Más que un Bale contra Hamšík

Gales - Focus

Gales y Eslovaquia vivirán esta tarde (18:00 CEST) un partido histórico para ambos países. Los británicos debutarán en una Eurocopa y jugarán en un gran torneo 58 años después del lejano Mundial de Suecia. Por su parte, Eslovaquia debutará en una Eurocopa por primera vez como Estado independiente. Las selecciones de ambos países son dos de las beneficiadas de la ampliación a 24 de esta edición de la Euro. Y pese a que sus nombres están asociados a los de dos estrellas, Gareth Bale y Marek Hamšík, aparecen este año en el gran cartel continental por ser mucho más.

“No es un Hamšík contra Bale, es un Eslovaquia contra Gales. Y no podemos esperar más”

Marek Hamšík, centrocampista eslovaco en rueda de prensa 

“Gales no es solo Bale. Es un gran equipo. Tienen otros futbolistas top que juegan para equipos ingleses top. Bale no puede ser una gran amenaza para los rivales sin un equipo que le apoye”

Ján Kozák, seleccionador eslovaco en rueda de prensa (UEFA)

Eslovaquia al mando

La selección eslovaca se ha mostrado como un conjunto capaz de defenderle bien a España, vigente campeona del torneo, durante la fase de clasificación. No obstante, ante otros equipos de un nivel más parejo, la repre de Ján Kozák ha mostrado ser también capaz de proponer con el balón. Teniendo en cuenta que Gales sí ha hecho valer su orden, su repliegue y su contraataque para llegar hasta la Euro, todo invita a pensar en que Eslovaquia asumirá el mando hoy en Burdeos.

Pese a la escasez de laterales en la nómina centroeuropea –solo hay uno puro por cada banda con Peter PekaríkDušan Švento–, Eslovaquia suele utilizarlos para la salida de balón cuando promueve. No obstante, la intención no es que recorran toda la banda, sino que manden la pelota hacia dentro saltándose la línea del doble pivote. Allí ningún ocupante luce por sus pases. Por ello, los laterales buscan que entren en juego los hombres de tres cuartos de campo: Marek Hamšík, algo más adelantado que en el Napoli; y los dos volantes, con una manifiesta tendencia a conducir hacia dentro tras recibir también por dentro. Atendiendo a los ensayos de Kozák, Vladimir Weiss y Róbert Mak desbordarían hoy junto a Hamšík en la búsqueda de un punta móvil que poco se parece al legendario y lesionado Robert Vittek (máximo goleador de la historia de Eslovaquia). Ese punta es Michal Ďuriš, un ‘9’ moderno y de espacios que puede resultar ideal contra la típica defensa de 5 de Gales.

Vladimir Weiss Eslovaquia Focus
Weiss apunta a la titularidad en la banda izquierda del ataque eslovaco. Foto: Focus Images Ltd.

La selección de Chris Coleman probablemente no cuente de inicio con su mediocentro habitual: Joe Ledley. Pese a que se rompió la pierna hace un mes, ha apurado su recuperación para ir convocado a Francia y podría incluso disputar hoy unos minutos. Sin el centrocampista del Crystal Palace, el campeón de la Premier League Andy King (Leicester City) se perfila como titular junto a Joe Allen. El del Liverpool se encargaría de la vigilancia defensiva pero King, menos dado a defender, podría quedar expuesto ante Mak, Hamšík y el llegador Juraj Kucka, que sube a patear desde la medular. A mayores, Ďuriš podría interactuar por esa zona izquierda de la defensa galesa en la que Ben Davies, lateral del Tottenham, acostumbra a jugar de central zurdo. Eslovaquia podría saturar a Gales en ese espacio. Y ese podría ser su punto débil en su debut en Burdeos.

Los flancos galeses

Gales podría minimizar la amenaza eslovaca sobre King con sacrificio colectivo. El buen repliegue es la principal baza que ha permitido a los dragons llegar hasta la Eurocopa de Francia. Ante una Eslovaquia que le encargaría a los laterales sacar la bola, es fácil imaginarse a Aaron Ramsey (siempre mediapunta en la selección) cayendo al perfil izquierdo y a Gareth Bale moviéndose hacia el flanco derecho. En lugar del 5-2-1-2 habitual, Gales taparía –con el Ramsey más mediocentro y con el Bale solidario ‘de Zidane’ a los laterales eslovacos desde el inicio de sus jugadas. Hal Robson-Kanu, delantero poco puro, se uniría al centro del campo para defender en una Gales muy comprimida.

Gales Coleman Focus
Chris Coleman dirige a una Gales compacta que se estira por las bandas. Foto: Focus Images Ltd.

El plan de ataque de los de Coleman pasaría en ese caso por el robo y el contraataque; por un kick and rush que es menos kick con la intervención para el pase de Joe Allen. No obstante, el rush es indiscutible en la idiosincrasia de esta Gales. Y las carreras las ponen más jugadores además de Gareth Bale. Concretamente, los futbolistas que ocupan los flancos, zonas del campo por las que emana el peligro del dragón y por donde se determinará el partido de esta tarde. Los carrileros, Chris Gunter y Neil Taylor, saldrán disparados por los costados conduciendo la pelota o buscando a Bale y a un Robson-Kanu que suele caer hacia el perfil que sea necesario. Además, Coleman propulsa habitualmente a Taylor con la ya mencionada ubicación de Ben Davies como central izquierdo. La archiconocida potencia de Bale y la velocidad de los carrileros de Gales generan jugadas de gol. Además, Ramsey está siempre en tres cuartos para aportar ese detalle técnico que ningún otro atacante galés es capaz de aportar. De sus apariciones también salen ocasiones y buenas faltas a favor, en las que Gales tiene buenos y potentes servidores, además pillería para el remate.

En general, Gales es un conjunto que ataca por fuera y que no se sabe inferior pese a tener posesiones cercanas al 20%. Y a eso se aferra para sacar algo positivo ante Eslovaquia, que es favorita pese a que el central o lateral del Dinamo Moskva Tomáš Hubočan es duda por unas molestias en un talón.

Alineaciones probables: Gales – Eslovaquia, 18:00 CEST

Que Eslovaquia puntúe se paga a 1.42 euros en bwin
Alineaciones probables del Gales-Eslovaquia
Las cuota mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*