Atravesar el muro del Slovan

Foto: www.sevillafc.es.

Sevilla FC y Slovan Liberec se ven las caras en el Ramón Sánchez-Pizjuán para la disputa del cuarto partido de la Fase de Grupos de la UEFA Europa League. Desde que se enfrentaron en Liberec hace 2 semanas (1-1), ambos equipos han experimentado rachas negativas (de diferentes magnitudes) en sus respectivos campeonatos domésticos, las cuales provocan que ambas escuadras lleguen tocadas a un partido que consideran importante. La única combinación matemática posible en el grupo H en este jueves europeo pasa por una victoria de los de Nervión, que combinada con un empate entre el GD Estoril Praia y el SC Freiburg le daría el acceso matemático al Sevilla FC a los Dieciseisavos de Final.

Sevilla FC

El equipo de Unai Emery es el que más problemas ha tenido en las últimas semanas de entre los dos contendientes. Atraviesa un momento de crisis de juego y de resultados que está generando las primeras dudas serias sobre el proyecto del primer Sevilla post-Navas y Negredo. El equipo marcha 14º en la tabla con solo 4 puntos de diferencia con el colista y el objetivo, a priori, es acabar en posiciones europeas. Consiguió ganar en casa a CA Osasuna ayudado por una expulsión (2-1), pero continuó su racha de más de 13 meses sin ganar en La Liga como visitante cayendo en casa del Real Madrid CF (7-3) y tropezó el pasado sábado contra un buen Celta de Vigo (0-1). En los mencionados encuentros como local, Emery empleó un 4-4-2 con Bacca y Gameiro juntos en la delantera. La falta de puntería del francés, que tiende a atacar los espacios y acabar las jugadas por su cuenta, y la desaparición del colombiano ante la ausencia de un mediapunta con quien asociarse fuera del área, han provocado el descontento del técnico vasco. Las molestias del ex del PSG hacen que las dudas sobre el dibujo sean escasas para el partido ante el Slovan Liberec, en el que seguramente se vuelva al 4-2-3-1 clásico tras probar un 3-4-3 en Valladolid y Madrid.

Sea cual sea el esquema, los de Nervión agradecen la presencia de Ivan Rakitić cerca del área rival. El croata puede ser de gran utilidad para superar el repliegue del conjunto checo, aunque Emery sigue insistiendo en colocarlo de mediocentro en el doble pivote (y no de interior), lo cual le obliga a multiplicar esfuerzos para aparecer en ataque y supedita la continuidad del juego interior a la inspiración de mediocentros puros como Mbia o Cristóforo (que por sus roles naturales es escasa). La ausencia de interiores en la plantilla tras la salida de Kondogbia impiden que sea viable colocar a Rakitić en la media punta, como en un tramo ante el Celta de Vigo. El doble pivote, compuesto por dos perfiles de ‘5’, no fue capaz de encontrarlo. Si se confirman los rumores de que el capitán va a rotar puede que el equipo (al igual que pasó en Liberec) se atasque cerca de los tres cuartos de campo, no encuentre espacios y dependa de su juego exterior, probablemente encargado a dos laterales y dos volantes suplentes (Navarro, Perotti, Coke y Reyes).

Foto: www.sevillafc.es.
Foto: www.sevillafc.es.

La enfermería del Sánchez-Pizjuán se va vaciando. Para este partido estarán ausentes Marko Marin (isquiotibiales) y los lesionados de larga duración Cheryshev (bíceps femoral) y Cicinho (rodilla). Gameiro, que acabó con molestias ante el Celta de Vigo, y Pareja, que entrenó por separado este miércoles, son duda. Federico Fazio se ha recuperado de su lesión en el tobillo y podría ser titular en el eje de la zaga, aunque su estatus oficial es el de “duda” y podría incluso caerse de la convocatoria final. Las rotaciones europeas de Emery ya son clásicas en Sevilla, y se espera que por ellas la defensa y los costados sean completamente nuevos con respecto al once desplegado el sábado. Las dudas están en el centro del campo. Mbia, expulsado en el Bernabéu, no podrá jugar ante el RCD Espanyol el domingo, lo que aumenta sus opciones de titularidad ante el Slovan Liberec. Su acompañante puede ser Rakitić u otro mediocentro puro como Iborra o Cristóforo. La media punta es otra demarcación dudosa. A ocuparla optan Trochowski (jugador de tres cuartos para Emery) y Rabello, difuminado en el partido de la República Checa. Jugadores como Víctor Machín, Alberto Moreno o Jairo, con muchos minutos en las últimas semanas, previsiblemente tendrán descanso.

Slovan Liberec

La racha del equipo de los Sudetes entre el 1-1 ante el Sevilla FC y el día de hoy es negativa, aunque menos que la que ha atravesado el conjunto hispalense en ese mismo periodo. Perdieron en el último tramo de partido 2 puntos (1-1) como locales ante el líder de la liga checa, el AC Sparta Praha, y el sábado pincharon –también en casa– ante el recién ascendido Znojmo (0-0), colista de la clasificación. Ni el equipo ni el técnico Jaroslav Šilhavý padecen presión, pues son 4º clasificados, rozan los puestos europeos (2 puntos), tienen a 4 puntos de distancia al segundo clasificado FC Viktoria Plzeň y tienen opciones reales de clasificarse para los Dieciseisavos de Final de la UEFA Europa League.

El cuadro blanquiazul no ha variado en las últimas dos semanas su esquema de 4-3-3, que se convierte sin balón en un defensivo y sólido 4-1-4-1 o 4-5-1. Al igual que en el partido de Liberec, se espera que los de Šilhavý se replieguen en el Ramón Sánchez-Pizjuán para atascar al Sevilla FC y hacer daño en contragolpes o explotando las bandas. Casi con total seguridad no habrá ninguna presión a la salida de balón de los sevillistas. El Slovan asume en partidos así (como el de Friburgo) que no va a tener posesión ni va a llevar la iniciativa. Su propuesta, pues, volverá a ser la misma que hace dos semanas: aguante defensivo con un esfuerzo elogiable de todo el colectivo en el repliegue, balones largos al trabajador punta Michael Rabušic y jugadas por las bandas que acaben en centros al área del veloz congoleño Dzon Delarge (extremo diestro que juega por la izquierda) o en internadas del técnico Josef Šural (volante derecho), que se perfilan como titulares por delante de Frýdek y Kalitvinstsev. Sus debilidades, por extensión, serán también las mismas: la basculación excesiva en el repliegue, que puede ser explotada por Reyes, Perotti, Víctor Machín y Jairo; el corto recorrido de los laterales, que hace menos peligrosos los contragolpes (aunque ayuda a cerrar defensivamente las bandas); y la pérdida de importancia en ataque –por el sacrificio defensivo– del centrocampista de más nivel del equipo, el interior ucraniano cedido por el Dynamo Kyiv Serhiy Rybalka.

Šilhavý tiene disponible a casi toda su plantilla tras haberse acabado la sanción del mediocentro ghanés Sackey y tras haberse recuperado de sus molestias el volante Frýdek. La única ausencia será la del portero titular Přemysl Kovář, expulsado en la ida. El eslovaco Lukáš Hroššo estará entre palos en el Sánchez-Pizjuán. Tras haber cometido un par de fallos en los últimos minutos del encuentro de hace dos semanas, Šilhavý decidió darle la titularidad el pasado sábado ante el Znojmo para que llegase con cierto ritmo de alta competición al encuentro. Es la única variación esperada con respecto al once de gala, pues a diferencia de lo que hizo el SC Freiburg en su visita a Sevilla, no se espera que el equipo checo rote. Menos aún siendo segundo clasificado en el grupo.

Onces previstos en el Sevilla FC – Slovan Liberec

Deja un comentario

*