La Fiorentina reacciona a tiempo

Montella Giorgio Gori

El partido de ida entre Tottenham y Fiorentina respondió a lo esperado en la previa: choque parejo entre dos fuerzas de similar potencia que deja la eliminatoria abierta de cara a la vuelta en Italia. Pochettino introdujo algunas novedades en la alineación titular (Davies, Paulinho, Townsend, Chadli o Soldado) respecto a lo que venía siendo habitual en los Spurs, pero el once del técnico argentino permitía competir a los londinenses ante una Fiorentina más convencional, que salió con lo esperado y sufrió más de la cuenta por los costados. El desarrollo del partido, que terminó en empate a uno, mostró tres fases muy diferenciadas.

Vendaval durante la primera media hora

El Tottenham arrancó con muchísima fuerza, con un plan muy definido y agresivo que sorprendió a la Fiorentina. El equipo inglés apretó muy arriba, presionó en campo rival y no permitió que ningún rival se girara con el balón controlado. Bentaleb y Paulinho mordían a los centrocampistas toscanos, Soldado y Eriksen (mediapunta) incomodaban la salida de los centrales y Townsend y Chadli acompañaban en los flancos. Además, los centrales también subían junto con sus compañeros y se anticipaban a los movimientos de Mario Gómez cuando intentaba tocar de espaldas. Así, el Tottenham ahogó a la Fiorentina, incapaz de salir de su propio campo, y recuperó el balón cerca del área rival. Amenazó Chadli en primera instancia después de un magnífico pase de Soldado y el delantero español abrió el marcador en el córner posterior, cuando Pasqual le dejó demasiado espacio para que rematara.

Andros Townsend (Foto: Focus Images Ltd).

Townsend fue uno de los nombres propios del primer tiempo. Foto: Focus Images Ltd.

El gol, además de reforzar la confianza del Tottenham, sembró dudas en una Fiorentina frágil que no podía descansar con el balón en los pies. Si Bentaleb y Paulinho incomodaban en la presión, más problemas generó Townsend por la banda derecha. El extremo inglés encaró una y otra vez a Pasqual y siempre logró zafarse del zaguero italiano, fuese para disparar o para buscar el centro al área. Por momentos, Townsend se creyó Robben y estuvo cerca de destrozar el sistema defensivo de la Fiorentina a través de sus constantes internadas por el flanco derecho, a menudo acompañadas por el siempre profundo Walker. Solo Salah, en acciones individuales y bajando a recibir muy atrás, era capaz de pausar el juego e intentar generar algo distinto en los visitantes.

El empate da seguridad a la Fiorentina

Sin embargo, cuando mejor estaba el conjunto londinense, llegó el gol de la Fiorentina. Joaquín apareció por la banda izquierda y provocó una falta. Mati Fernández disparó con violencia hacia el primer palo, Lloris despejó como pudo, el balón tocó en un futbolista toscano y le cayó a Basanta, que no perdonó dentro del área. Si bien la presión del Tottenham empezaba a decaer sobre la media hora de juego, esta fase del encuentro coincidió con el gol que tranquilizó a la Fiorentina. Poco a poco los italianos se instalaron en campo rival y se sintieron más cómodos. El tanto frenó la sangría de pérdidas previas a la línea del centro del campo, aunque Pasqual siguió sufriendo por la banda izquierda en su permanente duelo individual frente a Townsend y Chadli perdonó el 2-1 justo antes del descanso, cuando remató al larguero.

Montella ajusta el equipo tras el descanso

Pese al empate, el Tottenham fue claramente superior a la Fiorentina en la primera mitad y debió marcharse por delante en el marcador. Montella aprovechó el descanso para redefinir a su equipo y ajustar varias piezas que chirriaron durante la primera parte. Cambió el esquema y la Fiorentina pasó de jugar en un 3-5-1-1 a hacerlo en un 4-3-3, con Joaquín como extremo izquierdo, Salah en la banda derecha y Savic por detrás como lateral derecho.

Tottenham vs Fiorentina - Football tactics and formations

Esquemas tras el descanso.

Con la nueva organización, la Fiorentina detuvo la sangría de Pasqual, pues ahora tanto Borja Valero como Joaquín asistían a la ayuda del lateral zurdo viola. Además, los italianos se hicieron con el control del esférico en la segunda mitad y dominaron la posesión, pues el equipo se mostró mucho más seguro con la pelota y el Tottenham tampoco presionó como en los primeros minutos. Joaquín, además, participó bastante, apareció por el carril central e hizo sufrir a Walker cuando sorprendía por fuera. En el perfil opuesto, Salah suponía otra amenaza para el Tottenham si los londinenses se exponían más de la cuenta. Entraron Kane y Lamela, pero el rumbo del partido no cambió. Ni los locales se volcaron en busca del segundo gol ni la Fiorentina arriesgó más de lo necesario pese a llegar mejor al tramo final del encuentro y aproximarse con cierto peligro al área rival. Al fin y al cabo, tenían el balón y el resultado es positivo para afrontar la vuelta en el Artemio Franchi.

Foto de portada:  Giorgio Gori.

Related posts

Deja un comentario

*