Solo unos croatas amenazaron a los croatas en San Siro

FIL ITALY CROATIA 30

La Italia de Conte sobrevivió. En San Siro, fue dominada por una Croacia orgullosa, altiva. Una Croacia valiente que se estrelló contra la última línea defensiva italiana. Un dominio por momentos frustrante, pues los croatas salieron de San Siro con un 65% de posesión y pocos disparos a puerta. Al final, su único gol fue un disparo de Perisic que Buffon se comió de forma incomprensible.

Italia llegaba magullada. Conte miraba los asientos del autocar camino de San Siro y no encontraba caras conocidas. Tenía las bajas de Barzagli, Bonucci, Astori, Ogbonna, Pirlo, Verratti, Florenzi, Giaccherini, Abate, Osvaldo…incluso Balotelli, llamado a filas por primera vez con Conte de seleccionador y ausente por problemas físicos. Conte quiso salir con su 5-3-2 de siempre. Y no le salió. De Rossi, el día que cumplía 100 partidos con la selección, fue un bombero en el centro del campo, con Marchisio perdido persiguiendo rivales y Candreva liderando algún ataque interesante, aunque incapaz de dar estabilidad a un equipo siempre dominado por los croatas.

Italia-Croacia

Croacia mordió en la salida de balón italiana y quiso que se jugara siempre en la mitad de campo rival. Modric lideraba la salida de balón, con Rakitic por delante, muy activo. Y Brozovic madurando detrás. El único mérito italiano fue aislar a Mandzukic, apagado, y evitar centros hacía la cabeza del delantero del Atlético. Italia paso de ser dominada a dejarse dominar, incapaz de disputar la pelota a una Croacia que perdió un poco el control cuando se lesionó Modric. Al final del primer tiempo, Italia respiró un poco. Aunque después del descanso Rakitic lució galones y el asedio continuó. La lesión de Modric llegó en el mismo minuto que se lesionó Pasqual. En su lugar entró Soriano, el debutante de la Sampdoria, situado por la derecha con De Sciglio modificando su banda. En los croatas, Modric cedió el lugar a un Kovacic que, jugando en su estadio, no brilló. Se puso por detrás del punta, con Rakitic de general, detrás. Si primero el partido lo dominó un madridista, luego lo dominó un barcelonista.

Y eso que Candreva había marcado su primer gol con la selección en la primera aproximación italiana. Zaza luchó la pelota y el centrocampista de la Lazio no falló con un certero disparo, sumándose a la lista de goleadores del equipo de Conte (8 goles y 7 goleadores distintos). Zaza e Immobile salieron como delanteros y parecían pollos sin cabeza. Corrían arriba y abajo, intentaban entrar en contacto con la pelota, pero eran islas solitarias. Conte no tardó en mandar al tapete verde sus sustitutos: Pellè y un El-Shaarawy que no jugaba de azul desde la Copa Confederaciones del 2013.

Italy v Croatia UEFA Euro 2016 Qualifying

Conte no terminó de dar con la tecla ante Croacia. Foto: Focus Images Ltd.

Pero si Croacia vio peligrar el partido fue por culpa de sus hinchas, que no dejaron de lanzar petardos y bengalas. Hasta en dos ocasiones el colegiado Kuipers paró el partido. Los jugadores llegaron a retirarse a los vestuarios hasta que volvió la calma a las gradas, cuando ya se había anunciado en tres ocasiones, en croata, que si seguían los incidentes, los croatas podrían ser sancionados con la pérdida del partido. Sólo unos croatas brutos pusieron en peligro el partido jugado por unos croatas bellos y altivos. Un equipazo que dominó el partido, jugando como un gigante en un estadio histórico, contra una Italia pequeña, llorando sus bajas. Conte, inquieto, modificó su sistema y apostó por un 4-4-2, aunque al final su equipo fue un 4-1-4-1. Así El Shaarawy pudo tocar la pelota un poco, aunque la última ocasión fue una contra de Perisic. Conte tocó las teclas buscando soluciones, pero la pelota siempre fue croata. Croacia tenía calidad. Italia, sin Pirlo y Verratti, no.

Al final, el empate deja a los dos rivales liderando el grupo por delante de los noruegos. Y como los búlgaros pincharon en casa contra Malta, el punto es más valioso para los dos.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

Tiena una excelente pinta Croacia; ahora, más madura, más consolidada y más competitiva. Sorprende el nivel con el que dominó el partido.

Tiene muchísima calidad en todas sus líneas y muy buen recambio también, porque los jugadores jóvenes que están entrando en las convocatorias también son muy buenos. La incorporación de Brozovic en el mediocampo ha sido importantísima y le da un plus enorme al nivel del mediocampo (comparativamente con el del mundial…).

El único que me genera ruido es Olic; no creo que tenga la frescura y calidad para generar cosas importantes.. es una posición que deberán mejorar.

Sobre Italia, me da la sensación que con Conte han involucionado en todos los sentidos, juegan realmente muy mal. Lo de Prandelli, más allá del resultado del mundial, era algo muchísimo más atractivo. Creo que se precipitaron demasiado con su salida.

es vergonzosa la permisividad que la uefs tiene con la hinchada croata formada por ustachas neonazis a los k se permite todo, a serbia por lo de albania mucho menor le hacen jugara puerta cerrada y la dejan sin puntos. croacia los ultras mimados de la uefa

Deja un comentario

*