnar hasta el final por colarse entre los 3 primeros clasificados del grupo D. Generó ocasiones en la primera mitad gracias a los destellos de Hoolahan, el ímpetu de Walters por la derecha y los toques de espalda de Murphy, delantero titular en detrimento de Long en la tarde dublinesa. Sin embargo, tras el gol al público del Aviva Stadium le quedó soplar para impulsar los balones largos en busca del área rival, contener la respiración en cada centro con tensión de Robert Brady desde el lateral izquierdo y celebrar cada córner a favor como si de un penalti en el descuento se tratara.

Escocia enfrió el choque, rebajó las revoluciones y logró que las oleadas irlandesas fuesen menos frecuentes e intensas tras el descanso. El empate no le sirve para alejar a Irlanda del tercer puesto, pero mantiene la diferencia de dos puntos respecto al combinado de Martin O’Neill y se encuentra a menos de un partido de distancia de Polonia y Alemania a falta de que ambas selecciones visiten el feudo escocés. Maloney aún está a tiempo de aguar la fiesta a los dos otros países europeos con mayor presencia en Chicago.

Clasificación Grupo D
1º Polonia – 14 puntos
2º Alemania – 13 puntos
3º Escocia – 11 puntos
4º Irlanda – 8 puntos
5º Georgia – 3 puntos
6º Gibraltar – 0 puntos

Irlanda - Focus

Aficionados irlandeses después del partido. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Vi el partido en un irish pub de Barcelona. Me pareció todo muy británico añejo . El juego a balón largo, a pase fácil, aplausos a Keane cómo si fuera a resolver (excepto de los bastantes escoceses que había), etc. Pero una sensación que ante una gran selección no tienen mucho que hacer.

Deja un comentario

*