Viejos fantasmas

Manager of Slovenia, Srecko Katanec during the UEFA Euro 2016 Qualifying match at Wembley Stadium, London
Picture by Richard Calver/Focus Images Ltd +447792 981244
15/11/2014

Turquía y Eslovenia sufrieron grandes decepciones en el tiempo de descuento de la séptima jornada de la fase de clasificación para la Eurocopa 2016 y ocupan ahora la cuarta plaza en sus respectivos grupos. Les queda aspirar a la repesca, y para ello se presentan decisivos los choques que las enfrentan en la octava fecha de competición a los equipos que tienen inmediatamente por encima. Los de Fatih Terim reciben hoy domingo (18:00) en Konya a Países Bajos, que acude a la cita tan deprimida como su adversario. Los de Srecko Katanec deberán redescubrir la magia de su estadio talismán en Maribor el próximo martes (20:45) para superar a una Estonia que los ha adelantado y que vuelve a soñar con una clasificación histórica gracias a los trallazos de Konstantin Vassiljev.

Técnicamente, tanto Turquía como Eslovenia dependen de sí mismas para alcanzar el tercer puesto y además reciben a sus más directos adversarios en su feudo. Sin embargo, la moral está por los suelos en ambos lugares porque ya saboreaban una situación mucho más ventajosa, con la clasificación directa incluso como objetivo. Los mazazos frente a Letonia y Suiza, respectivamente, les hicieron recordar viejos fantasmas del pasado y algunos de los capítulos más dolorosos de su historia futbolística.

Fatih Terim of Turkey during the International Friendly match at the Aviva Stadium, Dublin Picture by Lorraine O'Sullivan/Focus Images Ltd +353 872341584 25/05/2014
Fatih Terim habrá tenido que trabajar mucho el aspecto psicológico tras el gol de Letonia en el descuento. Foto: Focus Images Ltd.

A Turquía, el gol del empate de Valerijs Sabala en el 91′ le hizo viajar en el tiempo hasta 2003, cuando en una de las eliminatorias más sorprendentes de las fases previas de las Eurocopas, Letonia la eliminó en una repesca a ida y vuelta que encumbró a Maris Verpakovskis como a la gran figura del fútbol báltico de inicios del siglo XXI.

Artículo relacionado:

Aleksandrs Starkovs recordó para MarcadorInt aquella hazaña letona de 2004 

En esta ocasión, Letonia no se jugaba ni por asomo tantísimo como doce años atrás. Pero aún cuando no tienen opciones de clasificación, las selecciones pequeñas saben que deben pelear por los puntos para mejorar su coeficiente y optar a sorteos más asequibles en el futuro. Quizá por ahí se explica el empeño que los bálticos pusieron en amargarle la fiesta a una Turquía que sabía que Países Bajos estaba perdiendo en casa ante Islandia y que en caso de ganar acabaría la jornada tercera a pocos días de recibir al cuadro de Danny Blind. Con 0-0, Letonia estuvo a punto de adelantarse en el marcador con una impresionante acción individual de Artürs Karasausks que sacó de la línea Hakan Balta. A los pocos minutos, Selçuk Inan parecía asegurar los tres puntos para el conjunto de Terim, pero los turcos no supieron amarrar la ventaja en el escaso cuarto de hora que quedaba para el final. Ahora se ven obligados a ganar a Países Bajos esta tarde en un duelo al que los neerlandeses acudirán sin Robben (lesionado) y sin Martins Indi (sancionado).

Artículo relacionado:

Seis citas clave en la octava jornada del camino a Francia 2016

Eslovenia no partía ni mucho menos como favorita en Basilea ayer por la noche, pero cuando se vio 0-2 arriba en el minuto 75′ es evidente que no esperaba acabar perdiendo el partido. El joven Breel Embolo tuvo bastante que ver con el cambio de escenario que se vivió en ese trepidante cuarto de hora final, aunque la jugada más bella de la noche la fabricaron precisamente tres ex jugadores del FC Basel que coincidieron en la época más dorada del conjunto de Saint Jakob’s Park: maravilloso pase al espacio de Granit Xhaka, delicioso envío atrás al primer toque de Xherdan Shaqiri y finalización también sin parar la pelota de Valentin Stocker. Era el 2-2, y aunque luego Kurtic tuvo una contra para devolverle la ventaja al cuadro de Katanec -en una acción en la que Eslovenia reclamó un más que posible penalti sobre Kampl-, el técnico de Ljubljana debió acordarse en esos minutos de tormenta de aquel famoso partido de Charleroi en la Eurocopa del 2000, cuando él mismo dirigía al país más occidental de los balcanes en su primera gran cita. Aquel día de debut, Eslovenia se encontró ganándole a Yugoslavia en el minuto 60 por 0-3 con una actuación estelar de Zlatko Zahovic. El adversario, que pese a su nombre sólo representaba ya a las repúblicas de Serbia y Montenegro, estaba además con un jugador menos. Pero se sobrepuso a las adversidades y acabó empatando el encuentro con tres goles en seis minutos. Aunque Katanec ayer por la noche parecía haber recibido el golpe de su vida, su rostro desencajado era sólo producto del dolor. No de la sorpresa. Este tipo de cosas ya le habían sucedido.

¿A quién dan favorita las casas de apuestas en el Turquía-Holanda? ¡Consulta las cuotas en este enlace y aprovecha el bono de 50 EUROS* para nuevos usuarios abriéndote una cuenta en bwin!

*Bono sujeto a términos y condiciones. MarcadorInt advierte que este mensaje publicitario va dirigido a mayores de 18 años y recomienda jugar siempre con responsabilidad.

Related posts

Deja un comentario

*