El once ideal de la Europa League 12/13 de Axel Torres

11 ideal de Axel Torres en la Europa League 2012-2013

El Chelsea ganó la Europa League en Amsterdam, pero tras una temporada entera visionando todos los jueves en los que había competición muchos partidos y resúmenes, me dispongo a elegir a los futbolistas que, a mi modo de ver, más regularidad han mostrado en el torneo. Las rotaciones efectuadas por el cuadro de Rafa Benítez, que debía gestionar varios frentes a la vez, me han llevado a dejar fuera a futbolistas como Mata y Hazard, que se perdieron varios encuentros de rondas avanzadas.

11 ideal de Axel Torres en la Europa League 2012-2013
11 ideal de Axel Torres en la Europa League 2012-2013

Yann Sommer (FC Basilea, 1988): El principal responsable de que el Basilea llegara a semifinales. Sus partidos en San Petersburgo ante el Zenit -donde los suizos resistieron un acoso final intensísimo gracias a sus paradas- y en la eliminatoria ante el Tottenham -con una antológica intervención en la tanda de penaltis- serán recordadas durante años como algunas de las actuaciones más memorables de esta Europa League.

Egemen Korkmaz (Fenerbahçe, 1982): Central sobrio que lideró al equipo en momentos decisivos, como el encuentro de ida de la semifinal ante el Benfica, en el que fue el mejor jugador del partido. Su tanto de cabeza dio esperanzas a los turcos, del mismo modo que el gol anotado en la fase de grupos frente al Limassol fue clave para quedar primeros en una liguilla en la que estaban el Marsella y el Gladbach.

Fabian Schär (FC Basilea, 1991): Candidato a mejor futbolista de esta Europa League. Si no lo es, se queda cerca. Y si no lo es, lo que seguro que sí se lleva de calle es el premio a aparición más impactante de la competición. Hace un año estaba jugando con el FC Wil en segunda división suiza. Esta temporada lo hemos visto asumiendo responsabilidades como tirar penaltis decisivos en la Europa League ante porteros tan experimentados como Petr Cech. Juega con una confianza extrema, algo que se nota en sus excelentes conducciones con la pelota controlada.

Vlad Chiriches (Steaua, 1989): Llegaba a la competición con buenas referencias, pero se doctoró en el partido de vuelta en Bucarest ante el Ajax -en el que marcó un golazo- y en la eliminatoria frente al Chelsea -extraordinarios los dos partidos-. Capaz de actuar como medio centro, como lateral o como central, juega con una serenidad sorprendente y es brillante en la toma de decisiones, tanto con la pelota como en la faceta defensiva.

David Luiz (Chelsea, 1987): Rafa Benítez se encontró sin medio centro puro en enero tras la lesión de Romeu y el viaje a la Copa África de Obi Mikel. Apostó por este brasileño brillante en ataque pero que desesperaba por sus lagunas de concentración actuando como central. La decisión del técnico madrileño acabó siendo muy trascendente, ya que el ex del Benfica fue el jugador clave en las semifinales ante el Basilea.

Nemanja Matic (Benfica, 1988): Ya lo conocíamos, pero no lo conocíamos tan bueno. La marcha de Javi García y Axel Witsel le otorgó toda la responsabilidad en el medio centro del conjunto de Jorge Jesús. Pasó de ser suplente a ser el jugador más importante del cuadro lisboeta. A su gran labor táctica hay que unir una sorprendente capacidad para conservar la pelota pese a su aparente falta de agilidad. Este año hemos entendido por qué el Chelsea lo fichó en 2009 procedente del Kosice.

Valentin Stocker (FC Basilea, 1989): Una lesión impidió que tuviera un papel central en la aventura en la Champions League de la pasada campaña, aunque fue él quien, entrando desde el banquillo, marcó el gol que derrotó al Bayern en Saint Jakob’s. Ahora, ya plenamente recuperado, ha dado recital tras recital en esta Europa League. Quizá su juego es menos espectacular que el del otro extremo del equipo, Salah, pero toma mejores decisiones y se asocia con más criterio.

Gareth Bale (Tottenham, 1989): El mejor jugador de la Premier 2012-2013 también ofreció shows asombrosos en Europa. Especialmente dos: aquel ante el Lyon en el que sus dos goles de falta derribaron a un rival que en el juego estaba siendo superior, y esa demostración de liderazgo en el 3-0 frente al Inter en el Lane. Los spurs jugaron sus peores partidos cuando él faltó: en Milán, donde casi tiran por la borda su ventaja, y en Basilea, donde quizá el desenlace habría sido distinto si no se hubiese lesionado en la ida.

Mohamed Salah (FC Basilea, 1992): El descubrimiento más vistoso de los torneos europeos esta temporada. Siendo casi un juvenil y llegando al continente procedente del Arab Contractors egipcio, el atrevimiento que mostró frente al Tottenham y el Chelsea dejó con la boca abierta a todos los espectadores. Es rápido, encara, esconde la pelota, se va… Quizá abusa a veces de lo individual, quizá debe mejorar en el remate… Pero sus condiciones técnicas hacen pensar en un futuro brillante.

Oscar Cardozo (Benfica, 1983): Siete goles en nueve partidos de esta Europa League. Marcó en todas las rondas, siendo básico para superar a cuatro rivales de nivel (Leverkusen, Burdeos, Newcastle y Fenerbahçe). También anotó ante el Chelsea en la final, aunque quizá la imagen que se quedará grabada en la mente de todos será su error en el descuento en Amsterdam cuando tuvo el 2-2 en sus botas. Pero fue mucho más todo lo bueno.

Fernando Torres (Chelsea, 1984): El hombre más decisivo del campeón. En octavos de final, logró el 3-1 que ponía por primera vez al Chelsea en ventaja en la eliminatoria ante el Steaua. En cuartos, anotó un doblete en la ida ante el Rubin y marcó pronto en la vuelta en Kazán para evitar cualquier sorpresa. En semifinales, su gol en el Bridge despertó del sueño al Basilea, que se había ido al descanso con esperanzas tras el 0-1 de Salah. Y en la final, su ya famoso regate aguantando a Artur hasta el último momento.

Related posts

2 comments

Lo de Salah este año en europa ha sido un escandalo,y el "nuevo" Matic me tiene enamorado ojala conserve ese nivel de juego

Deja un comentario

*