Líderes y clasificados

Everton Lukaku Focus

Dos contragolpes perfectos

El Wolfsburgo, como ocurrió durante buena parte del encuentro en Goodison Park hace semanas, llevó la iniciativa del partido. Cogió el balón y lo llevó a zonas peligrosas. El Everton había preparado una forma de hacerse fuerte: Eto’o no iba a permitir en ningún momento que Luiz Gustavo fuese el inicio de la jugada alemana. El mediocentro brasileño apenas participó en la creación, apenas recibió pelotas, apenas tuvo impacto en cada ataque de los locales. A pesar de ello llegaron muchas veces al área de Howard y tuvieron ocasiones de sobra para hacer más de un gol (de hecho hicieron dos que fueron anulados, uno de ellos legal). Sin embargo, el Everton aprovechó sus oportunidades, que llegaron casi todas en forma de contraataque. Lukaku estuvo inmenso en el primer gol después de recorrer medio campo, chocando contra dos rivales y definiendo ante Benaglio. Y también en el segundo gol, ya que sin su fantástica recepción de espaldas, acomodo del balón, mirada al frente y pase preciso, en profundidad, donde se desmarcaba Mirallas, no habría sido posible que el extremo toffee hiciese el 0-2 definitivo. El Everton, de este modo, se asegura la primera plaza del grupo y se clasifica para la siguiente ronda.

El centro del campo del Everton

James McCarthy ha sido uno de los dos o tres mejores futbolistas del equipo en lo que va de temporada. Su labor en el centro del campo es indispensable y ante la lesión de Barry su papel es aún más capital. A pesar de las molestias de las últimas semanas, fue titular. Y se lesionó en el primer tiempo. Entró por él Osman, que se puso al lado de Besic, que cuajó un encuentro magnífico con la responsabilidad de sacar el balón y robar en defensa. Aunque hablando de actuaciones sólidas no hay que olvidar la de Garbutt en el lateral izquierdo, las de Jagielka y Distin en el centro de la defensa y la de Howard en la portería, tras ser puesto a prueba en multitud de ocasiones.

Everton McCarthy FocusMcCarthy fue reemplazado por Osman en el primer tiempo (Foto: Focus Images Ltd)

Un conocido punto débil

El Wolfsburgo generó numerosas oportunidades de peligro. La mayoría de ellas llegaron gracias a Perisic, extremo izquierdo, que no tuvo ningún problema en encarar (y superar) constantemente a Hibbert. Desde ese lado se pudieron marcar varios goles, pero siempre respondieron bien tanto Howard como los centrales. De Bruyne, justo en el otro extremo, también tuvo un papel determinante a la hora de poner balones peligrosos. A pesar de lo mucho que creó el Wolfsburgo se fue sin marcar ni un gol.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

4 comments

Que mal,invierte el dinero el Wolfsburgo, le falta un portero decente y un delantero centro….benaglio,y bendtner……por dios…..

Hombre, decir eso por dos fichajes cuando el mismo equipo se ha hecho con De Bruyne, Luiz Gustavo y Ricardo Rodriguez (aunque fuese muy joven) “por 4 duros”, es no ser muy realista.

Hablar de 4 duros con las cifras que maneja el mundo del fútbol es muy frívolo, eso lo sabemos todos. Ahora bien, un jugador como Kevin por 20 millones de euros, me parece un fichaje más que acertado, pero mucho más que acertado con lo que estamos acostumbrados a ver, okyto.

Deja un comentario

*