Del Madrid de Cristiano al Jablonec de Piták

Karel Piták, en un partido reciente (Foto: www.fkjablonec.cz)

A diferencia del Slask Wroclaw, el Jablonec ha disputado hasta ahora sólo una ronda clasificatoria en la Europa League 2013-2014. Su condición de campeón de la Copa de la República Checa le permitió ahorrarse una eliminatoria previa que sí jugó su compatriota Slovan Liberec (tercero en la última liga y aún vivo en el torneo continental; mañana se enfrenta al Udinese). Entró, de este modo, en la misma fase que el subcampeón de su país, el Sparta de Praga (ya eliminado por el Häcken sueco). El rival del Betis superó en la ronda anterior al Stromgodset noruego con relativa comodidad: ganó los dos partidos. Con la eliminatoria ya sentenciada, en el último minuto del cruce, el capitán del conjunto checo, Karel Piták, se permitió hacer esto:

Piták tiene 33 años y parece estar un poco de vuelta de todo. O al menos, da la sensación de que mete la pelota donde quiere con una facilidad pasmosa. El pasado fin de semana, en el histórico empate a cinco frente al SC Znojmo, un modesto club que ha subido este año a primera división por primera vez, lo volvió a hacer. Su gol es el primero del Jablonec, el 1-1.

Piták lleva cinco partidos seguidos marcando. Cuando su entrenador Roman Skurhavý atendió a los medios esta tarde, soltó la siguiente frase:

Es impresionante: el Betis el domingo jugó contra el Madrid y Cristiano Ronaldo y el jueves va a jugar contra el Jablonec y Karel Piták.

Karel Piták, en un partido reciente (Foto: www.fkjablonec.cz)
Karel Piták, en un partido reciente (Foto: www.fkjablonec.cz)

Piták, hace siete años, le marcó al Valencia en una previa de Champions. Era bastante más joven, y su gol parece corroborarlo: llegando desde atrás, cabeceando a la red un centro lateral.

Entonces jugaba en el Salzburgo, al que dirigía Giovanni Trapattoni. Fue su única experiencia en el extranjero. Aprovechó el mejor momento de su carrera para firmar un buen contrato con el conjunto austriaco, que justo iniciaba el proyecto de Red Bull. Piták venía de firmar la campaña más productiva de su carrera: diez goles con el Slavia de Praga y debut con la selección checa. Un debut sin demasiada continuidad: sólo fue llamado otras dos veces, y a día de hoy su hoja de servicios muestra únicamente tres partidos, todos ellos amistosos, con el equipo nacional. En Austria ganó tres ligas, aunque dos lesiones lo mantuvieron bastante inactivo las dos últimas temporadas. Tras haber jugado sólo 16 minutos con la primera plantilla en la campaña 2009-2010, Piták volvió a su país. Y eligió Jablonec.

Mapa de la región de Liberec (Grafismo: Wikipedia)
Mapa de la región de Liberec (Grafismo: Wikipedia)

Jablonec nad Nisou es la segunda ciudad más poblada de la región de Liberec. Así que para sus hinchas debió ser bastante especial eliminar al Slovan en las semifinales de la Copa Checa la temporada pasada. Tras haber perdido 4-3 en la ida, el Jablonec ganó en casa por 2-0 y se metió en la final -una final que acabaría ganando-. El gol que decidía el derbi regional, el 2-0, lo marcó, claro, Karel Piták.

Ganar aquella Copa significó poder jugar ahora ante el Betis. A Piták lo entrevistaron esta semana y no se quitaba de la cabeza el 5-5 ante el Znojmo. Hablaba más de esto que del partido ante los sevillanos:

Que te metan cinco goles en casa es una vergüenza. No sé qué ocurrió. El partido parecía ganado. Subestimamos al rival y nos dormimos. No te pueden marcar dos goles en los últimos cinco minutos. En la última jugada debimos irnos al córner o algo así, pero nunca conceder un ataque. Si jugamos así no tenemos ninguna posibilidad contra el Betis. Pero bueno, espero que, tras cuatro victorias consecutivas, esto sirva para devolvernos a la tierra.

Related posts

Deja un comentario

*