La competición favorita de Pione Sisto

Europa League trofeo copa Focus

Pione Sisto se reencontrará este jueves con el Manchester United un año después de que una eliminatoria contra los diablos rojos le catapultara a la fama. Fue su excepcional rendimiento en el doble enfrentamiento contra el conjunto mancuniano en los dieciseisavos de final de la Europa League 2016-17 lo que dio a conocer al jovencísimo extremo internacional con Dinamarca, que hasta entonces solo había gozado del Europeo sub-21 del curso anterior como escaparate para empezar a mostrar sus virtudes ante el continente. Ante todo un Manchester United, Sisto lideró al Midtjylland para derrotar a los entonces chicos de Van Gaal en la ida, en Dinamarca, y poner el miedo en el cuerpo de Old Trafford en la vuelta, en un partido en el que el equipo norteño se adelantó a pesar de que luego caería goleado. Sisto marcó en la ida y repitió en la vuelta, un encuentro en el que terminó opacado por el inmejorable debut de un tal Marcus Rashford con el Manchester United.

Otra vez en la Europa League, un año después, el destino le ha deparado un nuevo doble enfrentamiento con el Manchester United. Sisto ahora juega en el Celta de Vigo, que dispone de una oportunidad única para alcanzar la primera final europea de su historia. Como ya ocurrió el año pasado, el equipo de Sisto disputará la ida en casa y se desplazará a Inglaterra para la vuelta, donde los aficionados de los red devils ya estarán más que prevenidos ante el diablo danés, que se siente particularmente cómodo y motivado en los jueves de competición europea y llega al tramo final del curso en plenitud. Esta temporada, el Genk sufrió en sus carnes lo que Sisto es capaz de hacer cuando rebosa confianza.

Manager of Celta Vigo, Eduardo Berizzo during the pre season friendly match against Norwich City at Carrow Road, Norwich Picture by Richard Calver/Focus Images Ltd +447792 981244 01/08/2014
Sisto se ha ganado la confianza de Berizzo. Foto: Focus Images Ltd.

Sin embargo, el arranque de temporada de Sisto en el Celta no fue fácil. El extremo danés sufrió para amoldarse al equipo gallego, donde no terminaba de encontrar su sitio. Le costó hacerse con un hueco en las alineaciones de Eduardo Berizzo e incluso actuó en la banda derecha en el tramo inicio del curso, una demarcación en la que no estaba acostumbrada y en la que no fue capaz de replicar el buen rendimiento que atrajo la atención de varios clubes de las ligas más importantes del continente. Le favoreció el conflicto de Orellana con su técnico, que abrió las puertas de la titularidad al extremo danés tras recomponerse el frente de ataque olívico. Con el paso de los meses, Guidetti se asentó como delantero centro, a menudo con Iago Aspas partiendo desde la banda derecha y con la disputa abierta entre Bongonda y Sisto en el extremo izquierdo, pugna en la que a la larga se ha impuesto el danés.

En la misma posición en la que destacó en el Midtjylland, Sisto está mostrando el abanico de recursos que lo convierten en un futbolista desequilibrante. El danés ha ganado en confianza en 2017 y se ha asentado en las alineaciones de Berizzo hasta el punto de convertirse en indiscutible para el argentino. Y todo ello ha repercutido en la mejoría de sus prestaciones, pues Sisto es ante todo un futbolista explosivo que desborda con una enorme facilidad en las acciones de uno contra uno. Cada vez entiende mejor el rol en su equipo y las diagonales hacia el carril central ya no son solo aventuras individuales, sino que encuentra en Guidetti o Wass futbolistas en los que se puede apoyar y cuyos movimientos puede aprovechar para acercarse a la frontal y buscar el disparo. Ágil y rápido en el cambio de ritmo incluso para girarse cuando el lateral contrario lo vigila de cerca, Sisto es una de esas piezas que, por calidad individual, pueden eliminar una pieza rival y romper un partido en un día de máxima inspiración. Lo demostró en la eliminatoria contra el Genk, sobre todo en la ida, y le queda demostrarlo en un nuevo doble enfrentamiento ante el Manchester United. Estando peor rodeado, ya lo hizo una vez.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*