El movimiento ganador

Rodgers Sturridge Liverpool Focus

Las cosas no marchaban bien. Tenía que ser la temporada de consagración para un Liverpool que volvió a rozar un título de liga tras mucho tiempo, que después había traspasado a su mejor jugador y cuya venta había servido para reforzar la plantilla con numerosas piezas para el futuro, pero el equipo no cogía velocidad. Ni siquiera arrancaba. Era éste el tercer año de proyecto desde la llegada de Brendan Rodgers -el primero con participación en la Champions League, objetivo para el que fue contratado: estar entre los cuatro primeros ha sido y sigue siendo la principal necesidad cada temporada- pero todavía sin una final o un trofeo del que presumir. Además, la temprana eliminación de la máxima competición europea en un grupo en el que se presumía una sencilla clasificación, sumado al descalabro de las primeras jornadas en liga, aumentó la presión en Anfield. En noviembre se pidió su destitución. El equipo había perdido el rumbo, no era reconocible sobre el terreno de juego, no tenía ninguna opción de alcanzar las posiciones delanteras de la Premier League y los fichajes del verano -es decir, la inversión tras la venta de Luis Suárez- o apenas jugaban o no rendían al nivel esperado. La criticada compra de Balotelli tampoco funcionaba, un ejercicio casi ególatra del propio Rodgers, pues pensó que si nadie lo había conseguido enderezar, quizás él sí lo lograría. Para cerrar el círculo de apuntes negativos, Daniel Sturridge, el único que podía aportar gol en una plantilla que había dependido en exceso de los brotes de genialidad de su ex compañero uruguayo, se lesionó en septiembre durante cuatro meses.

El 23 de noviembre, tras perder en Londres contra el Crystal Palace (3-1), el Liverpool ocupaba la 12º posición en la Premier League.

En medio de la tensión por la eliminación de la Champions League y los mediocres resultados en liga, Brendan Rodgers tomó una decisión drástica, un make or break, para volver a encontrar una identidad. En sólo un movimiento debía integrar a los fichajes y subsanar los recurrentes problemas defensivos. ¿Cómo iba a encontrar el Liverpool el gol que le faltaba y la seguridad en su portería que echaba de menos?

Captura de pantalla (729)El movimiento ganador del Liverpool (Foto: sharemytactics)

La puesta en marcha del nuevo plan

Si Lovren había costado 20 millones pero no estaba rindiendo bien, había que sentarlo en el banquillo. Como la defensa de cuatro no funcionaba, prefirió poner tres centrales y dos carrileros muy ofensivos. Como Alberto Moreno había fallado en marcajes pero su peligro en ataque seguía siendo una baza importante, le dejó que subiese sin temores. Si lo que Markovic necesitaba era aprovechar su desborde, pues apenas había jugado, le ofreció terreno para correr. Si lo que fallaba era la salida de balón porque Gerrard no es eterno, la solución fue colocar a Emre Can de central derecho. Como la imagen de los delanteros no estaba siendo buena (Balotelli, Lambert y Borini) y además eran muy distintos entre ambos, la responsabilidad arriba sería de Sterling, que desestabiliza en velocidad, con regate y es capaz de romper defensas con sus desmarques y al cual, incluso, llegó a darle varios días de vacaciones en Jamaica, su país natal, en medio del mes de enero para que se recuperase bien de la acumulación de partidos. Y si hay que hacer daño con el balón en posesión en un ataque posicional, nadie mejor para encontrarlo que escondiendo a Coutinho detrás de los centrocampistas del rival.

Y todo, de repente, comenzó a rodar, aunque antes, el día del estreno, perdió 3-0 contra el Manchester United: un resultado excesivo por la espectacular actuación de De Gea.

Emre Can Liverpool FOcusEmre Can ha brillado en su nueva posición en el Liverpool (Foto: Focus Images Ltd)

El reconocimiento de Mourinho

Los resultados positivos del Liverpool empezaron a llegar uno detrás de otro. En la Premier League no han vuelto a perder desde el día de Old Trafford (6 victorias y 3 empates) y son 7º en la tabla a sólo 4 puntos del Southampton, que ocupa plaza de Champions League, y a 5 del Manchester United, 3º. Desde enero han dejado la portería a cero en 6 ocasiones y Mignolet ha sido una de las claves en la mejoría del Liverpool. Por último, la única derrota en los últimos 16 encuentros de los reds llegó en la prórroga de la vuelta de semifinales contra el Chelsea en la Capital One Cup. Un gol de Ivanovic (1-0) echó a los de Rodgers tras el 1-1 de la ida, aunque de no haber sido por la sublime actuación de Courtois la historia pudo haber sido distinta (efectivamente, en las dos últimas derrotas, el portero rival, De Gea y Courtois, ha sido el mejor del partido).

Mourinho: “Gran trabajo de Brendan Rodgers por haber cambiado la forma y el modo de juego porque la dirección en la que empezaron la temporada no era la buena. Ha sido lo suficientemente inteligente para cambiar y crear un nuevo equipo. Ahora son un gran equipo muy difícil de vencer”.

En las dos últimas semanas, el Liverpool ha sacado partidos muy importantes por pura dinámica, partidos complicados en donde incluso iba por detrás en el marcador, pero en los que la inercia positiva ha ayudado para lograr triunfos decisivos. Ocurrió en el replay contra el Bolton (de 1-0 a 1-2 con dos goles en los últimos minutos), ocurrió en liga contra el Tottenham (3-2 con un gol de Balotelli), un rival directo, y volvió a pasar en FA Cup en la complicada visita al Crystal Palace (de 1-0 a 1-2).

Liverpool COutinho FocusCoutinho, decisivo en el nuevo Liverpol (Foto: Focus Images Ltd)

¿Cómo afrontar la Europa League?

Con el panorama mucho más tranquilo en liga y a una victoria contra el Blackburn en Anfield de volver a Wembley (allí se juegan las semifinales y la final de la FA Cup), el Liverpool tiene en la Europa League otra competición donde opta al título. Para la visita del Besiktas en los 1/16 de final, Rodgers tiene ligeros contratiempos en su plantilla. Los tres principales son las ausencias de Lucas Leiva -lesionado para un mes-, de Markovic -la UEFA lo ha sancionado 4 partidos por su expulsión contra el Basilea- y del capitán Gerrard -lesión muscular en el choque contra los Spurs-, mientras que la presencia de Sterling no es para nada segura tras sus problemas físicos recientes. Hay, en cambio, dos noticias positivas: Sturridge apunta a la titularidad (2 goles en 5 partidos después de volver de su lesión) y el joven Jordon Ibe, de sólo 19 años, ha demostrado ser una pieza muy válida para el once titular -como carrilero derecho- tras sus magníficos partidos ante el Everton y el Tottenham.

Todas las previas de la jornada de las 19h.
Todas las previas de la jornada de las 21h.

Los de Slaven Bilic (que, por cierto, fue futbolista del Everton entre los años 1997 y 1999) tienen en sus filas a uno de los mayores terrores de Anfield en los últimos meses: Demba Ba marcó el fatídico gol en el que Gerrard se resbaló y el Liverpool se dejó media Premier League. El punta senegalés lleva 13 goles en liga (22 en todas las competiciones) desde que el Besiktas pagase 6 millones de euros al Chelsea en el pasado verano. Además, el conjunto turco ya ha puesto contra las cuerdas a dos equipos ingleses en la presente temporada. Primero, perdió por 1-0 dejando muy buena imagen en el resultado global contra el Arsenal de la previa de la Champions League, mientras que, en la Europa League, empató en White Hart Lane (1-1) y ganó en casa (1-0) al Tottenham.

Que el Liverpool gana al descanso y al final se paga a 2’35 en bwin

Liverpool vs Besiktas - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

6 comments

Gran resumen, Álvaro. Apuéstate conmigo algo a que Ibe le quita el sitio a Markovic para el resto de temporada en ese carril derecho. Un saludo!

Hay una cosa que hay que tener en cuenta: Markovic probablemente termine rotando mucho con dos posiciones de mediapunta.

Sí, estoy de acuerdo. Pero ahí va a tener mucha más competencia (Lallana, Sterling, Coutinho, Borini, incluso Gerrard o Balotelli/Sturridge) que en el carril, donde parecía haberse asentado desde noviembre, ¿no crees?

Te lo comenté antes del partido frente al Besiktas, hoy lo tengo un poco más claro. Un saludo y gracias por la respuesta.

Correcto, así lo creo. Ibe y Markovic para el carril derecho y Markovic y los que has mencionado (menos Borini y Balotelli en mi opinión: Borini porque ahora mismo no es prácticamente una opción y Balotelli porque cuando entra se cambia a dos delanteros) para los puestos de delante.

Eres referencia cuando quiero ver sobre el Liverpool , grande sr Alvaro . Y sobre Markovic tienes razón , contra Tottenham jugó ahí en mediapunta , crees que ahí rinda más que de carrilero ?

Deja un comentario

*