Suecia necesita el récord de Zlatan

Daryl Murphy of Republic of Ireland and Zlatan Ibrahimovic of Sweden during the UEFA Euro 2016 match at Stade de France, Paris
Picture by Anthony Stanley/Focus Images Ltd 07833 396363
13/06/2016

Para muchos, la leyenda de Zlatan empezó hace doce años contra Italia. Fue un tacozano tremendamente plástico en el minuto 85, en un córner lleno de rebotes, que ese delantero sueco grandullón que acompañaba a Larsson y Ljungberg coló por la escuadra. Unos días más tarde, Dinamarca y Suecia empatarían a dos y los italianos se quedarían fuera en la fase de grupos de la Eurocopa. Es justo reconocer que Zlatan ya había participado en el Mundial de 2002, torneo en el que disputó un par de partidos saliendo desde el banquillo, y que en el Ajax ya empezaba a firmar acciones de genio del balón que daban la vuelta al mundo a pesar de que todavía no existiese Youtube. Incluso había disputado unos cuartos de final de la Champions. Sin embargo, en mi memoria el primer flash de Zlatan es ese remate acrobático contra los italianos y su inmediato fichaje por la Juventus lo que me hizo reparar en él.

En esa Eurocopa de 2004, Zlatan anotó sus dos primeros goles en un torneo con el que mantiene una relación especial. El sueco ha anotado un par de goles en las tres Eurocopas en las que ha participado (6 en total) y esta tarde se puede convertir en el primer futbolista que marca en cuatro ediciones consecutivas si bate a Italia. El registro lo puede compartir con Cristiano Ronaldo, que tampoco mojó en su debut frente a Islandia. A tres dianas de Zlatan queda la histórica cifra de Michel Platini, máximo goleador en la historia de la competición con 9 tantos. Un aliciente más que atractivo para uno de los delanteros con más ego del planeta.

Zlatan Ibrahimovic and team mates of Sweden celebrate their equaliser during the UEFA Euro 2016 match at Stade de France, Paris, France. Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 13/06/2016 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-160613-0241.jpg
Zlatan Ibrahimovic. Foto: Focus Images Ltd.

Zlatan y Buffon son los únicos supervivientes de ese precedente de 2004, con el permiso de un Källstrom que entró desde el banquillo esa noche y que puede caerse del once ante el combinado transalpino. Mucho deberá mejorar Suecia si quiere inquietar a una Italia que se mostró especialmente sólida en el debut, preparada para neutralizar a uno de los rivales de mayor potencial ofensivo a título individual pero de peor funcionamiento colectivo. Suecia tiene a Ibra, pero también puso de manifiesto muchos de sus problemas a la hora de llevar la iniciativa frente a Irlanda, que anuló al elenco nórdico durante largas fases del partido. Los jugadores suecos nunca ofrecieron opciones de pase para progresar por dentro, Forsberg y Larsson apenas participaron por fuera e Irlanda se impuso en la mayoría de segundas jugadas. Ante el esqueleto defensivo de la Juventus vestido de azul, Suecia necesita que el engranaje funcione muchísimo mejor. Quizás la solución sea acompañar a Zlatan con Guidetti, un punta algo más ágil que pueda moverse más para desplazar a los centrales y alterar roles con Ibra, o activar la banda izquierda de Martin Olsson y Forsberg contra Candreva y Barzagli, uno de los puntos menos sólidos del entramado defensivo italiano.

“Un único partido no puede cambiar la actitud de los chicos que entreno. Todavía no hemos hecho nada, estamos con los pies en el suelo. Debemos ser equilibrados, estar preparados y concentrados en nosotros y clasificarnos para octavos, que es nustro primer objetivo”. Antonio Conte.

Además, Italia no tendrá ningún reparo en ceder la iniciativa si lo considera oportuno. La Azzurra ya ha ganado el partido más complicado, frente a Bélgica, y es Suecia quien debe dar un paso al frente si quiere acercarse a los octavos de final. Italia goza de la paciencia necesaria para esperar sin el balón durante largas fases del choque para golpear en el momento en el que adversario baje la guardia y penalizar cualquier error del oponente en la fase de elaboración. Los problemas pueden llegarle al combinado italiano cuando le toque proponer, cuando el marcador les sea desfavorable y les obligue a imaginar líneas de pase imposibles en la mitad de campo rival. Si el debut hubiese sido contra Irlanda, por ejemplo, quizás el sabor de boca en los transalpinos sería distinto.

Italia. Foto: Focus Images Ltd.
Italia empezó la Eurocopa con buen pie. Foto: Focus Images Ltd.

Por eso, si el funcionamiento de la defensa italiana es idéntico al debut y Suecia no mejora sus prestaciones, lo lógico es pensar que tarde o temprano los de Conte se terminarán imponiendo en el marcador en un partido farragoso. Aunque si Zlatan agarra el toro por los cuernos, demuestra la personalidad y el liderazgo que se le exige a un futbolista de su categoría, la calidad para decantar un choque ante un rival de primerísimo nivel la conserva. Aunque lo veamos con cuentagotas, como demuestran sus últimos partidos de eliminatorias de Champions League con sus distintos equipos. El material inflamable está ahí. Solo falta que alguien encienda la chispa. Que se lo pregunten a Dinamarca.

“No debemos centrarnos en lo que no debemos hacer, sino en lo que podemos lograr como equipo. Tenemos que ser muy efectivos. Probablemente no gozaremos de muchas oportunidades, así que debemos aprovechar las que tengamos. Esperamos que Italia tenga algo más el balón. Correremos mucho, pero también tenemos que usar nuestras cabezas”. Erik Hamrén.

Alineaciones probables Italia-Suecia (15:00h)

El gol de Zlatan Ibrahimovic durante el partido se paga a 3.00 euros en bwin

Italia vs Suecia - Football tactics and formations

Las cuota mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*