La Champions pasa por Florencia y por Varsovia

Vitolo Sevilla Focus

El sevillismo asumió los resultados de la jornada liguera del pasado fin de semana como una ecuación que le obliga a ganar la Europa League para estar en la próxima Champions. Una victoria del Valencia -sólo una- en cualquiera de sus dos últimos encuentros (en casa ante el Celta y en el campo del Almería) supondría de manera matemática que el cuadro de Unai Emery se quedaría fuera del top-4 pese a la magnífica temporada realizada y a poder presumir de una puntuación histórica. Puede existir la sensación de que sin compromisos europeos de por medio quizá se habría sumado más en los dos últimos desplazamientos a Granada y a Balaídos, pero el conjunto hispalense diseñó la plantilla -y muy bien, por cierto- para este tipo de circunstancias y está más que acostumbrado a competir en varios frentes hasta el final. En cualquier caso, la realidad es que a esta hora parece más accesible meterse en la Champions ganando la Europa League que por la vía de La Liga. Proteger un 3-0 en Florencia y vencer de la manera que sea la final de Varsovia garantiza estar el año que viene en la máxima competición continental. Ni seis puntos sobre seis en el campeonato doméstico lo aseguran. La trascendencia de lo que está en juego en el torneo en el que el Sevilla defiende título ha aumentado considerablemente en las últimas semanas. Aunque, como algún hincha del club de Nervión nos ha recordado, más que el premio de acceder a una competencia más prestigiosa lo que realmente importa es engordar un palmarés que ya empieza a adquirir dimensiones monumentalesVolver a campeonar, te regalen luego lo que te regalen.

Vincenzo Montella dijo ayer en la conferencia de prensa previa al partido que la Fiorentina posee “entre un 10 y un 15 por ciento de opciones de eliminar a un Sevilla que no es superior” a su equipo. Puso como ejemplo al Bayern, que llevaba ante el Barcelona el mismo resultado y salió con todo a intentar conseguir la hazaña. Nos sirve esta comparación también a nosotros para explicar dónde puede sacar ventaja el cuadro de Unai. Si ya de por sí la Fiore se expone muchísimo en su manera de jugar, teniendo que remontar un 3-0 puede regalar autopistas. Y no hace faltar recordar cómo disfrutan de los espacios los Aleix Vidal, Vitolo, Gameiro y compañía.

El técnico italiano declaró que aún no tiene claro si va a alinear a Mario Gómez o a Josip Ilicic en la punta de ataque -en realidad, podrían jugar los dos juntos-. El alemán no está viviendo una buena temporada, y de hecho desperdició en la ida, aún con 0-0, una magnífica ocasión de gol tras una brillante asistencia de Joaquín. El esloveno, en cambio, es el hombre más en forma de la Fiorentina: ha marcado cinco goles en los tres últimos partidos de liga italiana, incluyendo un doblete en el importante triunfo del pasado domingo en el derbi toscano ante el Empoli (2-3). Parece que, a diferencia de lo ocurrido en la ida, Montella podría salir con tres centrales, sacrificando de este modo a un jugador en el centro del campo pero dando más profundidad a los laterales. Salah, Savic y Matías Fernández han entrenado con molestias durante la semana pero a los tres se los espera en el once. Richards y Vargas, en cambio, causan baja definitiva.

Alineaciones probables:

Sevilla vs Fiorentina - Football tactics and formations

 

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

Que yo sepa, la vía EL es independiente de la liga. Es decir, si el ganador va como campeón de EL, el país sigue manteniendo sus N plazas por liga. Me costaba creerlo, pero precisamente aquí me lo aclararon.

Deja un comentario

*