El Benfica salva el susto final

Garay benfica focus

Soldado tuvo una ocasión muy clara en la primera media hora. Controló un balón con el pecho en el pico del área pequeña sin oposición alguna y le pegó con la intención de reventar la portería de Oblak. Golpeó mal y la pelota salió vergonzosamente desviada, con un bote, floja y a un lado del palo. El 1-3 de de la ida era un bache demasiado pronunciado, muy costoso, y la vuelta se veía como un mero trámite, de ahí la convocatoria de los Spurs para viajar a Portugal. En el banquillo se sentaron cinco canteranos y Eriksen. El portero suplente jamás había jugado con el primer equipo. En el once, Fryers y Sandro fueron la pareja de centrales. Mientras tanto, el Benfica sólo tenía que dejar pasar los minutos: volvió a hacer rotaciones y dio entrada a Salvio en la banda derecha, el más activo y dinámico de los portugueses durante todo el partido. Tras los decentes 30 minutos de los ingleses llegó una de las jugadas de Salvio, fruto de la pasividad defensiva de Lennon, que lo dejó entrar sin preocuparse, y su centro lo cabeceó Garay de forma inapelable. Con la racha del Benfica de más de 800 minutos sin recibir un gol como locales, la hipotética remontada del Tottenham era una utopía.

Artículo relacionado: Bandera blanca

Benfica jorge jesus focusJorge Jesús no tuvo con quien discutir en banda: Sherwood estaba en la grada (Foto: Focus Images Ltd)

Sherwood vio el partido desde la grada -tras su incidente con Jorge Jesús en la ida- y mediado el segundo tiempo dio entrada a Kane por Soldado. Luego entró Eriksen. Y aunque sólo quedaban 15 minutos y parecía que el Benfica tenía todo controlado, el Tottenham comenzó a llegar. Chadli jugó por detrás del delantero en el 4-4-1-1 que propusieron los Spurs, con Sigurdsson y Bentaleb en el medio, y en cuestión de dos minutos marcó dos goles: el primero, tras un derechazo desde fuera del área; el segundo, rematando con la izquierda una dejada de cabeza. Ambas asistencias fueron de Kane, que minutos después pidió penalti en un choque en el área y justo a la siguiente remató cayéndose a las manos de Oblak, muy seguro toda la noche. De un momento a otro el Tottenham estaba a un suspiro de mandar el partido a la prórroga y lo que parecía un trámite se convirtió en un susto para el Benfica, que en la última jugada del descuento sacó un penalti de Sandro a Lima, quien finalmente marcó el 2-2 para aliviar la tensión y mandar a los portugueses a cuartos.

Por su parte, el Tottenham no estuvo tan lejos de la remontada sino que la rozó casi sin pensarlo, pues el mensaje que se había dado dejando a Adebayor, Lloris o Paulinho en Londres era el de que este partido sólo serviría para pasar el rato y, si acaso, darle minutos a alguno de los chavales que viajaron. Al final, ni una cosa ni la otra y los de Sherwood, que poco le falta para estar cuestionado y difícilmente empiece la temporada que viene, volverán a pelear para entrar en una competición que esta misma semana han dado por perdida.

¡Ya puedes descargarte la aplicación de MarcadorInt para iPhone! ¡Tendrás acceso a unpodcast diario exclusivo para la App y a múltiples contenidos Premiumpodcasts individualizados de las competiciones más seguidas (Premier, Bundesliga, Serie A o Champions) y LiveTexts con el sello MI (Italia, Europa underground o Copa Libertadores)!

Related posts

3 comments

Muy de acuerdo con la última frase del artículo. El Tottenham reserva jugadores para meterse en Europa League el año que viene, cuando este año han votado la competición y han dado muestras de que no les interesa.

Deja un comentario

*