El Atlético regresa al Olimpo europeo

Atletico Madrid Manager Diego Simeone and the Atletico Madrid players celebrate victory at the end of the UEFA Europa League Final match at Stade de Lyons, Lyons
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
16/05/2018

El Atlético de Madrid saboreó la gloria en Lyon añadiendo otro título a la colección de trofeos conquistados en el periodo más exitoso de la historia colchonera. Dirigidos por Diego Pablo Simeone, leyenda viva de la institución, y liderados sobre el césped por Godín, Gabi y Griezmann, cada uno en su registro, el equipo madrileño alzó su tercera Europa League (2010, 2012, 2018) con la autoridad de quien ha logrado normalizar el triunfo. Atrás quedan temporadas de permanente sufrimiento, ‘añitos en el infierno’ e incluso el par de finales de Champions perdidas ante el eterno rival. Hoy el Atlético vuelve a probar el sabor del oro, olvidado desde 2014, con la jerarquía de quien se sabe poderoso, pétreo, pletórico de energía y conocedor de los secretos de la victoria. Pocos han perfeccionado tanto el arte de defender, un talento desesperante para el grueso de equipos del continente. Se seguirá discutiendo la forma, porque su juego a menudo no abruma ni conmueve, pero el fondo no admite réplica: Simeone ha creado una identidad ganadora. Seis títulos europeos iluminan el impecable trabajo del técnico argentino en la capital de España.

Aunque el marcador no lo acredita, el Olympique de Marsella arrancó la final desatado, liberado de cualquier complejo. Los comensales no se habían sentado todavía a la mesa cuando Germain ya retorcía el rostro lamentando su infortunio tras desaprovechar una ocasión franca a los pies de Oblak. Al punta marsellés se le habían nublado las ideas en el mano a mano con el portero esloveno. Esa frustración tempranera del delantero se entendía a la perfección: malgastar una opción mayúscula, por la trascendencia del momento y las capacidades del rival, suele costar caro. Porque el Atlético de Madrid de Simeone, el de la fortaleza defensiva superlativa, el del esfuerzo colectivo extenuante acompañado de un rigor táctico extremo, no acostumbra a regalar en fechas señaladas. Lo permitió durante 20 minutos en los que se sintió ahogado en su propio campo, adoleció de pausa en el manejo de la pelota y tampoco supo cómo encontrar al espacio a sus dos referencias en ataque. Un quebradero de cabeza del que los rojiblancos salieron de la mejor manera posible: marcando.

Olympique de Marsella 0
Atlético de Madrid 3 (Griezmann 21′, 49′, Gabi 88′)

Atletico de Madrid vs O. Marsella - Football tactics and formations

fil-marseille-atletico-043
Los futbolistas del Atlético de Madrid festejan el primer gol (Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd).

En 11 minutos fatídicos para el OM –del 21′ al 32′– el equipo galo perdió fuelle, el norte y a su estrella, Dimitri Payet, obligado a retirarse entre lágrimas a causa de una molestia muscular que resultó agravada sobre el césped lionés. La concatenación de desgracias se originó en un clamoroso error cometido a medias entre Mandanda y Anguissa. Temerario en exceso, el experimentado guardameta francés avistó a su mediocentro en el balcón del área y optó por cederle una pelota carente de tensión. Anguissa, mal perfilado, quiso matar el balón, pero el esférico se escapó de sus pies hasta encontrar acomodo en los de Gabi. Las imprudencias del rival suelen servir de gasolina para un Atlético categórico en las áreas, donde cada error cobra una trascendencia exponencial. De Gabi a Griezmann y de Griezmann al fondo de la red. Dos toques precisos, uno del gran capitán y otro del jugador más especial, hirieron a un Marsella pletórico hasta entonces. El gol lo cambió todo: alteró el pulso de los hombres de Rudi García, minó por completo su confianza y anticipó una segunda bofetada en forma de lesión de Payet. El golpe psicológico condicionó la final.

El Marsella no se encontró a sí mismo a la vuelta de los vestuarios, circunstancia que Griezmann aprovechó para empujarlo por el precipicio. Si remontar un 0-1 contra este Atlético es casi una misión imposible, revertir una renta de dos goles se antoja una utopía hasta que algún valiente demuestre lo contrario. En el 49′, el galo recogió un pase filtrado por Koke, previa recuperación de Saúl en el medio del campo, y no dudó ni un segundo en atacar el área desde el sector derecho. Amavi, superado, no supo ponerle freno a la incursión, ni tampoco encontró Mandanda la manera de repeler el sutil golpeo del francés. De cuchara, levantando con mimo la pelota del suelo, el delantero colocó el esférico dentro de la meta enemiga demostrando la sangre fría propia de lo que es: uno de los mejores puntas del mundo. Y asimismo, uno de los pocos capaces de ‘mediapuntear’ por detrás de un nueve específico manteniendo intacto el olfato necesario para definir como un killer.

El 2-0 terminó por dormir la final. Un letargo del que el Olympique solo consiguió despertarse momentáneamente gracias a un testarazo de Mitroglou repelido por la madera. In extremis, Gabi anotaría el tercer tanto colchonero, preámbulo de una última sustitución cargada de sentimiento: Griezmann, sobresaliente, dejó su plaza a Fernando Torres, quien se despidió de su Atlético besando la copa. Fe, sudor, talento y trabajo. Y, cuando falla el talento, doble ración de lo demás. Es la receta de Simeone. Es la receta del campeón.

Antoine Griezmann of Atletico Madrid and his family with the Trophy at the end of the UEFA Europa League Final match at Stade de Lyons, Lyons Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 16/05/2018
Antoine Griezmann, el gran protagonista de la final (Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd).
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

9 comments

Enhorabuena al Atleti! a excepción de la primera media hora, donde el OM salió con todo, tuvieron el partido controlado. Ahora, lo que yo no me explico es la alineación del OM. Germain de titular en la final contra la defensa del Atleti? Es un delantero de segundo o tercer nivel, sin físico y sin gol. Pero sobre todo, desaprovechar a Luiz Gustavo de central?!!! Rudi debilitó con esto tanto la defensa como el centrocampo. Rolando todavía cumple y encima gracias a él estaban en la final y no juega ni un minuto!
Luego la lesión de Payet fue el tiro de gracia para el OM. Tampoco entendí la sustitución de Ocampo, para mi el mejor del OM. y para colmo Thauvin no tuvo su noche, estuvo muy poco participativo, aunque sigo pensando que es un jugadorazo que en breve irá a un Man U , Madrid, Bayern, etc.
Se impuso la lógica, el Atleti es mucho mejor equipo en todos los aspectos.

Por supuesto, enhorabuena al Atlético! Un dulce nunca sienta mal. 🙂
Dicho ésto, esta competición se le queda pequeñísima. Y ya a título personal, yo no consideraría esta campaña más exitosa (por haber saboreado la victoria) que la 2015-16, por poner un ejemplo, donde el Atlético llega a toda una final de Champions tras haber derrotado a Barça y Bayern. Así que muchas ganas de verlos otra vez ofreciendo noches históricas en la Champions.

Y tras optar a la Liga hasta la penúltima jornada. Admite más debate cuál de las dos temporadas es más meritoria, por el contexto que rodea a la actual (sanción FIFA, desgaste de piezas básicas, cambio de estadio, posible desmotivación tras caer en Champions…).

Ahora bien, para volver a competir por lo máximo hace falta moverse con inteligencia en el mercado. Sacando de la ecuación las incógnitas de Griezmann y Oblak, se necesitan uno o dos laterales (visto lo visto, urge más traer uno derecho que uno izquierdo), un mediocentro (¿Rodri?) y uno o dos delanteros de nivel para completar la rotación. Eso tirando por lo bajo y descontando los huecos que podrían dejar el francés y el esloveno, que es mucho descontar.

Personalmente prefiero ganar una Europa League que llegar a la final de la Champions y perderla. Pero tampoco soy seguidor del Atlético así que no sé qué pensarán ellos.

Yo como seguidor del Atleti prefiero luchar por la Champions. La tensión y la ilusión con la que se ven cuartos, semis y final está muy por encima de ganar la Europa League. Al menos en mi caso…y este año…porque hace años, cuando no había experimentado lo de la Champions, sí que disfruté mucho las dos Europa League.

Si pero los titulos venden mucho más y se disfrutan más, la gente ya olvidado la mala actuación en Champions con el titulo. Si además asegura el subcampeonato de liga, una liga que hubiera podido pelear otro año en que el Barça no hubiera estado tan intratable en la liga pues es un año bueno y con el condicionante de no poder fichar hasta Enero.

Los 100 de Griezmann serian suficientes para sacar a Dybala de la Juventus? Porque me parece el reemplazo más lógico. Lo digo porque se está hablando de Aspas, Kun, Rodrigo… Los dos primeros ya sabemos que son buenísimos, pero tienen ya cierta edad y el otro no me parece nivel Atlético.
La posible marcha de Oblak yo no la vería tan dramática, otros 100m que dan para reforzar varios puestos y sin ser obviamente del mismo nivel, hay porteros muy buenos en el mercado.

La cuestión es si Dybala va a cambiar la Juve con la que gana el escudetto y demás en ITalia y aspira a la Champions por el Atleti donde los titulos nacionales son complicados y no es aspirante más claro a la Champions que la juve. (Los dos han llegado a dos finales que han perdido)

Una vez caido a Europa League era favorito claro y no ha fallado ganando las elimatorias con solvencia, sabiendo sufrir cuando lo pasa mal y rematando por calidad que la tiene y mucha. Con la llegada de Rodri gana otro medio mas para competir con un Gabi que ayer estuvo superlativo pero no da ya para 40 partidos, Thomas que a veces tiene lagunas peligrosas y demás. Con Vitolo, Correa y Koke y Saul queda un mediocampo bastante brutal y con buenas variantes. La delantera esta donde ver si se va Griezman que traen, Costa es fijo, Gameiro es un delantero suplente bastante bueno y faltaria el crack para hacer la diferencia. El atleti ha ido acertando para ir sustituyendo al Kun, a Falcao y demás, así que espero que ahora lo hagan también. Pero donde veo que hacen falta refuerzos es atras, creo que Lucas debe acabar sustituyendo a Godin de central y ser la pareja con Gimenez, y los laterales empiezan a fallar y son fundamentales en el juego de Simeone, Juanfran y Filipe tienen una edad y necesitan algún recambio/titular. Si se va Griezman pueden tener dinero suficiente, más lo que han generado ya en ventas este año en que no han fichado, para reforzar esos puestos.

Deja un comentario

*