La felicidad es el triunfo en la noche de Budapest

8082264985_8890b0cb41_k

Noruega no tiene margen de maniobra, necesita encontrar fórmulas para traspasar la defensa de la selección húngara si quiere comprar su billete para la Eurocopa de Francia; así de simple y así de complejo se presenta el escenario para los vikingos si atendemos a lo plasmado sobre el césped el pasado jueves en Oslo (0-1) en un encuentro plano que dejó al descubierto las limitaciones de la propuesta del seleccionador escandinavo, Per-Mathias Høgmo. Incapaz de encontrar respuestas tácticas para desarbolar un entramado defensivo sólido pero carente de individualidades de nivel capaces de responder en situaciones límite, el ex técnico del Djurgårdens IF no se mostró demasiado autocrítico tras la evidente decepción: “Hemos jugado un buen partido. Tuvimos un comienzo fantástico en el que creamos una doble oportunidad. Por desgracia, no estuvimos acertados en el área. Les dije a los jugadores que este tropiezo debe motivarles para lo que tienen que hacer en tres días”. En cualquier caso, los futbolistas noruegos tienen condiciones para resolver con acciones individuales la falta de continuidad en el juego y, de este modo, remontar la desventaja mínima; pero de nada servirá limitarse a colgar balones frontales ante Hungría si Richárd Guzmics y Ádam Lang no cometen errores groseros y Gabor Kiraly se mantiene firme bajo palos frente a las acometidas de un Alexander Søderlund habitualmente impreciso en el remate cuando se enfunda la camiseta de su país. En la ida, Per Ciljan Skjelbred abandonó la banda derecha para ayudar por dentro a Tettey y Johansen en la construcción de juego y tan solo la profundidad de Omar Elabdellaoui desde ese mismo costado causó problemas al combinado dirigido por Bernd Storck. La complementariedad de ambos y su buena química sirvió de justificación a Høgmo para prescindir de Odegaard “porque la mejor posición de Martin es la de extremo derecho y no tenía motivos para cambiar nada en esa zona del campo”. Tanto Elyounoussi como el niño prodigio del Real Madrid Castilla podrían colarse en el once titular si su seleccionador opta por variar el guión.

En Hungría nadie se confía, menos aún tras perder para este duelo a su faro en el centro del campo, Gera, por acumulación de cartulinas amarillas. Sin él, los magiares se quedan sin una pieza indispensable en su esqueleto, pues Zoltán es uno de los pocos futbolistas del combinado nacional con talento para bajar las pulsaciones del equipo cuando la pelota quema y el rival ahoga. Mientras Storck medita cómo solventar este grave contratiempo, el país vive con ansiedad las horas previas al choque: no disputan una Eurocopa desde 1972 y un empate les garantizaría la presencia en la cita continental del próximo verano, pero las precauciones son extremas porque ya saben lo que es quedarse con la miel en los labios. Una sucesión de resultados en su contra les privó del pase directo a la fase final: “Se pasaron dos días sufriendo al frente del televisor, rezando para que España no perdiera en Ucrania y que Letonia les hiciera un favor ante Kazajistán para que no importase lo que sucediera en el partido de Turquía. No les salieron los números y perdieron la oportunidad de ir a la Eurocopa de forma directa como la mejor tercera de grupo. Nunca fue tan amargo disputar una repesca desde que Hungría dejó de ser grande”.

Aunque recuperan a Roland Juhász, sancionado en Oslo, la buena actuación de Lang en tierras noruegas invita a pensar que Hungría formará con la misma pareja de centrales. Más dudas despierta el lateral izquierdo, ya que Attila Fiola (Puskás Akadémia) ha sido sometido a un test médico de última hora -sin especificar el motivo- y su presencia es dudosa (fuente: Nemzeti Sport Online). En la línea de medios Storck podría introducir más cambios además del estrictamente necesaria -sustituir a Gera-. Tanto Ádám Nagy como Ádám Pintér, compañeros de Zoltán en el Ferencváros, tienen papeletas para colarse en un once que salvo sorpresa de última hora mantendrá el 1-4-1-4-1 de la ida.

Bernd Storck: “Noruega todavía es la favorita. Tiene muy buenos jugadores. Necesitamos jugar como lo hicimos en la ida o tendremos problemas. Estamos en una situación favorable porque hicimos un gran trabajo para el fútbol húngaro, pero queremos continuar con esta dinámica y para eso necesitamos clasificarnos. Queremos demostrarlo el domingo”.

Alineaciones probables: Hungría-Noruega, 20:45h (horario peninsular)

Noruega vs Hungria - Football tactics and formations

Foto de portada: Moyan Brenn / Flickr.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*