Dos colosos

Blaise Matuidi and Paul Pogba of France celebrate Dimitri Payets goal during the UEFA Euro 2016 quarter final match at Stade de France, Paris
Picture by Anthony Stanley/Focus Images Ltd 07833 396363
03/07/2016

La segunda semifinal de la Eurocopa, la que mide a las dos teóricas favoritas entre los últimos cuatro supervivientes, está llena de incógnitas por despejar. Con Alemania mermada por las lesiones de Khedira y Mario Gómez ante Italia que los apartan del torneo, con la duda del estado físico de Bastian Schweinsteiger, la sanción de Hummels y el cambio de esquema del último partido, Joachim Löw tiene muchos ítems con los que jugar en busca de una alineación que le convenza.

Artículo relacionado: Joshua Kimmich, de Pápa al Vélodrome

El problema del seleccionador teutón puede ser que tampoco sabe exactamente a qué versión de Francia se medirá. Los de Deschamps exhibieron su fútbol más brillante con Griezmann actuando de segundo punta por detrás de Giroud, con un doble pivote formado por Pogba y Matuidi sin la necesidad de que Kanté les cubriese la espalda. Ofensivamente el equipo galo fluyó, generó más ocasiones y marcó más de lo habitual, pero asimismo el rival no tenía la misma entidad que Alemania y le obligaba a llevar la iniciativa. En la semifinal, la posesión como mínimo estará discutida, si es que no la domina el combinado germano.

Head coach Didier Deschamps (left) and assistant Stephan Guy during France training at Alpenstadion, Neustift, Austria Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 01/06/2016 ***UK & IRELAND ONLY*** EXPA-SPI-160601-5142.jpg
Didier Deschamps debe optar entre el 4-4-2 y el 4-2-3-1. Foto: Focus Images Ltd.

Así pues, Kanté puede ser una buena opción para neutralizar el juego interior de Özil y permitir que Pogba, Matuidi o en su defecto Sissoko encimen a Kroos para que no tenga tiempo para pensar. A cambio, implicaría devolver a Griezmann a la banda justo en el mejor momento del colchonero en el campeonato. Griezmann estaría más alejado del área y de Giroud, que fija a los centrales y baja balones para que el “7” juegue de cara y llegue en carrera desde atrás. Por otro lado, si juega por dentro Griemzann no estará tan lejos de la portería cada vez que Francia recupere el balón y Sissoko podrá controlar mejor que él las incorporaciones de Jonas Hector por el perfil izquierdo.

“Schweinsteiger entrenó esta mañana (miércoles) al 100%. Él es muy importante en un partido por este, principalmente por su experiencia. Estará en el once inicial. Dije desde el principio que si podía formar parte del último entrenamiento jugaría. Tenemos que reemplazar a Hummels, Khedira y Gómez, y eso no es fácil. Por eso la experiencia de Schweinsteiger es aún más importante. Seremos el rival más fuerte al que Francia se ha medido hasta ahora. El partido será similar al de 2014, Francia está a un nivel muy elevado. Habrá más oportunidades que en el Alemania-Italia. Cada equipo tiene debilidades y el último partido contra Islandia fue impresionante, pero vimos un par de puntos débiles y será importante atacarlos. Pero no creo que seamos favoritos: no jugamos contra un equipo, jugamos contra un país entero”.

Joachim Löw

En Alemania, la primera duda reside en el rendimiento del sustituto de Khedira. Löw confirmó que Schweinsteiger será titular, a pesar de que llega tocado físicamente y resulta complicado que aguante todo el partido. El del Manchester United respondió mejor de lo esperado ante Italia: se le vio bastante bien en el apartado físico hasta la recta final y aportó recorrido, además de una cuota de experiencia notable, pues ha jugado todo tipo de encuentros de máxima exigencia. Sin embargo, ni sorprenderá tanto como el juventino con sus incorporaciones al ataque ni es especialmente ágil con el balón en los pies, por lo que es posible que Francia priorice tapar a Kroos y permita que Bastian juegue con algo más de libertad. Por eso no sería descabellado pensar que durante el transcurso del partido entre Emre Can, centrocampista que no ha jugado ningún minuto hasta el momento pero cuyas características encajan con lo que Löw necesita en esa parcela. El futbolista del Liverpool garantiza recorrido ofensivo, se descuelga bien en ataque, tiene buen disparo desde lejos y no escatima esfuerzos en la labor defensiva. Si el marcador es favorable podría entrar Julian Weigl, alternativa de mayor control, pues se trata de un perfil más parecido al de Kroos. Weigl ejercería de centrocampista posicional, guardaría su zona y no pisaría el área rival. Incluso podría liberar a Kroos en ataque y activarlo con sus pases, pero el Kroos de 2016 es bastante distinto al de 2014, que pisaba la frontal del área con mayor frecuencia.

Emre Can of Germany in action during the International Friendly match at Olympiastadion Berlin, Charlottenburg-Wilmersdo Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 26/03/2016
Si Schweinsteiger no se recupera, Emre Can podría ser titular. Foto: Focus Images Ltd.

Por otra parte, cabe apuntar que Can jugó más como lateral derecho que como centrocampista durante la fase de clasificación, pero entonces Löw no contaba con Kimmich para actuar en la línea defensiva. El técnico alemán también probó en algún amistoso reciente (contra Hungría, por ejemplo) a Özil en una posición más retrasada, junto a Kroos, por lo que sería una opción planteable en caso de que el partido se complicara. La espalda del doble pivote, en cualquier caso, será una zona en la que intentarán influir Payet y Griezmann, cuya sociedad entre líneas es otra de las grandes armas de los galos.

La otra incógnita es ver quién jugará en punta. Mario Götze fue la apuesta inicial de Löw, por lo que es natural pensar que la baja de Gómez obligará al seleccionador a regresar al plan inicial. Sin embargo, hay otras alternativas, como situar a Thomas Müller como hombre más adelantado y optar por un extremo en la banda derecha como Schürrle o Sané, que aportarían amplitud, regate y mayor trabajo defensivo. Sin embargo, es posible que un Götze móvil actuando como falso nueve pueda sacar a los centrales franceses de posición y generar espacios para las apariciones de Müller. Al fin y al cabo, la zaga francesa todavía no ha estado exigida por un equipo de primerísimo nivel y hasta el momento no ha parecido excesivamente fiable, lo que es perfectamente comprensible vistas las bajas en este apartado antes del torneo. Hasta ahora Müller ha firmado una Eurocopa decepcionante, muy por debajo de su nivel y con menos olfato y acierto del habitual, pero cuando peor parece que está el delantero del Bayern, cuando uno baja la guardia, aparece para decantar la balanza. Cuanto más importante sea el partido, más posibilidades hay de que esto ocurra.

“Los goles no son lo que me da energía. Quizás son la pintura de mi coche, aquello que lo hace bonito de cara al exterior. Pero es mi deseo de éxito lo que me estimula”. Thomas Müller.

Olivier Giroud of France celebrates with Antoine Griezmann and Blaise Matuidi after scoring France's first goal against Iceland during the UEFA Euro 2016 quarter final match at Stade de France, Paris Picture by Anthony Stanley/Focus Images Ltd 07833 396363 03/07/2016
Olivier Giroud y Antoine Griezmann llegan en un muy buen momento. Foto: Focus Images Ltd.

También tendrá más trabajo del habitual la zaga alemana, que no podrá contar con el sancionado Hummels. Una vez se ha instalado Kimmich en el lateral derecho, Höwedes parece el hombre de confianza de Löw para ejercer de central suplente, por delante de Mustafi. Poderoso en el juego aéreo, el del Schalke dispone de más papeletas para jugar de inicio. Alemania dejó algunas dudas en la transición defensiva en sus primeros partidos, pues la espalda de los laterales estaba especialmente expuesta en caso de pérdida, pero ha mejorado en este aspecto en la fase eliminatoria. De hecho, Alemania solo ha encajado un gol en lo que llevamos de Eurocopa, y fue producto del torpe penalti de Boateng contra Italia. Sin Hummels pierden autoridad para anticiparse a los delanteros rivales, pero al fin y al cabo siempre queda Neuer como último obstáculo cuando el contrincante logra superar traspasar el sistema defensivo teutón.

Artículo relacionado: Alemania y Francia se enfrentan por primera vez en una fase final de una Eurocopa

El recuerdo del último precedente es demasiado fresco para Francia, que afronta la semifinal con ganas de vengarse de esa Alemania que la eliminó en Brasil por culpa de los pequeños detalles. A favor tendrá a su afición y unas piernas bastante más descansadas, con menor carga después del encuentro de cuartos de final. Pero, sobre todo, Francia es un equipo que ha ido creciendo a medida que avanzaba el torneo. El equipo galo ha superado todos los escollos, con sufrimiento pero con éxito al fin y al cabo. Sus estrellas han pesado en algún momento de la Eurocopa, con Payet, Giroud y Griezmann siendo determinantes en distintos tramos y con Pogba cada vez más acertado. Comentó Sissoko en la previa del partido que Francia es ahora “un equipo más calmado que hace dos años”. Gran parte del bloque se mantiene y la experiencia acumulada les servirá de ayuda. Un gigante intentará que no sea suficiente.

Alineaciones probables Francia – Alemania (21:00h)

La prórroga se paga a 3.10

Francia vs Alemania - Football tactics and formations

 

Las cuotas mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.
Foto de portada: Focus Images Ltd

 

Related posts

1 comments

Una posibilidad interesante para mantener el esquema e incluir a Kante en el partido seria jugar con Pogba en banda, con un 4-4-2 asimetrico en el que es mas volante que extremo y puede juntar por dentro y llegar, manteniendo a Griezzman de segunda punta. No creo que se de, pero seria un termino medio curioso.

Deja un comentario

*