Un clásico de esta era

Sergio Ramos of Spain (4th right) fools around pictured during Spain training at Stadium de Toulouse, Toulouse, France.
Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd 07814482222
12/06/2016

Asumidas las consecuencias de tropezar en Burdeos frente a Croacia, la selección española comenzó a trabajar en la Isla de Ré, su cuartel general durante esta Eurocopa, ambicionando dos objetivos: reducir (o evitar) los problemas defensivos y de concentración que se manifestaron ante los croatas, así como recuperar el nivel de juego exhibido durante la primera hora ante Turquía. Porque si España cumple esas dos premisas hará que las opciones de éxito italiano mengüen.

Pensará Italia, mientras tanto, que ellos necesitan tres cosas para triunfar en estos octavos de final: aprovecharse de una selección española que no alcance todo su potencial, seguir siendo impecable en el apartado defensivo y obtener ventaja en algún contragolpe o acción a balón parado. Porque transmite la escuadra de Antonio Conte esa sensación de déficit en cuanto al talento ofensivo, más aún tras conocerse la baja de Antonio Candreva para esta cita en Paris. Candreva estaba siendo uno de los mejores futbolistas de Italia, quizás solo superado por Leonardo Bonucci en cuanto a prestaciones durante la Euro. La obligación de Conte de reemplazar al mediocampista de la Lazio no implicaría, a priori, una modificación en el dibujo táctico, puesto que su lealtad al 3-5-2 (o 5-3-2) juega a favor de Florenzi y De Sciglio, dos candidatos a ocupar los carriles en el once inicial -sin descartar otras opciones como Matteo Darmian-. Todos los futbolistas elegidos por Conte tratarán de acompañar lo mejor posible a la gran fortaleza de esta escuadra: Buffon y la ‘BBC’ de la Juventus. Su entendimiento y sus condiciones hacen de Barzagli, Bonucci y Chiellini los tres futbolistas de campo en los que más fe tiene la azzurra.

Italia causó muy buena impresión en el 2-0 ante Bélgica / Foto: Focus Images Ltd
Italia causó muy buena impresión en el 2-0 ante Bélgica / Foto: Focus Images Ltd

Fue Bonucci el responsable del error desde los once metros la última vez que estos dos países se enfrentaron en la fase final de un torneo. En 2013, durante la Copa Confederaciones, Italia sucumbió en la tanda de penaltis contra España en la semifinal. Había transcurrido un lustro desde aquel famoso España-Italia de Viena en el que el rumbo del fútbol español comenzó a cambiar definitivamente. Más recientes son los últimos duelos, ambos en el marco de la Eurocopa de 2012, donde debutaron con un nuevo enfrentamiento entre ellos y se cerró la competición con el contundente 4-0 que proclamó en Kiev a España una vez más como campeona de Europa. Esta vez el mayor reto de España será descifrar la fórmula para romper el fantástico terceto defensivo del que presume Italia. ¿Con ‘9’ o con falso ‘9’? Vicente Del Bosque parece predispuesto a no alterar los onces iniciales de la fase de grupos.

Gianluigi Buffon: “Álvaro [Morata] es un jugador joven, pero tiene un don que tienen los mejores. Siempre brilla y siempre marca en los partidos importantes y lo está haciendo en esta competición.”

Es ya un clásico de esta era. Y no transcurrirá mucho tiempo hasta que ambos crucen sus caminos de nuevo. Será el próximo mes de octubre en Turín, ya que España e Italia comparten el mismo grupo en la fase de clasificación para el Mundial de Rusia 2018.

Pero esa es otra historia. Antes está lo de Saint-Denis.

Alineaciones probables: España–Italia, 18:00h

La victoria de España se paga a 2.15 euros en bwin
Italia vs Espana - Football tactics and formations
Las cuotas mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*