Gervinho tumba al Feyenoord

Gervinho Roma - Focus

Si por algo puede ser susceptible de pasar a la historia la eliminatoria entre Feyenoord y Roma será por todo lo que sucedió fuera de los terrenos de juego. Si en el partido de ida parte de la afición neerlandesa arrasó la capital italiana, en la vuelta el partido se detuvo durante cerca de un cuarto de hora por el lanzamiento de objetos desde la grada. Antes, en la primera mitad, algún gracioso tiró un plátano hinchable gigante a Gervinho. Sin embargo, el futuro es caprichoso y fue el extremo marfileño quien dejó al Feyenoord fuera de la Europa League en el momento en el que más cerca estuvo de dar la vuelta a una situación complicada.

Ni Roma ni Feyenoord jugaron bien, pero los italianos al menos fueron mejores durante gran parte del choque. Ambos conjuntos protagonizaron una primera mitad bonita y entretenida, de mucho ritmo e intensidad pero también plagada de errores absurdos, pérdidas ridículas en el centro del campo y acciones tragicómicas. El Ahmadi perdió un balón en la frontal de su área en el minuto 15 cuando el Feyenoord intentaba salir jugando, Van Beek y Kongolo no acertaban acciones fáciles, Kazim Richards se lesionó solo en la primera mitad y Ljajic disparó al aire cuando Totti le dejó en una buena posición dentro del área. En el equipo de Rutten, Toornstra era el futbolista que aportaba mayor pausa y lucidez entre líneas. Ambos fallaban, pero más los locales. La Roma se dio cuenta muy pronto de que generaba muchos problemas al Feyenoord si adelantaba sus líneas y presionaba arriba y así provocó pérdidas y dispuso de ocasiones claras de gol. Totti se quedó muy cerca de anotar en dos ocasiones: primero su vaselina se marchó rozando el poste y después disparó una falta a la madera.

Antes del descanso llegó el gol de Ljajic, en un centro lateral mal defendido por la defensa de Rotterdam que remató libre el futbolista serbio y tras la reanudación la temperatura del encuentro subió hasta niveles insospechados cuando el árbitro expulsó a Te Vrede con roja directa por una entrada en la que el delantero local llegó tarde pero que en ningún caso resultaba violenta. La afición feyenoorder lanzó objetos al campo, el colegiado paró el encuentro durante 15 minutos en los que Elvis Manu calentó sin descanso y el propio Manu igualó la contienda segundos después de que se reanudase el choque por segunda ocasión, cuando un rebote le favoreció y permitió al delantero local ganarle la espalda a Yanga-Mbiwa para superar a Skorupski. Todo tan enormemente grotesco que, de regalo con el gol de Manu, el guardameta suplente del Feyenoord, Mulder, vio la tarjeta roja por algún motivo que puede que jamás salga a la luz.

Toornstra Feyenoord  FaceMePLS

Toornstra fue uno de los mejores futbolistas del Feyenoord. Foto: FaceMePLS.

Para redondear la fiesta quedaba el gol de Gervinho, que llegó apenas un par de minutos después del tanto del empate que hubiese supuesto la prórroga. Trindade de Vilhena se desentendió la incorporación de Torosidis por la banda derecha y el central griego centró a placer. El envío, preciso, no lo despejó nadie y el costamarfileño fusiló a Vermeer. Si bien es cierto que el guardameta local apenas blocó a lo largo del choque, concediendo segundas opciones sin cesar, no se le puede achacar demasiado en la segunda diana de la Roma, que llegó justo cuando el Feyenoord empezó a creer que era posible remontar. La Roma, pese a jugar contra 10, no fue capaz de controlar el ritmo del encuentro en los últimos compases, pero al menos reaccionó tras el golpe que supuso el empate de Manu. Por su parte, el Feyenoord apretó en el cuarto de hora final y encerró a los italianos en su área. Hicieron sufrir al rival, aunque nunca llegó el empate a dos que hubiese metido miedo en el cuerpo de los visitantes. Pero, pese a todo, el Feyenoord perdió en De Kuip por primera vez desde el 21 de septiembre y la Roma ganó su cuarto partido en 2015, resultado que le clasifica para los octavos de final.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

Felicitaciones Loba!! Gervinho está afilado como nunca. El gran bajón de la Roma se dió durante la ausencia de Gervinho por la Copa África. Veremos como sigue la Europa League, veo bien posicionados a la Roma y a la Fiorentina para llevarse el trofeo.

Deja un comentario

*