Cuando Alcácer te levanta

Alcacer Creative Commons 2.0 Foto: Catherine Kõrtsmik

El primer toque. Se habla del primer toque para que la circulación sea rápida, pero es en el área donde el primer toque es más meritorio: es donde hay más gente y menos tiempo. Paco Alcácer lleva algunos meses demostrando ya que es el gran especialista del momento en el fútbol español cuando se habla del primer toque en la parte final del campo. Lo utiliza para asistir y para matar. “No haré cosas que no sé hacer”, dijo un día. ¿Qué sabe hacer? Pensar, decidir, ejecutar. Todo en centésimas. Todo al mismo tiempo. Mejor dicho: pensar bien, decidir bien, ejecutar bien. Le acompañan la frescura y el hambre del jovenzuelo que empieza, pero también la pasión del que se desvive por el gol. Para Alcácer el fútbol es algo muy sencillo: gana el que hace más goles y por lo tanto él está ahí para hacer goles. ¿Cuántos? Tres como mínimo se necesitaban. Metió dos y falló el tercero. El depredador insaciable no celebra las presas abatidas. Se obsesiona con aquella única que se escapó. Pero la jungla es inacabable y es eterna, y en algún momento los caminos se volverán a cruzar. ¿Qué haces llorando una prórroga que tú provocaste? ¿Y qué más da si tu pudiste ahorrarla y no lo hiciste? Al final, tendrás otra, y la vas a acabar metiendo. Porque eres el gol en esencia, la determinación enrabietada, el superviviente darwiniano de entre todos aquellos que intentaron hacerse un hueco en un terreno de hombres fuertes y marcas férreas. Tienes que ser buenísimo para que, siendo tan bajito y en apariencia poco hábil, te elijan para ser el nueve del Valencia. ¿Buenísimo en qué? Pensar, decidir, ejecutar. Masacrar. Levantar a Mestalla, y quién sabe si al proyecto entero de Rufete y Pizzi. ¿Cuántos había que meter? ¿Tres? Pues tres.

Alcacer Creative Commons 2.0 Foto: Catherine KõrtsmikAlcácer ha sido internacional con España en categorías inferiores. Actuaciones como la del hat-trick en la remontada ante el Basilea le pueden acercar a la selección absoluta. Foto: Catherine Kõrtsmik bajo licencia Creative Commons 2.0.

Suena lejano y hasta increíble, pero la primera media hora del Valencia fue gris y discreta. No tiró a puerta. Hasta había empezado el murmullo tras un pase hacia atrás. Alcácer hizo que el campo sintiera, que el equipo creyera, que el rival temiera. Alcácer y Joao Pereira, que inició la acción del 1-0, el gol que cambió el partido. Desde entonces, un ciclón. Un ciclón que no superó el 3-0 antes de la prórroga porque Sommer es uno de los mejores porteros del mundo y lo demuestra hasta el día que le meten cinco. Un ciclón que arrasó incluso con la defensa de tres centrales que había introducido Murat Yakin tras el descanso, retrasando a Fabian Frei para ayudar a Sauro y a Schär, que quizá jugó el peor partido de su carrera en la máxima exigencia. Aunque hay que darle mérito a Eduardo Vargas también, ya que, a los pocos segundos de fallar un gol aún más claro que los que había perdonado en Basilea y en Valladolid, conectó un cabezazo mágico a la escuadra. Si el portero rival era bueno, se tardaría un poco más pero se acabaría haciendo.

“Un delantero no puede fallar un gol así”, dijo Alcácer a Gol Televisión cuando todo había ya terminado, aún lamentando el mano a mano que Sommer le sacó con 3-0 en el 85′. Los compañeros habían acudido a levantarle. Era justo y necesario: él los había levantado antes y los volvería a levantar después.

Foto de portada: Catherine Kõrtsmik bajo licencia Creative Commons 2.0.

Related posts

16 comments

Brillante artículo Axel. Anoche paquito nos hizo vivir una noche especial que hacía tiempo no se vivía en Valencia.

Nit màgica la que vam viure a mestalla, no se si ens aplegue per arribar a la final,els rivals son superiors, però nits com esta feien molta falta…

Gracias, Axel. En estos dias es casi imposible que se reconozca a un jugador de un equipo como el VCF, y este chaval se lo ha ganado a pulso (el que tiene para rematar).

Muy buen artículo.

+1 a lo que dicen Jesús y samutmb.

En el artículo/crónica de la ida preguntaba qué hacía falta para levantar este Valencia (no la eliminatoria, que sinceramente no la veía remontable). La respuesta la han dado los jugadores (y el de Torrent lleva ya un tiempo mostrándolo): un poquito más de orgullo y coraje por el escudo, CHE!

Hacia tiempo desde villa en valencia que no veia a un delantero tan bueno en mestalla partidazo el que se pego y remontada muy bonita 5-0 ojala lo lleven como 3º delantero me da que no, pero si sigue asi estara fijo en los años que vienen!

Gran jugador, gran rematador y me encanta que esté demostrando que con oportunidades hay gente de la casa válida: él, Bernat, Fede…son el presente y futuro del Valencia. Lo de Paco, es mágico, hasta poético por lo sucedido con su padre en su debut. “el fútbol et torna el que li dones”

Gran delantero, gran ejecutor al primer toque como quedan pocos, estilo Van Nistelrooy, Falcao, esos nueves que no destacan sino por ser puro gol. Pero… MUNDIAL AXEL?¿ Creo que es una palabra mayor..

Eres una referencia en el mundo del futbol Axel, para nosotros los Valencianistas este chaval es un orgullo, es una de las esperanzas de futuro de nuestro equipo, y ademas que un tio como tu, que eres el periodista mas objetivo y que mas sabe de futbol de este pais, se emocione tanto con un chaval nuestros nos llena de orgullo. Gracias Axel por reconocer el merito de este chaval, que otros que se hacen llamar periodistas no hacen. Sigue asi Axel somos muy fan tuyos.

Roberto me ha calcado todo lo que pienso, grande Axel para mí sin duda el que mas sabe de futbol en este país siendo parcial además que es importantisimo en estos dias de futbol que han puesto de moda el forofismo.

Un crack, me acuerdo de cuando el barsa estuvo a punto de ficharle hará unos tres años, mala decisión no haberlo hecho. Creo que la generación de delanteros centros que viene ahora no tiene nada que envidiar a las pasadas. El protagonista de este texto, Santi Mina, Morata, un prometedor Sandro y alguno más que seguro que sale son mucha tela. Personalmente me gusta mucho Mina.

Qué gusto da leerte, Axel. Alcácer está haciendo un gran trabajo, espero que siga marcando y mejorando, porque podría ser (ojalá) clave para el futuro de la Selección española.

Paquito COJONES Alcacer, contra el Basilea estuvo desencadenado, al más puro estilo Django. Buen artículo sobre una noche mágica.

“la determinación enrabietada” Uau, es una expresión que encierra tanto y tanto fútbol… Brillantísimo post, Àxel, enhorabuena 😉

Deja un comentario

*