Krasnodar incomoda

El Kuban Stadium, compartido por los dos equipos de primera división de Krasnodar (Foto: JukoFF).

El viaje, ya de entrada, es largo. Y complicado. Krasnodar está en el sur de Rusia, cerca del Mar Negro, al que se llega siguiendo el río Kuban hasta el puerto de Novorossiysk. Es una ciudad de la que se habla poco, pero sus 750.000 habitantes la definen como una importante metrópolis. Aunque el palmarés de su club principal de fútbol, el Kuban, no es para nada extraordinario, sí posee una tradición respetable, ya que el equipo se proclamó campeón varias veces de la segunda división soviética y participó en unas cuantas ocasiones en la máxima categoría de la URSS. Ahora le toca vivir una extraña rivalidad en la primera división rusa con el recientemente creado FC Krasnodar, pero las afluencias de público muestran claramente qué equipo representa a la gente de la ciudad desde siempre. Cuando el Kuban es local, al estadio -lo comparten- van unas 15.000 personas de media, y en los partidos grandes (los europeos o ante rivales fuertes de Moscú y San Petersburgo) se llenan las 30.000 localidades. El FC Krasnodar atrae normalmente a menos de 10.000 personas, y alcanza sus mejores entradas con cifras cercanas a los 15.000 espectadores.

 

El Kuban Stadium, compartido por los dos equipos de primera división de Krasnodar (Foto: JukoFF).
El Kuban Stadium, compartido por los dos equipos de primera división de Krasnodar. (Foto: JukoFF).

No es un lugar cómodo para ir a jugar. El césped suele estar mal y el público es uno de los más bulliciosos de Rusia. Desde la época de Dan Petrescu, que subió el equipo a Primera y lo metió en la mitad alta de la tabla, el estilo de juego predominante es el de contragolpe. Aunque Dorinel Munteanu, el actual entrenador, declaró que quería dar más protagonismo al ataque, la realidad es que en el debut en esta Europa League en Suiza ante el Sankt Gallen el Kuban casi ni tiró a puerta. Esperó atrás, cedió la iniciativa y confió en que el veterano Djibril Cissé cazara alguna contra. No se le vio nada fino, y de hecho en los últimos partidos ha perdido el puesto de titular en favor del ex del Atlético de Madrid, el Numancia y Osasuna Ibrahima Baldé. De todos modos, los jugadores con más calidad para desequilibrar son el rumano Gheorghe Bucur, que suele partir desde la izquierda, y el media punta búlgaro Ivelin Popov. Sin embargo, la necesidad puede obligar al Kuban a salir más ofensivo, ya que los dos medios centros africanos que fueron titulares en Suiza, Rabiu -lesionado- y Kaboré -sancionado-, no están disponibles. Aunque lo que más debe mejorar el Kuban con respecto a aquel partido es su solidez defensiva. El Sankt Gallen le marcó dos goles en dos centros laterales muy mal protegidos por la zaga rusa. Ángel Dealbert fue el mejor de los cuatro de atrás, una valoración con la que coincidieron los comentaristas de la televisión suiza que retransmitió el partido. Extraña un poco la suplencia del buen central o lateral zurdo moldavo Igor Armas.

El Valencia llega a Krasnodar aliviado por los últimos resultados, pero con urgencias en la Europa League debido a su derrota inicial. De todos modos, el empate no sería un mal resultado, ya que se supone que lo lógico es que el Sankt Gallen pierda en Swansea y se le podría dar caza en el doble enfrentamiento posterior. Al estar el Kuban también con cero puntos, la presión se reparte. Djukic ha dado descanso a varios titulares -Banega, Jonas, Hélder Postiga- y su once titular es una incógnita. De todos modos, cualquier combinación que saque en el centro del campo parece superior desde un punto de vista técnico a la que pueda configurar el Kuban. Pero alerta: en Krasnodar se han sentido incómodos muchos equipos que saben mover la pelota.

Probables alineaciones:

Kuban vs Valencia - Football tactics and formations

 

Related posts

4 comments

Me encanta leer artículos como este y enterarte que un equipo ruso desconocido para mí juegan Dealbert o Ibrahima

Axel me entretienen más los artículos que escribes con fondo cultural (geográfico principalmente) que los puramente futbolísticos. ¿Es raro?

Jajajaja. No, puede ser que te interese más esta faceta que puramente el juego. No sé si sabes que he escrito un libro sobre fútbol y viajes que va muy en esta línea. Creo que si te gustan estos textos, el libro te va a encantar…

Deja un comentario

*