Una victoria balsámica

Wayne Rooney & Juan Mata of Manchester United during the Barclays Premier League match against Hull City at Old Trafford, Manchester
Picture by Andrew Timms/Focus Images Ltd +44 7917 236526
29/11/2014

El Manchester United ganó y convenció contra el Feyenoord en Old Trafford. En una situación comprometida a nivel clasificatorio -una derrota les eliminaba de la competición- los red devils firmaron una de las mejores actuaciones de la temporada. No solo el resultado, contundente, fue redondo, sino que también varios de sus atacantes se reencontraron consigo mismos, exhibiendo unas prestaciones notables.

Manchester United 4 (Rooney 35′, Mata 69′, Brad Jones pp. 75′, Lingard 92′)
Feyenoord 0

Manchester United vs Feyenoord - Football tactics and formations

La titularidad de Mkhitaryan, anunciada de forma velada por Mourinho en la previa, fue la gran noticia del once titular del Manchester United. Desde que fuese sustituido en el descanso del derbi de Manchester, el centrocampista armenio solo había disputado media hora ante el Fenerbahçe, en la Europa League, y había sido un descarte habitual en la mayoría de encuentros. Sin embargo, ante el Feyenoord tuvo la oportunidad de jugar de inicio y la aprovechó. El ex de Borussia Dortmund se mostró muy activo desde el primer instante. Partiendo desde la banda izquierda, apareció por dentro, pisó área, remató en situación de peligro, se asoció con sus compañeros y trazó buenos movimientos en campo rival. Mkhitaryan fue creciendo con el paso de los minutos y exhibió una motivación por ganarse el puesto que seguramente lo devolverá a los planes de José Mourinho.

Mourinho dio la titularidad a Mkhitaryan. Foto: Focus Images Ltd.
Mourinho dio la titularidad a Mkhitaryan. Foto: Focus Images Ltd.

Wayne Rooney fue el otro gran nombre propio de la goleada mancuniana. El capitán local firmó una actuación soberbia en la mediapunta. Participó en los dos primeros goles, anotando el primero y regalando el segundo a Mata, y se mostró especialmente inteligente en los movimientos entre líneas. Rooney interpretó a la perfección lo que pedía cada jugada y se entendió a la perfección con Zlatan Ibrahimovic. El delantero inglés compensó todos los movimientos del sueco, por lo que a menudo ocupaba el área cuando Zlatan bajaba a recibir de espaldas al arco rival. De hecho, en los dos goles en los que participa Rooney es Ibrahimovic quien filtra el pase al espacio para el desmarque del inglés. Asimismo, Rooney también abrió a menudo la puerta para los movimientos interiores de Mata y Mkhitaryan, cayendo a banda para arrastrar a algún rival.

Los actores secundarios rayaron a buen nivel. Pogba y Carrick sacaron el balón jugado con fluidez, dinamizando las posesiones mancunianas, Mata aportó su habitual dosis de clase entre líneas y Zlatan también tuvo su cuota de protagonismo en el tercer tanto, en el que centró para el autogol de Brad Jones. Cabe apuntar que al Manchester United le costó arrancar y que Sergio Romero evitó el 0-1 en un contragolpe visitante en el primer tiempo, pero más allá de esta ocasión el Feyenoord apenas pudo desplegarse al contragolpe. El United funcionó a rachas en las que achuchaba a los neerlandeses en el primer tiempo, pero tras el descanso avasalló al Feyenoord, en un asedio constante que derribó cualquier atisbo de resistencia visitante con el segundo tanto y que no terminó en una goleada aún mayor por el acierto de Brad Jones en el arco visitante. Con sumar un punto en su visita al Zorya Luhansk en la última fecha el Manchester United garantizará su pase a dieciseisavos de final.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

4 comments

A mí el partido de Zlatan Ibrahimovic -dejando de lado su influencia en los goles- me ha dejado algo frío. Ayudó jugando de espaldas, pero le vi algo lento en movimientos en espacios cortos. Por otra parte, qué decisión ha mostrado Marcus Rashford tras su ingreso. Verticalidad pura.

Coincido en parte. Creo que Zlatan anduvo algunos peldaños por debajo de Rooney, Mkhitaryan y quizás Pogba, pero creo que su partido deja varias lecturas positivas. Apareció en tres goles, que no es poco, y él necesitaba volver a sentirse productivo. Y luego, a pesar de su lentitud, creo que mezcló bien con los movimientos del equipo.

Me gustó bastante. Dentro de que dado su potencial hay que exigirle más, pero no se escondió, pidió la pelota y participó a menudo en el juego. A veces buscó demasiado el disparo lejano en situaciones no demasiado claras, pero creo que estuvo mejor que en varios de los partidos que le he visto esta temporada.

Deja un comentario

*