Viejos conocidos

Gales Focus

Gales y Bélgica se conocen mucho. Muchísimo, de hecho. Ambos países se enfrentaron en las dos últimas fases de clasificación para un gran torneo y protagonizaron partidos de pocos goles, cerrados, que se decidieron por detalles. El quinto enfrentamiento entre ambos en menos de cuatro años no será una excepción, pues al fin y al cabo es uno de los más importantes que han disputado en la última década. Entre la trascendencia del duelo, las características de sus futbolistas y el vértigo de estar a un paso de una semifinal histórica lo normal sería ver un choque marcado por la precaución.

Gales Hazard Focus
Gales y Bélgica ya se enfrentaron en la fase de clasificación para la Eurocopa. Foto: Focus Images Ltd.

Además, Bélgica y Gales se encontrarán con un contexto opuesto al del partido que les clasificó para los cuartos de final. Si Bélgica pudo adoptar un rol contragolpeador ante Hungría, lo normal es que se viera obligada a llevar la iniciativa ante una selección galesa que sufrió para abrir el cerrojo norirlandés. Al fin y al cabo, se miden dos conjuntos que se sienten más cómodos con espacios por delante, pero en cuyo enfrentamiento se espera que Bélgica domine el balón. Con mejores futbolistas para salir jugando desde atrás y varias piezas capaces de eliminar adversarios mediante pases o regates, el favoritismo recae en los de Wilmots y con ello, en teoría, la obligación de controlar la posesión.

“Vamos a saborear esta oportunidad, del mismo modo que hemos hecho durante todo el camino. Este es otro test descomunal y un gran reto. Nos encontramos en una gran situación. Tenemos que seguir haciendo todas las cosas que nos han llevado hasta aquí”. Chris Coleman.

Esto entraña sus riesgos ante un conjunto en el que Bale y Ramsey se sienten particularmente letales si pueden correr. Witsel y Nainggolan serán los cortafuegos para garantizar el éxito del repliegue belga, que estará algo menos protegido sin la presencia de Vermaelen, sancionado, y Jan Vertonghen, lesionado a última hora y descartado para lo que queda de Eurocopa. Wilmots no podrá contar con todo el perfil izquierdo de la zaga en el choque decisivo, precisamente el sector por el que suele merodear Gareth Bale. Esta situación obliga al seleccionador belga a apostar por el anárquico Jordan Lukaku en el lateral izquierdo, un futbolista de carácter muy ofensivo pero que a veces desprotege su espalda. En el eje de la defensa tendrá que improvisar una nueva pareja de centrales, con Ciman, Denayer o Kabasele, que todavía no ha debutado con la selección. La diferencia entre titulares y suplentes es especialmente llamativa al estar lesionados Kompany y Lombaerts, lo que deja a la zaga bastante mermada. Si Gareth Bale huele la sangre, hincará el diente.

Jan Vertonghen of Belgium crosses the ball during the UEFA Euro 2016 match at Stade de Bordeaux, Bordeaux Picture by Anthony Stanley/Focus Images Ltd 07833 396363 18/06/2016
Jan Vertonghen, baja de última hora por lesión. Foto: Focus Images Ltd.

El sector izquierdo de la zaga también es uno de los principales problemas de Gales en esta Eurocopa. La banda defendida por Neil Taylor y Ben Davies es el punto más vulnerable de la defensa galesa, pero Bélgica no parece el mejor equipo para explotarla. Thomas Meunier ha transmitido buenas sensaciones desde el lateral derecho con sus incorporaciones en ataque, pero por delante la pieza que parte desde la derecha no termina de encajar en el engranaje de Wilmots. Tanto Mertens como Carrasco son futbolistas que se sienten más cómodos con el flanco izquierdo como punto de partida, y por tanto rinden peor en el perfil asignado en Bélgica. Al fin y al cabo, Hazard es indiscutible en su zona de confort y más todavía tras la exhibición de los octavos de final.

En el extremo del Chelsea y en Kevin de Bruyne recaen las esperanzas de los belgas para desordenar un sistema defensivo galés más poblado que sólido. El combinado británico acumula a muchos futbolistas en el carril central y eso dificulta el desempeño ofensivo de sus adversarios, aunque la sensación que han dejado sus partidos es que con paciencia y fluidez tarde o temprando termina apareciendo el hueco por donde plantarse cerca del arco de Hennessey. El desequilibrio de Hazard y los pases del mediapunta pelirrojo son dos armas letales en este contexto, aunque también es cierto que hasta ahora Chester y Ashley Williams se han mostrado especialmente atentos y contundentes en casi todos los partidos. Porque Gales tiene piezas de nivel, un equipo más o menos ordenado y unas ideas de juego muy definidas que la han llevado hasta los cuartos de final en un debut histórico. No es descabellado, ni muchísimo menos, pensar que tienen herramientas para desesperar a una selección belga que ha ido creciendo con el paso de los días. Si lo logran, estarán muy cerca de las semifinales.

Al fin y al cabo, Bélgica solo ganó el primero de los cuatro duelos citados al inicio del texto.

Alineaciones probables Gales-Bélgica (21:00h)

El empate al final de los 90 minutos se paga a 3.60

Gales vs Belgica - Football tactics and formations

Las cuotas mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*