Trémoulinas es Alberto Moreno e Iborra es Rakitic

Sevilla Iborra www.sevillafc.es

Ivan Rakitic y Vicente Iborra, coincidiremos en ello, no se parecen casi en nada. Mientras uno es afamado por su elegancia con la pelota y su enorme capacidad para filtrar últimos pases, al otro siempre se le ha catalogado -y con razón- como un futbolista potente, físico, de virtudes más relacionadas con la contundencia y el trabajo defensivo que con cualquier tipo de cualidad que le permitiera ser desequilibrante en ataque. Sin embargo, Unai Emery ha logrado algo parecido con ambos: ha aumentado su rendimiento y su importancia en el Sevilla a partir de adelantar su posición y situarlos por delante de dos medios centros. Lo de Rakitic resultó menos sorprendente: el talento se le había adivinado siempre, pero su escasa aportación defensiva y sobre todo su tendencia a asumir riesgos con la pelota en una zona comprometida invitaban a reubicarlo como media punta. Con Iborra, admitámoslo, nunca lo hubiéramos imaginado. Es más: cuando lo vimos en el Bernabéu el pasado 4 de febrero desaprovechar múltiples ocasiones claras de gol en el partido de Liga ante el Real Madrid llegamos a pensar que si Unai hubiese colocado en esa posición a un hombre con un mayor ratio de acierto en la finalización seguramente habría sacado algún punto en vez de haber perdido por 2-1. Un mes y medio después, el técnico de Hondarribia ha vuelto a recordarnos por qué él es entrenador y nosotros no.

Real Madrid Sevilla Carvajal Denis Suárez FocusUnai Emery empezó la temporada con Denis Suárez en la media punta, pero ha acabado recurriendo a Iborra para llenar el hueco dejado por Rakitic en esa demarcación (Foto: Focus Images Ltd).

Muchas veces comentamos ya que el nuevo Unai Emery, el que se replanteó a sí mismo tras la aventura fallida de Moscú y tras unos inicios difíciles en Nervión, ha basado gran parte de su éxito en fortalecer la zona central con dos medios centros más físicos y liberar por completo al media punta. Atrás quedan aquellos tiempos en los que Tino Costa se ofrecía como acompañante del pivote en el Valencia para facilitar una salida limpia desde la base, o esos en los que Rafael Carioca iba a buscar el balón entre los dos centrales abiertos del Spartak. Es cierto que en varios partidos de Liga en los que el rival es conservador Unai sigue utilizando esa estrategia con Éver Banega -la permuta que realiza el argentino con Krychowiak según si el equipo defiende o ataca es otro movimiento táctico interesantísimo-, pero ya hace tiempo que en las eliminatorias de todo o nada, en ese escenario de tensión extrema y margen ínfimo para el error, su columna vertebral la forman casi siempre dos jugadores que puedan darle solidez y puedan ayudar a mantener un número suficiente de futbolistas por detrás del balón cada vez que los laterales se incorporan. Ayer, en la victoria por 2-1 ante el Villarreal que certificó el acceso a los cuartos de final de la Europa League, no estaban ni el polaco ni el rosarino. La tentación de retrasar a Iborra y darle la media punta a un hombre más creativo como Reyes o Denis Suárez podía estar ahí. Habría sido, de hecho, jugar con una estructura parecida a la que le había dado tantos triunfos con Rakitic en el ejercicio pasado. Sin embargo, es muy probable que Unai asocie en gran medida la mejoría de su equipo en las últimas semanas a ese cambio de piezas y vea ciertos paralelismos con el crecimiento brutal del Sevilla a mediados de la pasada campaña cuando también adelantó al croata. Así que mantuvo a Iborra por detrás del nueve. Juntó a Carriço y a M’Bia en el doble pivote y recurrió una vez más a Kolodziejczak para formar la pareja de centrales con Nico Pareja.

SEVILLA 2-1 VILLARREAL: FORMACIONES INICIALES

Sevilla vs Villarreal - Football tactics and formations

¡Puedes leer aquí el análisis de todos los partidos de octavos de la Europa League!

Unai ha acabado recurriendo a Iborra en la media punta tras probar en esa demarcación a Denis Suárez en el inicio de la temporada y a Banega en este segundo tramo de curso. Pese a ser ambos bastante más parecidos a Rakitic que el valenciano, no acabaron de darle lo que él perseguía y decidió optar por un futbolista radicalmente opuesto pero que le entregaba otras cosas: una presión intensa sobre la salida de balón del rival, un recurso para utilizar el juego directo con su altura (a lo Marouane Fellaini en el Manchester United y anteriormente en el Everton) y una potencia de tiro formidable para aprovechar rechaces muertos en la frontal del área. En la ida ganó dos balones aéreos que supusieron dos goles en momentos cruciales (en la primera acción del encuentro y justo después de que el Villarreal recortara diferencias). En la vuelta estuvo a punto de inaugurar el marcador con un disparo desde media distancia en el primer tiempo y lo acabó haciendo en el segundo culminando un contragolpe cuando el equipo de Marcelino García Toral ya se había ido hacia arriba con todo exponiéndose de manera lógica (quedaba menos de media hora y necesitaba tres goles).

¿Quién ganará la Europa League? ¡Consulta aquí las cuotas de los ocho supervivientes!

Si para sustituir a Rakitic Unai ha tenido que tirar de originalidad, para reemplazar a la otra gran venta del pasado verano, Alberto Moreno, ha aprovechado el acertado trabajo de la secretaría técnica. Monchi le dio a Benoît Trémoulinas la oportunidad en una gran liga que el menudo lateral izquierdo francés venía reclamando desde sus memorables campañas con aquel Burdeos de Laurent Blanc que ganó la Ligue 1 y accedió a los cuartos de final de la Champions League. Por alguna razón, mientras los otros grandes protagonistas de esa gesta en la Gironda firmaban por clubes prestigiosos -para acabar estrellándose luego, dicho sea de paso-, Trémoulinas permanecía en Burdeos y su talento quedaba escondido en la mediocridad de la media tabla francesa, enterrado por el declive de un conjunto que sin Blanc, Chamakh y Gourcuff nunca recuperó el mismo nivel. Suponemos que en verano de 2013, cuando aceptó marcharse al Dinamo Kiev, aquella debió ser la mejor oferta en términos económicos. No lo fue, sin embargo, para relanzar una carrera que amenazaba con pasar a la historia sólo recordada por aquellos que asistimos atónitos a la revolución de Burdeos que acabó con la tiranía del Lyon en la liga francesa. Un lustro después, Monchi aprovechó la devaluación en el mercado de un lateral que jamás perdió su finura y su rapidez. Tras acabar la pasada temporada cedido en el Saint-Étienne, el Dinamo entendió que no le sacaría demasiado rendimiento ya y lo vendió al Sevilla por dos millones y medio de euros. Un año antes, los ucranianos habían pagado cuatro más (6’5) al Girondins. Era cuestión de tiempo que Trémoulinas se hiciera con la titularidad en ese lateral zurdo, por mucho que las lesiones le impidieran tener continuidad en el arranque de su carrera en Nervión. Le ocurre a este remplazo lo contrario que al de Rakitic con Iborra: Trémoulinas es más exquisito y preciso que Alberto Moreno, pero menos potente en lo físico. Que sus centros casi siempre van donde él quiere quedó demostrado anoche una vez más: con un Villarreal ya diezmado por la expulsión de Eric Bailly y buscando desesperadamente dos goles para forzar la prórroga, el internacional francés mandó el balón a la cabeza de Denis Suárez para que no hubiera ninguna duda acerca de la presencia del campeón en los cuartos de final de la Europa League.

Lecturas recomendadas:

La transformación de Unai Emery

Aquel Burdeos de Blanc

Foto de portada: www.sevillafc.es
Las cuotas mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.

Related posts

9 comments

Hola Axel. Ahora que han llegado los cuartos de final tanto en Champions como en Europa League, y que las grandes ligas ya parecen más o menos encarriladas (si no quién va a ser el campeón, al menos sí quién va a estar en la pelea) creo que sería bastante divertido para el debate que los autores de MI hicierais un XI de los mejores jugadores la actualidad europea. Aquí dejo el mío, aunque para hacerlo más interesante dejaré fuera a los que aparecieron en el mejor XI de la FIFA. Un saludo.
Courtuois;Zabaleta,Boateng,Pepe,Alaba;Matic,Pogba,Isco,De Bruyne;Kane

Por no repetir (o lo menos posible):
De Gea
Ivanovic, Chielini, Godín, Alaba
Pogba, Matic, Isco, Hazard
Tévez, Muller

Me encanta leer tus artículos, objetividad pura y un entendimiento del fútbol brutal. Hoy se leerá en la prensa Española sobre la suerte que ha tenido el Sevilla y lo bien que ha jugado el Villarreal (Como siempre pasa cuando jugamos contra equipos Españolas, que casualidad), cuando no tienen ni idea que la posesión y las bicicletas a lo cristiano no lo es todo en el futbol, que en el 90% de los casos equipos igual de trabajados y enchufados que el Sevilla acaban pasando las eliminatorias. Unai le ha dado un bano a Marcelino

A mi el sistema ,me parece mas a la posición de sami kedira en la Alemania campeona del mundo , lo fellaini es un recurso a la desperada de van gal

Deja un comentario

*