Inercia positiva

Liverpool Ibe Focus

El Liverpool presenta síntomas de estar entonado: lleva varias semanas ganando partidos que tiene que ganar y que no tiene ganados. Es decir, los gana en los últimos minutos, después de empujar y empujar, en algunos casos incluso remontando un resultado adverso, pero los termina ganando. La racha es incontestable. Lo hizo contra el Tottenham en liga, contra el Bolton en el replay de copa, contra el Crystal Palace en la siguiente ronda y ahora lo ha hecho contra el Besiktas en la Europa League. En todos ellos ha tenido protagonistas diferentes: contra el Tottenham fue la entrada desde el banquillo de Balotelli, ante el Bolton surgió la genialidad de Coutinho, frente el Crystal Palace se recuperó al mejor Sturridge y en la visita al Besiktas se confirmó lo que se venía sospechando: Jordon Ibe es más que un mero jugador de rotación en la plantilla. La inclusión del joven futbolista inglés ha sido un bombazo para el equipo. Ha llegado con la carrerilla que tenía de su cesión en segunda división y la ha aprovechado no sólo para presentarse ante el Liverpool por todo lo alto sino para, de primeras, empezar a sumar puntos. Ibe, que está siendo titular como carrilero derecho, tiene un regate descomunal: es una finta sencilla, un toque seguido de una aceleración gracias a una conducción finísima y pegada al pie que resulta imposible de cazar para el defensa. La hace hacia dentro y hacia fuera, de modo que resulta imprevisible, y cuando ejecuta es tan rápido que el lateral no consigue darle caza. Tuvo cuatro o cinco iguales durante todo el encuentro. En la última, cuando el partido moría, provocó el penalti de la victoria.

Liverpool 1-0 Besiktas (Balotelli 85′)

Captura de pantalla (734)Así jugó el Liverpool desde la entrada de Balotelli y Lovren (Foto: sharemytactics)

El penalti lo marcó Balotelli porque ahora resulta que marca goles y encima valen victorias. No sin polémica: le quitó el balón a Henderson, capitán sobre el campo, y discutió con Sturridge, pero siendo como es, un especialista en la materia, convirtió la pena máxima con tranquilidad. Los 4 goles que el delantero italiano lleva con el Liverpool han sido todo en minutos cruciales: 82, 83, 85 y 86. Con las conocidas ausencias de Gerrard, Markovic, Sterling y Lucas, la alineación de Rodgers no tuvo ninguna sorpresa: Allen y Henderson en el centro del campo, Sturridge en punta y los indiscutibles cinco de la defensa. Cinco o tres, según se quiera ver, porque los dos carrileros son más extremos que laterales. “Mi nueva posición es perfecta porque a mí me gusta más atacar que defender, comentó Alberto Moreno en zona mixta. El Besiktas, por medio de Demba Ba y Sosa, causó peligro sobre todo a Skrtel. Pero en los últimos minutos, cuando al Liverpool se le iba la ventaja de campo y temía un partido en Turquía sin goles que defender, los cambios reavivaron el choque. Emre Can pasó al centro del campo en lugar del inefectivo Allen, muy errático, Ibe continuó con su brillante nivel y cada balón que tocaba Balotelli salía mejorado de sus botas, como si lo cocinase antes de comérselo. Pudieron marcar antes los locales, como en un gran disparo de Alberto Moreno o en una ocasión clarísima de Lallana, pero si algo le hacía falta a Ibe después de sus primeras magníficas actuaciones con el Liverpool era una jugada que sumase gol en el marcador. El penalti que permite a los de Anfield ir con un gol de ventaja y la portería a cero al partido de vuelta es la primera gran contribución de un chico de 19 años que ha llegado para quedarse.

Artículo relacionado: El movimiento ganador

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*