Del Bridge a Da Luz

Nemanja Matic en el Europeo sub'21 de 2009 (Foto: Yoca91)

Un viejo conocido del Chelsea es ahora el jugador de moda en el Benfica y una de las sensaciones de la liga lusa. Un futbolista que fue parte del traspaso que permitió a David Luiz, predilección personal de Roman Abramovich, vestir la camiseta blue. Se trata de Nemanja Matic, quien se reencuentra en Amsterdam con el equipo que en 2009 le fichó procedente de la liga eslovaca y que en enero de 2011 le incluyó, junto a 25 millones de euros, en la operación de David Luiz. Era aquel un momento en el que muy pocos podían presagiar el asombroso crecimiento de este mediocentro. El serbio no cautivó a muchos en Stamford Bridge, como tampoco enamoró durante su cesión al Vitesse holandés. De hecho, su explosión en Da Luz tardaría varios meses en producirse, ya que su rol en la plantilla de Jorge Jesus fue secundario durante el curso 2011/12, siempre a la sombra de Javi García y Axel Witsel.

Sorprendió que el Benfica vendiese a García el pasado 31 de agosto y a Witsel el 3 de septiembre. El club lisboeta recaudaba 60 millones de euros por sus dos centrocampistas, pero lo hacía sin tiempo para reaccionar y buscar sustitutos en el mercado. Desconocemos el grado de confianza que tenía depositado en ese momento Jorge Jesus en Matic, pero sí sabemos que la explosión del serbio ha sido uno de los motivos por los que el Benfica está en Amsterdam.

Nemanja Matic en el Europeo sub'21 de 2009 (Foto: Yoca91)
Nemanja Matic en el Europeo sub’21 de 2009 (Foto: Yoca91)

Porque para marcar goles está Oscar Cardozo. Pero si falla, no tiene el día o no juega, aparece Lima. Porque para desequilibrar en tres cuartos de campo está Nico Gaitán. Pero Ola John, Pablo Aimar o Eduardo Salvio también saben de qué va esto. Sin embargo, el perfil -y el nivel- de Nemanja Matic es único en la plantilla. De hecho, no hay muchos clubes en el mundo que puedan presumir de contar con un mediocentro como el serbio, que hoy librará una bonita batalla con David Luiz. Se vuelven a cruzar sus caminos. Nadie les avisó en enero de 2011 de que el brasileño sería ahora más mediocentro que central ni de que el balcánico sería uno de los centrocampistas más cotizados del continente.

Related posts

Deja un comentario

*