Aspas, Sisto y Wass

Celta Vigo players celebrates the second goal during the La Liga match at Mestalla, Valencia
Picture by Maria Jose Segovia/Focus Images Ltd +34 660052291
20/03/2016

Desenganchados del partido e imprecisos en la toma de decisiones, Naranjo y Señé pronto se convirtieron en el reflejo de un Celta gris que no termina de digerir del todo bien las rotaciones cuando éstas involucran a algunos de los pesos pesados. La plantilla es profunda en nombres, pero si Berizzo ofrece minutos a los menos habituales el resultado rara vez es el deseado. Lo comprobamos hace apenas quince días en Lieja, donde el representante español sumó un punto sin encontrar su mejor fútbol, y las sensaciones se repitieron en Balaídos ante un Panathinaikos más correoso de lo esperado.

El conjunto heleno, mermado por las ausencias de Ivanov, Hult, Mesto o Wakaso, gozó de las mejores oportunidades para abrir el marcador durante más de una hora de juego, en parte por la falta de compostura del equipo gallego, menos intenso de lo habitual. Sin movilidad entre líneas ni extremos capaces de intimidar a la defensa visitante, bien agrupada alrededor de tres centrales férreos y dos carrileros atípicos, el Celta vivió de los intervalos de inspiración de Guidetti. Por detrás, desconcierto. La fórmula del ‘Toto’ no contó con el poso ni la personalidad necesarios para someter a través del esférico a uno de los líderes de la Superliga griega. En ese contexto, Panathinaikos se permitió el lujo de salir cómodo a la contra e Ibarbo demostró de nuevo por qué su carrera se ha estancado: insinúa pero no concreta, parece pero no es. A la postre, un delantero a medias no es ni medio delantero. Y el punta cafetero, muy participativo, se quedó siempre a un segundo de ponerle la guinda a los ataques gestados por sus compañeros.

Eduardo Berizzo: “Logramos un aprendizaje positivo en cuanto a la paciencia de que el partido puede caer de tu lado en cualquier momento. La impaciencia no debe traducirse en desorden. Los últimos partidos nos han enseñado a esperar nuestro momento. Nos apoyamos en una gran solidez. En la primera parte un desencuentro en el centro del campo provoca una acción en contra que salva Sergio. Debemos corregir esas situaciones para no sufrir porque vamos construyendo el resultado a medida que avanza el encuentro. Ganamos a un rival difícil con nuestras señas de identidad: el movimiento, el pase e insistir hasta el final. Vencimos por saber estar y creer siempre en la victoria”.

Celta de Vigo 2 (Guidetti 84′, Wass 89′)

Panathinaikos 0

Celta de Vigo vs Panathinaikos - Champions League - Football tactics and formations

Ante la falta de puntería del PAO, el Celta movió el banquillo en busca de los tres puntos y el caviar sentado al costado del técnico argentino no tardó en cambiar por completo el escenario. Sisto, Wass y Aspas elevaron el nivel sobre el césped ante la pasividad de un Andrea Stramaccioni resignado a no mover ficha. Tal fue el efecto causado por el trío de hombres de refresco que si el choque llega a durar un cuarto de hora más el Panathinaikos hubiese regresado a Atenas con un saco de goles debajo del brazo. La pegada de Guidetti, remachando un centro lateral, y el acierto de Wass, inesperado goleador merced a un lanzamiento potente de libre directo, colocan a la entidad gallega en la segunda posición del Grupo G, donde el Ajax cuenta sus partidos por victorias. Quizá ante el conjunto neerlandés Berizzo sea vea obligado a gestionar con mayor prudencia el constante cambio de cromos; pese a que la entidad ajacied dista de ser fiable, principalmente por la falta de experiencia de sus mimbres, no cabe duda de que tentar a la suerte por tercera ocasión suena demasiado arriesgado. Para obtener una respuesta concluyente debemos esperar un par de semanas.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*