Celta-Genk: una juventud insultante

genk-foto-www-rsca-be

Tanto Celta como Genk disputan una eliminatoria que pasará a la historia para la entidad vencedora. Ni gallegos ni belgas han superado nunca los cuartos de final de una competición europea. Es particularmente llamativo el caso del cuadro flamenco, pues ha ido superando rondas con sigilo. Fue primero en uno de los grupos más difíciles de la primera fase, en el que superó a Athletic Club y Sassuolo, equipos a priori por encima de su nivel. Y luego se ha plantado en los cuartos de final tras eliminar a dos rivales de perfil más o menos bajo como el Astra Giurgiu o a sus compatriotas del Gent, aunque a pesar de su poco nombre habían apeado a West Ham y Tottenham en rondas anteriores.

Pero más allá de la trayectoria del Genk en la Europa League 2016-17, lo que más llama la atención es la apuesta por la juventud en una temporada convulsa. El arranque liguero del conjunto blanquiazul fue tan malo que le costó el puesto a Peter Maes, a quien no le valió el buen hacer en el torneo continental ni el prestigio adquirido en el modesto Lokeren (con el que ganó dos veces la Copa) para mantener su cargo. En su lugar, de manera sorprendente, el Genk contrató en enero a Albert Stuivenberg, que nunca había asumido la responsabilidad de un banquillo profesional en solitario. Ayudante de Van Gaal en el Manchester United, Stuivenberg había hecho carrera antes trabajando en la cantera del Feyenoord y con las selecciones sub-17 y sub-21 de los Países Bajos. El trabajo con los futbolistas más jóvenes se convirtió en su principal aval para que el Genk apostara por Stuivenberg, en un movimiento pensado para potenciar a la entidad blanquiazul a medio y largo plazo. En su cantera se formaron De Bruyne, Benteke, Courtois y en los últimos años también han hecho fortuna vendiendo a futbolistas jóvenes que llegaron a Bélgica siendo desconocidos, como ejemplifican Wilfred Ndidi, Leon Bailey o Sergej Milinkovic-Savic.

Wilfred Ndidi of Leicester City (centre) celebrates after scoring during the Premier League match at the King Power Stadium, Leicester Picture by Andy Kearns/Focus Images Ltd 0781 864 4264 01/04/2017
Wilfred Ndidi abandonó el Genk para fichar por el Leicester en el mercado invernal. Foto: Focus Images Ltd.

A pesar de que Leon Bailey y Wilfred Ndidi abandonaron la nave en el mercado invernal, dejando entre ambos una cifra cercana a los 30 millones de euros, el Genk parece no haberse resentido de dos traspasos tan importantes. Sin el extremo jamaicano el conjunto blanquiazul ha perdido desequilibrio en tres cuartos, pero ha crecido en otras zonas del campo. Esto va relacionado con la llegada del adolescente noruego Sander Berge, que se ha hecho con un puesto en la medular tras la venta de Ndidi. De forma inesperada, el Genk ha encontrado una sociedad en el centro del campo formada por Berge, Malinovskiy y Pozuelo que le permite someter a los adversarios mediante el balón. El equipo ha perdido a un referente ofensivo, pero ha evolucionado a nivel de juego.

Es esta mejoría la que ha impulsado al Genk hacia los cuartos de final de la Europa League con un equipo insultantemente joven en el que su futbolista más veterano en el once titular no suele superar la frontera de los 25 años. El orden de Berge, mediocentro posicional muy inteligente en la lectura del juego y correcto en la distribución a sus 19 años; la capacidad de Malinovskiy para girarse, eliminar rivales con conducción y disparar; y la inspiración del andaluz Alejandro Pozuelo en la mediapunta que une a todas las piezas ofensivas convierten al Genk en un equipo atractivo con la pelota. Técnicamente son buenos futbolistas para juntarse, sobre todo con la irrupción del centrocampista ucraniano, otra de las claves en la mejoría del Genk en 2017. En febrero, marzo y abril, solo el Anderlecht ha sido capaz de derrotar al Genk.

Sander Berge, en un partido contra el Anderlecht. Foto: www.rsca.be.
Sander Berge, en un partido contra el Anderlecht. Foto: www.rsca.be.

En la línea trasera encontramos a los futbolistas más veteranos del Genk. En la portería, desde Valencia llegó cedido en el mercado invernal el portero australiano Mathew Ryan (24), con experiencia con la selección en un Mundial y en una Copa Asia a pesar de su juventud. Por delante, Brabec (24) ya disputó la temporada pasada los cuartos de final de la Europa League, cuando el Sparta de Praga cayó contra el Villarreal. El checo forma en el eje de la zaga con Colley (24), más poderoso en el juego aéreo. El central gambiano es el zaguero más exuberante e impulsivo, mientras Brabec corrige las situaciones más delicadas con velocidad. En los laterales este curso se han asentado el canterano Timothy Castagne (21) la derecha y el finlandés Jere Uronen (22) en la izquierda. Castagne suele ser el futbolista más profundo, aunque el lateral nórdico dispone de una fina zurda para centrar.

Los hilos del Genk se mueven en la medular, con el ya mencionado equilibrio que aporta la complementariedad entre Berge (19) y Malinovskiy (23), aderezado por la movilidad de Pozuelo, que a sus 25 años es el futbolista más veterano del once tipo belga. Por otra parte, en la delantera se ha asentado el tanzano Mbwana Samatta (24), que le ha ganado la partida al griego Karelis (25). Sin la velocidad de Bailey, el ariete africano aporta movimientos profundos que rompen al espacio y distraen en los centrales. En los extremos, Trossard (22), Boëtius (23) y Schrivers (20) compiten por la titularidad, mientras espera su oportunidad en el banquillo José Naranjo, que disputó con el Celta dos partidos de la fase de grupos de la Europa League y no podrá jugar ante su antiguo club. Buffel, revulsivo para las segundas partes con 36 años, es la excepción. En cualquier caso, el Genk es un equipo capaz de generar bastantes ocasiones de gol y las aprovecha: ha marcado al menos dos goles en todos los partidos que ha disputado como visitante en la actual edición de la Europa League.

Manager of Celta Vigo, Eduardo Berizzo during the pre season friendly match against Norwich City at Carrow Road, Norwich Picture by Richard Calver/Focus Images Ltd +447792 981244 01/08/2014
Eduardo Berizzo. Foto: Focus Images Ltd.

La visita a Balaídos resulta un escenario estimulante para el Genk, que se medirá a un rival de una categoría superior a la mayoría de oponentes a los que se ha enfrentado esta temporada. Será un reto para calibrar el nivel y la inspiración de los centrocampistas del Genk, que brillaron en eliminatorias anteriores pero que deberán mostrar su consistencia para sostener el ritmo que suele imponer la formación olívica, perfectamente capacitada para quitarles el balón. Los marcajes que suele proponer el Toto Berizzo y el despliegue físico de los Radoja, Wass y Hernández puede abrumar al Genk, cuya línea defensiva tampoco se puede permitir ningún tipo de error ante un delantero que huele la sangre como Iago Aspas. Sin la pelota, veremos si el equipo belga es lo suficientemente riguroso como para mantener el orden defensivo. Con más experiencia en sus piernas y más pruebas de primer nivel a lo largo del curso para medir su nivel actual, el Celta está actualmente más hecho que el Genk. Para una plantilla con las alternativas del conjunto vigués, la opción de alcanzar las semifinales de una competición europea está demasiado cerca para dejarla escapar ante un rival aún más inexperto. Descolgado de la lucha por los puestos europeos tras las dos últimas derrotas ligueras ante Valencia y Eibar, el último mes y medio de la temporada del Celta está marcado por la ilusión que genera la Europa League en el último representante español que sigue vivo en la competición. Mallo, Jonny, Cabral, Radoja, Wass, Aspas y Guidetti descansaron el pasado domingo. Rossi, que volvió a lesionarse/romperse la rodilla, será baja.

“Vamos a seguir corriendo en Liga, pero no me voy a poner en una postura hipócrita: la Europa League es clave para nosotros. Es determinante, fundamental e histórica. La Liga esperará por esa resolución. Nos alejamos numéricamente hablando de los puestos europeos, pero no debemos desatender esta carrera”. Eduardo Berizzo, tras la derrota en la liga contra el Eibar.

Alineaciones probables: Celta de Vigo-Genk, 21:05h en beIN SPORTS ESPAÑA

La victoria del Celta se paga a 1.55 en bwin

RC Celta vs Genk - Football tactics and formations

Las cuotas mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.
Foto de portada: www.rsca.be.

Related posts

Deja un comentario

*