Diez minutos de desconexión condenan al Athletic en Nicosia

Photos from the UEFA Champions League game between APOEL Nicosia and Chelsea.
30 Septermber 2009

El APOEL certificó la eliminación europea del Athletic Club en un partido marcado por el opuesto ratio de acierto de ambos equipos. Como ya ocurrió la semana pasada en San Mamés, el equipo chipriota se mostró mucho más certero de cara a puerta y transformó sus ocasiones de gol en los momentos decisivos, mientras los vascos fueron incapaces de rematar a su contrincante cuando parecía noqueado. El Athletic firmó una primera mitad notable y generó un buen puñado de ocasiones clamorosas en la primera mitad, pero una vez más el APOEL resistió en las fases de mayor incertidumbre y castigó con puño de hierro cada error de la zaga vasca. En el partido de vuelta le bastó con asestar un par de golpes decisivos en los primeros diez minutos del segundo tiempo. Los goles de Soteriou y Gianniotas fueron tan dolorosos que dejaron al Athletic sin capacidad de reacción a pesar de jugar la media hora final con un hombre más.

APOEL 2 (Soteriou 46′, Gianniotas 53′)
Athletic Club 0

Athletic vs APOEL - Football tactics and formations

Pocos podían imaginar un desenlace así cuando el árbitro señaló el final de la primera mitad. El Athletic resistió el arreón inicial del APOEL, que salió decidido a remontar la eliminatoria bajándose al barro y proponiendo un partido duro, incómodo para el Athletic. El elenco chipriota presionó arriba, ganó metros con relativa facilidad a través de constantes balones largos hacia los dos puntas y bombardeó el área vasca con centros desde los flancos. Cuando no tenía el balón, los jugadores locales mordían, en un encuentro marcado por el contacto y la fricción que no concedía al Athletic ninguna posesión cómoda y por supuesto tampoco larga.

Los de Ernesto Valverde tardaron un cuarto de hora en serenarse para empezar a juntar pases en campo rival. Amenazó Iñaki Williams con dos carreras supersónicas al contragolpe para poner a prueba a Waterman y poco después se sumó Beñat, que intentó sorprender al portero neerlandés con un lanzamiento de córner directo que casi se cuela por la escuadra. El Athletic metió el miedo en el cuerpo del APOEL, que fue reculando, y entonces emergió la figura de Muniain. Como en la ida, el “10” del Athletic ejerció de mediapunta a pesar de partir desde la banda izquierda, y se juntó con Raúl García y Williams. El navarro se convirtió en un socio para todos sus compañeros, pues siempre era una opción de pase más o menos cómoda. A pesar de la incertidumbre del marcador, muy ajustado a tenor de lo exhibido por ambos equipos en los primeros 135 minutos de eliminatoria, las sensaciones que transmitía el Athletic no eran negativas.

ASDASD. Vinicius.
Vinicius, centrocampista del APOEL. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

En la primera jugada del segundo tiempo todo cambió. Nada más sacar de centro, el APOEL anotó y dio un vuelco a la eliminatoria. El equipo chipriota tardó 20 segundos en perforar el arco de Iraizoz, impotente ante un inverosímil remate de Soteriou, que se anticipó a Etxeita para rematar un centro desde la banda izquierda de Efrem. De golpe el APOEL despertó y elevó sus prestaciones, en una réplica mejorada del arranque del primer tiempo. Con el apoyo del público del GSP Stadium, en trance tras el 1-0, el equipo rebosaba confianza y pronto encontró el segundo tanto. Balenziaga abrió la puerta del área en un intento fallido por anticipar un pase a Gianniotas y el extremo griego provocó un penalti del zaguero visitante que él mismo se encargaría en transformar. Tras una primera mitad en la que pudo marcar varios goles, el Athletic se encontró en el minuto 55 necesitando anotar dos dianas para comprar el billete para los octavos de final.

No solo el Athletic no logró empatar el partido, sino que tampoco anduvo cerca. A pesar de la ingenua expulsión de Soteriou en el minuto 65, en una falta tan torpe como innecesaria para un futbolista que ya tenía una tarjeta amarilla, el APOEL no sufrió. El equipo chipriota se replegó cerca del área, con orden, y esperó bajo el liderazgo de un Merkis inmenso en la protección del área. Cuando más necesitaba el gol, al Athletic le faltó mordiente. Sin Aduriz, lesionado, el equipo vasco recurrió al canterano Asier Villalibre, que jugó la recta final del encuentro como delantero centro, pero ni siquiera fue capaz de asediar al campeón chipriota. Ni siquiera le inquietó, una muestra frustrante de impotencia. En el día menos oportuno el APOEL puso en evidencia las carencias de un Athletic que ha practicado un fútbol irregular a lo largo de toda la temporada.

Athletic vs APOEL - Football tactics and formations

No obstante, el juego ofensivo no fluyó y los intentos del Athletic se redujeron a las aventuras individuales de Iñaki Williams e Iker Muniain, que pidieron el balón pero intentaron hacer la guerra por su cuenta, cayendo a menudo en la exasperación. Solo en el tiempo de descuento el Athletic generó ocasiones realmente peligrosas, pero ya era demasiado tarde para evitar la temprana eliminación europea a manos de un APOEL que compitió de maravilla y que supo defenderse con un hombre menos. Con la clasificación para los octavos de final el equipo chipriota sigue ampliando su libreto de hazañas europeas. Tras disputar los cuartos de final de la Champions League en 2012, el APOEL disputará por primera vez los octavos de final de la segunda competición continental.

Foto de portada: George M. Groutas.

Related posts

1 comments

Bueno… ahora procede la cantinela de aquellos que siempre dicen que a la Premier le falta calidad por resultados como estos. Habría que decir que en España, salvando los cuatro grandes, el resto no se sabe a qué juegan… que serían equipos de segunda en otro país y tal… O que el Atletic está más centrado en sus ¿objetivos? nacionales, que la Europa League no interesa…
O quizás es que nosotros no somos tan buenos y los demás no son tan malos como pensamos…

Deja un comentario

*