Levantarse tras autoflagelarse

Sevilla v BenficaUEFA Europa League

La noche -profunda y cerrada- de San Petersburgo no dejará tantos recuerdos de resistencia épica como la de Mönchengladbach, donde el Sevilla supo sufrir ante las acometidas permanentes de un rival potentísimo que lo exigió durante noventa minutos de ataques vertiginosos sin respiro. Frente al Zenit, lo que quedará será la sensación de haber corregido en el último momento lo que parecía un ejercicio de autodestrucción. Aunque el líder de la liga rusa tuvo momentos de buen juego, fue el equipo de Unai Emery el que lo resucitó mediante errores individuales de su portero Beto, que luego acabaría resultando decisivo para evitar un tercer tanto que habría finiquitado el sueño de volver a ganar dos títulos europeos de manera consecutiva. Dejó el partido sensaciones tan dispares como a veces sólo el fútbol es capaz de provocar: un juego extraño en el que todo cambia muchas veces sin saberse muy bien por qué. La lectura positiva que debe sacar el cuadro hispalense es que, una vez más, reforzó su mística copera y su capacidad de sobreponerse a las adversidades. Y que en esta ocasión las adversidades las provocara uno mismo le da a la clasificación un valor suplementario, por mucho que en principio esta afirmación parezca una paradoja. Es más fácil venirse abajo cuando uno mismo se equivoca, cuando uno suspende por los errores propios, cuando uno le concede ventajas al oponente a partir de fallos impropios del profesionalismo. ¿Que el rival me está metiendo atrás y me somete porque es muy bueno, como aquel Gladbach? Bien, aceptamos el reto. Intentemos ganarle porque así nuestra gesta será más épica. ¿Que el árbitro nos perjudica y nos pone piedras en el camino? Canalicemos la rabia para que aumente nuestro deseo y nuestro carácter competitivo. Pero… ¿Que yo te meto en el partido cuando estabas muerto porque me disparo en el pie? ¿Qué reacción positiva puede generarme eso, si lo único que hace es que me coma la cabeza y no deje de pensar en lo fácil que lo tenía y en cómo mi propia estupidez me ha llevado a la encrucijada? Siendo el partido del Sevilla en San Petersburgo más discreto que el de otras tardes, su reacción tiene un mérito psicológico considerable. Lo normal, cuando te autoflagelas, es que ya no te levantes. Y el campeón se levantó.

ZENIT 2-2 SEVILLA: PLANTEAMIENTOS INICIALES

Sevilla vs Zenit - Football tactics and formations

La primera parte fue bastante plácida para el conjunto de Unai salvo en los minutos finales. El Zenit acusó verse tan pronto con un 0-1 en contra, un resultado que le obligaba a anotar dos veces para forzar la prórroga -cuando empezó el partido, con un gol se clasificaba directamente-. Aunque dio la sensación de que Vitolo buscó el contacto al ver que la jugada no iba a ninguna parte, el central Neto arriesgó demasiado yéndose al suelo en una acción que no requería jugarse un penalti. Bacca transformó el 0-1 y el conjunto ruso fue durante muchos minutos ese equipo apático que vive de las individualidades -unas individualidades en ocasiones ciertamente desesperantes, sobre todo cuando Hulk decide terminar él todas las jugadas e ignora los reclamos de sus compañeros desmarcados-. Es cierto que hubo una acción en la que habilitó con generosidad a Danny, el más peligroso de los atacantes del Zenit y también el más indetectable, ya que se movía por todas partes sin partir de una posición fija. Beto le sacó una mano providencial al portugués de origen venezolano y logró que el partido se fuera al descanso con ese 0-1 y esa sensación de que quizá la noche sería más tranquila de lo que se esperaba -y de lo que en realidad acabó siendo-. También había contribuido a formar esa imagen de control el excelente rendimiento de Krychowiak como central después de que Pareja tuviera que retirarse lesionado en el 20′ y no hubiera ningún reemplazo puro en el banquillo (Kolodziejczak se quedó fuera de la convocatoria). El polaco se reubicó formando pareja con el recuperado Carriço y estuvo sobresaliente en varios bloqueos e interceptaciones decisivas.

REAJUSTE SEVILLISTA TRAS LA LESIÓN DE PAREJA

Sevilla vs Zenit - Football tactics and formations

Con esa modificación táctica, Banega también retrasó su posición e Iborra entró para jugar en la media punta, donde volvió a ser determinante. De hecho, cuando más sufría el Sevilla, después de que Beto concediera un rechazo en un tiro no demasiado complicado que propició el 1-1 de Rondón y de que no pudiera detener un envenenado disparo de Hulk casi desde el centro del campo, el ex jugador del Levante asistió a Gameiro sin tocar la pelota en un 2-2 que evitó la prórroga y acabó con el Zenit. Vitolo, una vez más decisivo en esta Europa League, condujo un contragolpe y cedió el balón al otro lado. Banega arrastró a un rival hacia el córner opuesto e Iborra provocó que el delantero francés pudiera recibir solo al dejar pasar el esférico entre sus piernas. Kevin finalizó como casi siempre que entra desde el banquillo y sabe que tiene pocos minutos para reivindicar su valor. Con determinación, acertando con la única bala disponible.

¿Quién va a ganar la Europa League? ¡Consulta aquí las cuotas actualizadas y aprovecha el bono de 50 euros* de bwin para nuevos usuarios!

Foto de portada: Focus Images Ltd.
* Bono sujeto a términos y condiciones. Las cuotas mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos solo a mayores de 18 años.

 

Related posts

3 comments

O_O O_O “¿Que el árbitro nos perjudica y nos pone piedras en el camino?” O_O O_O
Axel, teniendo en cuenta que en esta página no se suele valorar nunca al árbitro porque se prefiere dar relevancia y comentar el juego (sanísima costumbre), tiene mucha guasa ese comentario refiriéndose al equipo más beneficiado por los árbitros de la historia de la Europa League. En este partido, sin sorpresa, ocurrió una vez más (no era penalti, comenta Andújar tras ver la repe en Marca). Lo dicho, mucha guasa.
Lo de arriba me parece un hecho objetivo, lo que digo ahora no, es solo mi opinión. 1- Emery al fin ha aprendido a sufrir sin dejar de ser competitivo, y al fin ha aprendido a leer el partido durante su transcurso y hacer cambios que beneficien a su equipo. 2- No creo que el Sevilla mereciese nada contra el Borussia Mönchengladbach, y contra el Zenit tampoco me ha parecido justa su clasificación.
Un saludo y un abrazo Axel, se agradece tu forma de hacer periodismo.

En realidad es una generalización. Intento comparar qué reacción te puede generar una dificultad provocada por la calidad del rival, otra provocada por un factor “externo” y otra provocada por tus propios errores. La frase no supone que esto haya sucedido, sino que nos sirve para dar valor a lo acontecido en este partido, que es el tercer caso, quizá el más complicado de superar por cuestiones psicológicas.

Deja un comentario

*