Aubameyang por dos veces

Aubameyang Borussia Dortmund Gabon Focus

No sabemos si Tuchel ha destapado un potencial que estaba algo oculto o ha conseguido elevarle a un trance en el que su confianza desafíe su verdadero nivel, pero lo cierto es que lo de Pierre – Emerick Aubameyang lleva tiempo siendo un auténtico escándalo. Sabíamos que era brutalmente rápido, incisivo y eléctrico, pero las cosas que lleva haciendo el gabonés de un tiempo a esta parte le convertirían en un jugador estelar hasta con un físico normalito. Combinaciones a ritmos salvajes, sensibilidad asociativa de crack, entendimiento global del juego… El partido de White Hart Line sirvió para poco más que para confirmar que estamos ante uno de los jugadores de la temporada en el fútbol europeo. Aunque no dispute la máxima competición del continente. Así de bueno es.

35 goles en 40 partidos es un ritmo goleador que habla por sí sólo. Es justo reconocer que es el indiscutible punta de lanza de un equipazo de fútbol que ataca muchísimo, pero también lo es afirmar que lo suyo no es sólo empujarla. Ante un Tottenham que salió con una actitud verdaderamente admirable, ofreciendo competición como si las opciones de clasificación fueran otras, tardó 33 minutos en gritarle que ni soñara con la proeza de levantar un 3-0 con una acción de superclase: un ajustado disparo al palo largo del portero desde 30 metros ante el que nada pudo hacer Hugo Lloris. Ni siquiera eso impidió que los de Pochettino, que salían con un once esta vez sí plagado de titulares, perdieran la cara al partido, pero fue inevitable que aquello desinflara lentamente la tensión competitiva. Auba pudo engordar su cifra goleadora poco antes del final y Son marcarle otra vez un gol a un rival que se le da especialmente bien antes de que finalizara una eliminatoria que se había decidido en la ida. ¿Por qué entonces, con las opciones intactas, Pochettino alineó un once plagado de suplentes y en la vuelta, prácticamente sin opciones, decidió en la vuelta contar con la gran mayoría de sus figuras? Aquello no se entendió.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*