Buen estreno

FIL EVERTON WOLFSBURG 30

Justo antes del descanso y justo al volver de vestuarios. El segundo y el tercer gol del Everton llegaron en momentos fundamentales y finiquitaron un partido que, en el global, no estaba siendo tan desigualado (4-1). Es cierto que el Wolfsburgo tampoco apretó a Howard hasta que se vio con una diferencia de dos goles en el marcador, pero la diferencia entre un equipo y otro no fue abismal. El estreno del Everton en esta Europa League no pudo tener mejor resultado: victoria con goleada ante uno de los rivales más duros, empate en el otro partido del grupo y sensaciones muy positivas tanto en ataque como en la portería, donde Howard respondió a la perfección cuando tuvo que hacerlo, que no fueron pocas veces en todo el segundo tiempo. Todo el trabajo del club durante la temporada pasada, en la que estuvieron cerca de clasificarse para la Champions League, derivó en un regalo para este curso: una experiencia europea para una entidad que llevaba tiempo esperándolo y para un entrenador, Roberto Martínez, que debutaba en Europa. El ambiente de Goodison Park era de expectación, de ganas de abordar la competición y tomársela muy en serio, de ilusión ante la posibilidad de pelear por un título. No hay razón para pensar que el Everton no vaya a darlo todo en la Europa League y no hay más que ver el once titular de los toffees para confirmarlo.

Artículo relacionado: Roberto Martínez, un entrenador ejemplar

Everton Baines FocusBaines asistió en el primero, en el segundo y marcó el tercer gol del Everton (Foto: Focus Images Ltd)

De entre todos los aspectos tácticos que Roberto Martínez ha instaurado en su nuevo Everton, el papel de los laterales es uno de los más decisivos en todos los partidos. Lo era hace un año y lo es ahora: tanto Baines como Coleman tienen una función muy importante porque participan muy arriba, muy cerca del área rival, y no tanto en su campo, donde Jagielka y Stones están atentos a sus coberturas. Por momentos hacen las veces de extremos, llegando constantemente a posiciones de ataque, poniendo centros o entrando de forma cortante entre los defensas para ver portería. Tanto Baines como Coleman son escurridizos y a base de paredes, regates y combinaciones muy rápidas de pases se cuelan constantemente para generar peligro. Siempre llegan a la zona de remate. El Wolfsburgo ya lo sabe para el partido de vuelta, pues en el de ida les costó el resultado. El primer tanto del Everton surge de una velocísima secuencia de pases entre Baines, McCarthy y Naismith, que termina mandando a la red el escocés (a pase, por supuesto, desde Baines dentro del área). El segundo gol del Everton llegó tras un centro de Baines (por supuesto, desde dentro del área) que Coleman (por supuesto, desde dentro del área) remata de cabeza a escasos metros de la portería alemana. En las dos ocasiones, los dos laterales locales fueron decisivos no solo por su calidad, sino por su posición adelantada en el campo. El tercer gol, de Baines de penalti, lo provocó McGeady -aunque la falta fue fuera-, mientras que el cuarto nace de tres pases medidos en una jugada perfecta: Gibson a McCarthy, McCarthy a Eto’o y Eto’o en profundidad a Mirallas, que definió de forma inmejorable ante Benaglio. El Wolfsburgo maquilló el resultado en el último toque de balón del partido, con una falta directa inapelable de Ricardo Rodríguez, única pelota a la que no pudo llegar Howard.

Everton Coleman Baines FocusBaines y Coleman, claves en el juego del Everton (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

3 comments

Se podría confiar en este equipo como futuro campeón de la Europa League, no va a ser fácil pero es de los mejores que hay (a falta de que bajen los de la Champions League)

Gran noche de Howard, recordando al Mundial de Brasil. La importancia de Coleman y Baines en este equipo, una de las mejores parejas de laterales del mundo en mi opinión, sobra comentarla. Me impactó Eto’o repartiendo asistencias desde que salió, en modo mediapunta.

Da gusto ver la evolución de jugadores conforme pasan los años llegan a la madurez absoluta de su carrera deportiva. Me refiero a Eto’o, en este caso, claro, y a esas asistencias. Algo visto en muy pocas ocasiones y que a la fuerza tuvo que trabajar en su paso por el F.C. Barcelona, aunque en este caso era más bien el primer toque para asociarse en paredes, combinaciones rápidas de su equipo y no el último pase. Al Everton todo esto le viene genial, me parece un gran acierto la adquisición de Eto’o al menos para un par de temporadas.

Deja un comentario

*