Berizzo y Beauvue rescatan a un Celta superior

Eduardo Berizzo quiere que su equipo sea fiel a su estilo. Foto: Richard Calver/Focus Images Ltd.

El guión de un partido de fútbol encierra giros retorcidos difíciles de explicar. El Celta avasalló al Krasnodar en una primer mitad marcada por la movilidad de sus hombres de ataque: Pione Sisto amedrentaba a su par con picaduras en forma de recortes y fintas, Aspas se dejaba ver entre líneas mientras Wass liberaba el carril derecho para facilitar las incorporaciones al ataque de Hugo Mallo, y Guidetti rápidamente recogía el testigo de los mediapuntas acudiendo con convicción a la zona de remate. Movía tan rápido la pelota el equipo de Berizzo que su rival se limitaba a capear el temporal esperando el resquicio apropiado para asomar la cabeza. Ante semejante vendaval, los rusos se apelotonaron alrededor de la meta defendida por Kritsyuk y fiaron toda su suerte a la falta de puntería local. Sucede que en ocasiones lo más primitivo también da frutos sabrosos: los lanzamientos vigueses se sucedieron como tiros al aire y los primeros síntomas de desesperación comenzaron a aflorar. Incapaces de plasmar en el marcador su evidente superioridad, los celestes afrontaron el paso por los vestuarios con la sensación de estar desaprovechando la ocasión de dañar a un conjunto menos exuberante que el Shakhtar.

Celta de Vigo 2 (Wass 50′, Beauvue 89′)
Krasnodar 1 (Claesson 56′)

RC Celta vs FC Krasnodar - Football tactics and formations

El Celta no logró trasladar al marcador las situaciones ofensivas generadas con mimo, y por el contrario sí obtendría el premio del gol tras disminuir su control sobre la pelota. Empezaba a entrar en contacto con el esférico el elegante Claesson, la individualidad más potente de cuantas dispuso Shalimov anoche, cuando Wass puso en ventaja a los suyos merced a un potente golpeo de libre directo ejecutado desde unos 30 metros. El trallazo del danés atravesó el área por delante de Guidetti y la presencia del punta sueco confundió a Kritsyuk, incapaz de proteger su palo con decoro. Lo más difícil parecía en el bolsillo: adelantarse ante un rival contemplativo que no había puesto en apuros a Sergio; pero el escenario mudó repentinamente. El Krasnodar encontró a Wanderson y entre el brasileño y Claesson silenciaron Balaídos. El sueco, delicioso en todos y cada uno de sus movimientos con balón, superó a la defensa del Celta cambiándose la pelota de pie en una baldosa para acto seguido firmar las tablas definiendo con un toque sutil de exterior.

Celta Vigo players celebrates the second goal during the La Liga match at Mestalla, Valencia Picture by Maria Jose Segovia/Focus Images Ltd +34 660052291 20/03/2016
Wass, autor del primer gol, en una imagen de archivo.
Foto: Maria Jose Segovia/Focus Images Ltd.

El golpe fue doloroso para un Celta superior en todos los aspectos del juego menos en la definición. O al menos suficientemente contundente para que los futbolistas lo pagasen durante unos minutos. Berizzo lo percibió e intentó mover ficha ipso facto: Jozabed y Beauvue saltaron al terreno de juego con la misión de servir de flotador al que agarrarse para recuperar sensaciones. En la práctica, el objetivo no era otro que meter el partido en la máquina del tiempo y rescatar lo mucho que el cuadro vigués había propuesto hasta el 1-0. Los celestes crecieron pasito a pasito hasta plasmar de nuevo una versión aceptable del estilo que los ha llevado a hacerse con un nombre en el continente. Aunque todo queda en un segundo plano cuando el broche final se sale de lo común. Como queriendo recompensar el largo trabajo de recuperación de Beauvue, apartado de la actividad viguesa durante el último año tras sufrir una grave lesión, el fútbol le brindó al punta una ocasión de oro para marcar un antes y un después en su trayectoria en Balaídos. El ex del Guingamp pisó el área cuando el reloj del colegiado consumía los últimos compases de la contienda y logró impactar con su cabeza un centro medido de Hugo Mallo. Para alegría de Balaídos, no perdonó.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*