La noche en la que Hwang Hee-Chan desquició a la Real Sociedad

rbsalzburgo-7 Guillermo Valverde/MarcadorINt

Si Hwang Hee-Chan hubiera firmado el partido que hizo anoche ante la Real Sociedad en una eliminatoria de Copa de Europa, probablemente los highlights de su maravillosa actuación ya habrían circulado por medio continente. Pero como ayer fue jueves y no miércoles, tenemos que venir nosotros a rescatarla. Qué escándalo lo que jugó ayer al fútbol ese pequeño diablillo coreano. Su indistinta capacidad para jugar de espaldas, recibir por delante de la zaga, girarse y romper al espacio desquició por completo a los centrales del conjunto txuriurdin, que no descifraron jamás la manera de defenderle. Ya en la ida fue un auténtico incordio hasta que fue sustituido extrañamente al término de la primera parte, y en Salzburgo este habilidoso coreano de 22 años remató la faena, obligando a todos los que presenciaron el partido a recordar definitivamente su exótico nombre.

Red Bull Salzburgo 2 (Dabbur 10′, Berisha 74′)
Real Sociedad 1 (Navas 28′)

Real Sociedad vs Away team - Football tactics and formations
Formaciones iniciales. Foto:sharemytactics

A decir verdad, la Real Sociedad no encontró nunca la forma de superar con continuidad la presión austríaca. Ese particular 4-3-1-2 de Marco Rose, con Schlager de mediapunta trabajando sobre Illarramendi, desactivó con eficacia la salida de balón donostiarra. El conjunto vasco no lograba desplegarse en campo contrario, y en consecuencia el Red Bull Salzburgo tuvo oportunidades para transitar. El elegante Schlager no solo trabajaba sin balón con enorme sacrificio, sino que lanzó con lucidez los contragolpes hacia esa móvil pareja formada por Dabbur y Hwang. Antes de que hubieran transcurrido los primeros diez minutos de partido, una finísima apertura al primer toque del propio Schlager encontró a Lainer en profundidad, que puso un balón tenso para que Dabbur se impusiera a un ingenuo Aritz Elustondo. 1-0.

Xaver Schlager firmó un encuentro majestuoso. Foto: MarcadorInt
Xaver Schlager firmó un encuentro majestuoso. Foto: MarcadorInt

A través del regate de Januzaj y Odriozola, como en el encuentro de la ida, el conjunto vasco consiguió romper las sólidas líneas austríacas y reaccionar al golpe inicial. No desbordó a su rival, pero sí pudo por fin plantarse en el campo del Salzburgo. Y ahí Raúl Navas, un héroe insospechado que minutos después sería protagonista en el otro lado del campo, cazó un cabezazo en un córner que cargó de esperanzas al cuadro de Eusebio Sacristán.

Al comienzo de la segunda parte, el desarrollo del encuentro se rudimentó. El Red Bull Salzburgo no pudo mantener la pulcritud de su presión y la Real Sociedad se fue con ímpetu a buscar el gol que le metiera en octavos. Sin embargo, en ese terreno algo más caótico, el conjunto austríaco volvió a reinar. Schlager encontró a Hee Chan Hwang con continuidad, que recibiendo en transición le metió la estocada definitiva al partido. Primero forzó dos tarjetas amarillas seguidas que alteraron la paciencia de Raúl Navas, que reaccionó absurdamente dándole una pequeña bofetada que le costó la expulsión. Escasos minutos después, ya ante diez hombres, Hwang recibió con espacios cerca del área rival, se tiró un control orientado con el que superó al recién ingresado Diego Llorente y recortó ante la salida de Rulli, que solo pudo detenerle haciendo penalti. Berisha no falló en los onces metros, la Real no pudo reaccionar en los 15 minutos restantes y el Red Bull Salzburg estará en los octavos de final de la UEFA Europa League por segunda vez en su historia. Hay ganas de seguir observando las aventuras por el continente de la desacomplejada generación campeona de la Youth League formada por los Haidara, Schlager, Wolf y cía. Y por supuesto las de Hwang Hee-Chan.

Foto de portada: Guillermo Valverde/MarcadorInt

Related posts

3 comments

Un par de apuntes Guillermo:

– Raul Navas ya tenía una amarilla desde el minuto 27′, por lo que la expulsión no viene dada por la bofetada.

– El coreano me pareció un jugador desequilibrante, pero la aportación de Haidara o Schlager me pareció más impactante. Hwang, realizo un gran partido, estuvo involucrado en la expulsión y en el penalti, pero la jugada de la expulsión me parece mucho más demérito de Navas que merito del coreano. A todo esto, creo que en el análisis del encuentro habría que incidir en el cambio de sistema de Eusebio tras el descanso, pasar a jugar con tres centrales con toda la segunda parte por delante y necesitan 1 gol me pareció una decisión desafortunadísima. Y más, teniendo en cuenta que solo lo ha había probado antes tan solo una vez, en el Madrigal, y para la media hora ya perdía 3-0.

Más que mérito del Salzburgo fue demérito de la Real. Los austriacos no son gran cosa, un equipo físicamente potente, gente joven y rápida pero ni siquiera se puede decir que son un equipo ordenado. La Real lleva toda la temporada arrastrándose, no son ni la sombra de lo que eran y aún así se han quedado a un gol. En condiciones normales los donostiarras se hubieran llevado la eliminatoria y con relativa facilidad. El cambio de Eusebio no se entiende, volvió a errar de la misma manera en la ida cuando mantuvo en el campo a un Illarra que estaba haciendo un partido horrible, tenía ya una amarilla y que estaba rozando la segunda constantemente. La semana pasada tuvo suerte, esta vez salió cruz y se quedaron con uno menos. Por cierto, Rulli es el peor portero titular de primera, pero de lejos.

La verdad que al Real está en ruina gracias sobre todo a su entrenador y director deportivo.

Pero del RB me han gustado algunos jóvenes como Haidara o Schlager, dos como estos vendrían muy bien a la Real.

Deja un comentario

*