El Valencia se mide en Sofía al sueño de Razgrad y de casi toda Bulgaria

Joao Pereira Focus Valencia

Casi todo lo que podría escribirse sobre el Ludogorets Razgrad ya lo dijo David Fernández en este artículo publicado en diciembre, cuando la clasificación de los búlgaros para la segunda ronda de la Europa League ya nos pareció suficientemente llamativa como para dedicarles un texto entero. Ocurre que, sin embargo, desde entonces su leyenda ha ido en aumento. Su épica clasificación ante la Lazio, ganando primero en Roma y después levantándose de dos golpes durísimos (un 0-2 a falta de media hora y un 2-3 en los últimos minutos cuando ya parecían haber hecho lo más difícil), mostró que a todas las virtudes ya señaladas había que añadirle un componente de personalidad y rebeldía contra la adversidad que podían ponérsele en duda a un conjunto sin bagaje europeo.  El Valencia se encontrará hoy en Sofía a un equipo que vive un sueño y que, pese a ser visto en el contexto de la liga local por parte de las hinchadas de las potencias tradicionales del país (CSKA, Levski) como un proyecto nacido de la nada gracias al dinero de un empresario, está logrando un apoyo popular notable de prácticamente todo el mundillo futbolístico búlgaro cuando juega en competición europea. Aún con el obstáculo de las seis horas por carretera que se necesitan para cubrir el viaje entre Razgrad y la capital, casi 30.000 personas se dieron cita en el Vasil Levski Stadion para presenciar el duelo de la ronda anterior ante la Lazio.

Sin embargo, no todo son buenas noticias para el Ludogorets. Dos de sus mejores hombres se perderán el choque de ida por sanción. Dos jugadores fundamentales en el estilo de juego de los búlgaros, que se basa en intentar salir jugando con la pelota -y que, de hecho, les costó el 0-1 frente a los italianos al sufrir una grave pérdida muy atrás-. El experimentado central rumano Cosmin Moti -compañero en su día de Gabriel Torje en el Dinamo de Bucarest- y el magnífico medio centro internacional Hristo Zlatinski -llegado en verano del Lokomotiv de Plovdiv- cumplirán ciclo de cartulinas amarillas y no podrán enfrentarse al conjunto de Pizzi. Esta última baja se compensa con el regreso de Svetoslav Dyakov, expulsado en Roma por doble amonestación y también miembro de la selección búlgara. Por el rumano debería entrar el joven de 21 años Georgi Terziev.

Sí estarán los tres jugadores más peligrosos en ataque de los búlgaros: el delantero esloveno Roman Bezjak, que posee una capacidad para disparar desde cualquier posición más que notable, el habilidoso extremo holandés de 20 años Virgil Misidjan (fichado, ojo, del Willem II, que descendió la pasada temporada y con el que llegó a jugar en agosto dos partidos en Segunda) y el media punta brasileño Marcelinho, que llegó a Europa en 2011 con 26 años tras una trayectoria no especialmente llamativa en su país. El ex del Celta Dani Abalo no es titular habitual, aunque sí está gozando de minutos con cierta regularidad.

El Valencia se presentó en Bulgaria sin el sancionado Dani Parejo y con Pizzi planeando formar con Barragán y Joao Pereira juntos en el mismo once, quizá para sacar provecho de uno de los puntos débiles de los búlgaros, el veterano lateral Yordan Minev, que juega en la izquierda pese a ser diestro y que por lo tanto debería sufrir más ante un futbolista que busque profundizar por la banda que no ante un zurdo a pie cambiado que tire diagonales hacia dentro. Vargas y Alcácer, dos delanteros que parecen complementarse bien, formarían la pareja de ataque.

Alineaciones probables:

Ludogorets Razgrad vs Valencia - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.
¡Ya puedes descargarte la aplicación de MarcadorInt para iPhone! ¡Tendrás acceso a un podcast diario exclusivo para la App y a múltiples contenidos Premiumpodcasts individualizados de las competiciones más seguidas (Premier, Bundesliga, Serie A o Champions) y LiveTexts con el sello MI (Italia, Europa underground o Copa Libertadores)!

 

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*