Así jugaron los equipos españoles en la 3ª jornada de la Europa League

Vadillo espera ser tan decisivo como en la ida (Foto: http://www.realbetisbalompie.es).

Recién sobrepasado el ecuador de la Fase de Grupos de la UEFA Europa League, los tres representantes españoles ocupan puestos de clasificación para los Dieciseisavos de Final en sus respectivos grupos. En esta tercera jornada, el joven y alternativo Valencia se ha impuesto por goleada a un muy mal Sankt Gallen, el Real Betis ha conseguido una importante victoria ante un Vitória de Guimarães que visitaba el Benito Villamarín como líder del grupo y el Sevilla FC ha sumado un punto en un encuentro difícil en casa del replegado Slovan Liberec.

El equipo de MI encargado de la segunda competición continental resume así los tres encuentros:

Valencia CF 5–1 Sankt GallenA los jóvenes les gusta la fiesta

La reacción valencianista en la Liga se había visto frenada y el tropiezo ante la Real Sociedad volvió a instalar miradas de desconfianza en el entorno del conjunto de Mestalla. Miroslav Djukic entendió que, tras probar muchas cosas, quizá lo mejor sería encomendarse al descaro de los post-adolescentes talentosos, por aquello de que la presión no va con ellos. Por aquello de que son más las ganas de gustar y agradar, de que es más el estímulo de demostrar que ellos son mejores que los que juegan, que no el miedo a fallar. Al menos, así lo pareció en la victoria por 5-1 ante un Sankt Gallen que defendió muy mal y que no se pareció en nada al equipo que tan buena impresión había dejado en Swansea. Sólo su lateral zurdo albanés Lenjani, enormemente desequilibrante cada vez que sube al ataque, estuvo a la altura de las circunstancias. En realidad, fue un partido de zurdos. De Cartabia, de Canales, de Piatti, de Bernat… Pero también de diestros, porque Alcácer, con el 1-0, reaccionando rápido para golpear un balón que venía rebotado, nos recordó que su mayor virtud es la determinación y que posee aquel instinto rematador que no se entrena: se tiene o no se tiene. El partido iba 4-0 a la media hora y podría haber acabado en una goleada de escándalo si hubiese sido necesario. Que no se le reste mérito al brillante partido de los young-djuka-boys: esto, al Sankt Gallen, no se lo hicieron ni el Spartak, ni el Swansea ni el Kuban Krasnodar.

Axel Torres

Real Betis 1–0 Vitória de GuimarãesEl primer gol oficial de Vadillo, balsámico para el Betis

betis1
Foto: www.realbetisbalompie.es

Con un gol que vale más que tres puntos, Vadillo ha conducido hacia la victoria a un Betis que no fue superior al Vitória de Guimarães durante el cómputo global del partido. En una primera parte con demasiado miedo a perder y poco ritmo, los verdiblancos apenas inquietaron la meta contraria. Sólo a pies de Jorge Molina en las postrimerías. El Vitória, sin asediar a Andersen, sí desplegaba una sensación de mayor solidez y domino sobre el terreno. Ya en la segunda mitad, el gol de Vadillo –tras una magnífica combinación con Verdú– dotó de mayor seguridad y confianza al equipo de Mel. Fueron los mejores minutos de un Betis más replegado, intenso y dominante aunque no exento de sufrimiento en defensa. Sobre todo en los compases finales, donde los pupilos de Rui Vitória apretaron y exigieron al meta danés. Hasta el punto de fallar un gol prácticamente a puerta vacía y con Andersen batido. Sin embargo, tanto Cedrick como Chuli también pudieron sentenciar a la contra. El míster luso achacó la diferencia a la ‘falta de eficacia’ y tal vez no le falte razón tras un encuentro donde lo mejor fue el resultado cosechado por el Betis. Un triunfo vital para serenar el futuro más próximo, justo lo que necesitaba. Más allá del liderato que le otorga, compartido con el Olympique de Lyon, en un grupo más igualado de lo previsto.

Dani Fernández

Slovan Liberec 1–1 Sevilla FC Sin profundidad costó atravesar el muro

El Sevilla FC ha logrado llevarse un punto de su visita al Slovan Liberec. El empate obtenido por los de Unai Emery es muy valioso por cómo fue el guion del encuentro. Los locales, como acostumbran en los últimos tiempos ante equipos superiores, cedieron el balón y se replegaron de forma muy marcada en un 4-5-1, con la esperanza de marcar en un contraataque o tras una pérdida. El Sevilla, que tiene en la enfermería a sus interiores/mediapuntas (Rakitić, Trochowski, Marin), no era capaz de construir ni de profundizar ante el infranqueable muro checo. Su abundante posesión era intrascendente y se desesperaba buscando el área del Slovan (principalmente por la banda de Navarro y Perotti). A los 20 minutos, un balón largo y una combinación rápida –habilitada por Cala– permitieron al Slovan adelantarse con el gol de su trabajador punta Rabušic. Los sevillistas no encontraban la forma de generar ocasiones. El reloj corría en su contra y Emery optó por utilizar un doble ‘9’ con Bacca y Gameiro juntos en el área rival. Un contragolpe a 13 minutos del final unió al francés con el colombiano, que fue derribado fuera del área por el portero checo Kovář. Roja directa y alguna facilidad extra para encontrar espacios con un jugador de campo menos en el bando blanquiazul. En los últimos compases del partido, Gameiro consiguió zafarse del central Kelić y asistir a Víctor Machín para el 1-1 definitivo, que satisface a un Sevilla mermado, atascado y muy poco profundo.

David Fernández

Deja un comentario

*