Un paseo por Florencia

Artemio Franchi Fiorentina Fuente: Lauren (Creative Commons 2.0)

El diez o quince por ciento de opciones de pasar que Vincenzo Montella había dado a su equipo en la previa del partido se redujo a centésimas cuando el Sevilla aprovechó dos servicios de Banega a balón parado y dos errores de la zaga de la Fiorentina a la hora de despejar balones en los que parecía tener ventaja. También Sergio Rico, titular pese a la recuperación de Beto, colaboró para que ese 10% no creciera cuando sacó una mano prodigiosa ante un cabezazo de Gonzalo Rodríguez a los 16′, aún con 0-0. Lo único que puede explicarse del partido se limita a esa media hora inicial en la que llegaron los dos tantos (de Bacca y Carriço), porque todo lo que pasó después estuvo exento de ese componente indispensable en el fútbol llamado incógnita. Al menos, ya que la gente había creído en el mensaje de su técnico y el Artemio Franchi presentaba una buena entrada, la Fiorentina buscó maquillar el resultado, pero su desacierto fue el mismo con Ilicic como titular que el que había mostrado con Mario Gómez en la ida. El esloveno, incluso, mandó un penalti a las nubes mientras los hinchas del Sevilla cantaban el himno del Arrebato y lo elevaban a voz preponderante en la noche de Florencia.

Montella había salido con un esquema de tres centrales en el que Joaquín ejercía de carrilero largo por la derecha. Unai Emery modificaba sólo una pieza con respecto al encuentro de ida: Aleix Vidal pasaba a jugar de extremo con Coke de lateral y Reyes se quedaba fuera del once. La composición táctica se convirtió en algo absolutamente secundario cuando la Fiore supo que tenía que marcar cinco goles para pasar -y luego seis-. Pero ya que nos gusta guardarlas todas, no será esta vuelta de semifinales una excepción.

FIORENTINA 0-2 SEVILLA: PLANTEAMIENTOS INICIALES

Sevilla vs Fiorentina - Football tactics and formations

Quizá lo más emocionante del segundo tiempo fue seguir las noticias que llegaban desde Kiev. Se acercaba el final y se iba confirmando lo que parecía inimaginable: el Dnipro iba a ser el rival en Varsovia. Entonces, como suele suceder cuando un adversario tiene menos nombre y sus jugadores no son demasiado conocidos, la imaginación del hincha lo llevó a verse ya festejando la cuarta Europa League por las calles de Sevilla. Y es indiscutible que el favoritismo es evidente. Pero también lo era, y mucho, el del Nápoles. El Dnipro, que puede definirse como un bloque ordenado con un par de individualidades defensivas que elevan su rendimiento cuando se trata de resistir (el central Douglas Silva y el portero Boyko) y con un único futbolista de desequilibrio puro en ataque y capaz de marcar diferencias a partir de su calidad (Konoplyanka), es, por nivel, muy inferior al Sevilla. No afrontar la final como si ya estuviera ganada deberá ser el mayor desafío que se plantee el conjunto hispalense. Tratarlo como si fuera la Fiorentina. La Fiorentina del día del sorteo. No la que ha parecido totalmente disminuida por el andar convencido y seguro de un campeón que no se aparta ni un milímetro de su objetivo de reeditar la gloria.

 

¿Quién va a ganar la Europa League? ¡Consulta aquí las cuotas actualizadas y aprovecha el bono de 50 euros* de bwin para nuevos usuarios!

Foto de portada: Lauren (Creative Commons 2.0)
* Bono sujeto a términos y condiciones. Las cuotas mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos solo a mayores de 18 años.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*