Benteke se reivindica

Christian Benteke of Liverpool in action against Rubin Kazan during the UEFA Europa League match at Anfield, Liverpool.
Picture by Michael Sedgwick/Focus Images Ltd +44 7900 363072
22/10/2015

Un penalti provocado, un gol fabuloso y uno anulado. La participación de Christian Benteke en el partido que ha clasificado al Liverpool para la próxima ronda de la Europa League ha sido decisiva. El belga remontó al Girondins y selló el 2-1 en una noche que vuelve a añadir datos y conclusiones en los planes de Klopp. Con Sturridge lesionado en el entrenamiento del día anterior -aún no se conoce el alcance de sus molestias en el pie- y con Coutinho de baja para el duelo frente a los franceses, el Liverpool salió con Benteke como nueve en solitario. Esta simple decisión cambia los planes en no pocas cosas, a bote pronto porque su dinamismo es menor que el que puede ofrecer Firmino en esa posición, que comenzó como mediapunta. De hecho, Klopp eligió un 4-2-3-1 con Ibe y Milner en las bandas y Allen y Lucas en el centro del campo. La principal diferencia del cambio de esquema se pudo comprobar en la presión, pues si en el Etihad (4-3-3) vimos cómo los tres de arriba iban a la búsqueda del balón porque tenían otros tres por detrás, ante el Girondins no fue tan marcada porque sólo había dos por detrás cubriendo un perímetro mayor del terreno de juego. Es decir, si Benteke, Ibe, Milner y Firmino actuasen con la mentalidad del día del Etihad, Allen y Lucas quedarían expuestos. En el segundo tiempo, Emre Can entró por Allen, Lallana por Firmino y Origi, en el descuento, por Ibe: todos y cada uno de ellos cambios de hombre por hombre que en ningún momento modificaron el sistema.

Las variantes ofensivas de Klopp: Tan cierto es que el ex del Aston Villa, cuyo precio fue de 32 millones de libras, no ofrece tanto sacrificio defensivo a la hora de recuperar el balón como que su mera presencia en el campo sirve para que los ‘reds’ respiren con tranquilidad si se ven bajo presión, pudiendo mandarle balones largos para que los baje y se ganen metros.

El gol de Benteke demuestra que es un delantero con más que juego aéreo. Recibió de lado, se acomodó el balón al primer toque con el interior y girándose hacia la portería remató con violencia. Durante el reinado de Klopp, Benteke ya suma 3 goles y ha repartido 2 asistencias. Los tantos llegaron todos como suplente hasta el del Girondins (Southampton y Chelsea), por lo que será interesante ver qué senda escoge el técnico alemán para recibir al Swansea el próximo fin de semana. Antes, Milner había convertido un penalti sobre el belga. Esta reacción llegó tras el gol de Saivet de falta, a quien Mignolet regaló una falta indirecta dentro del área por aguantar demasiado tiempo con el balón en las manos. El Liverpool terminó colgado de su portería en el último cuarto de hora, debido a la necesidad de los franceses, ya eliminados.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*