Sintonía perfecta

Liverpool manager Jurgen Klopp during the Barclays Premier League match at Villa Park, Birmingham
Picture by Andy Kearns/Focus Images Ltd 0781 864 4264
14/02/2016

Cuando Jürgen Klopp fichó por el Liverpool se entendía que no sólo era para darle una identidad futbolística reconocible, un empujón competitivo necesario, sino para lograr una comunión completa con una hinchada necesitada de aliento. Klopp y Anfield eran una unión perfecta, un matrimonio al que se le iban a pedir hijos muy pronto. En uno de sus primeros partidos, tras una derrota, comentó que le había sorprendido que la gente se fuese del campo antes de tiempo, pues el objetivo del equipo era mantener a sus aficionados alerta, expectantes, ilusionados. Después de ganar por 2-0 al Manchester United, dando un golpe serio a la eliminatoria de los octavos de final de la Europa League, Klopp lo tenía claro: “El ambiente ha sido increíble. Este Liverpool es el que conocía antes de venir”. Anfield, ante su máximo rival, no perdonó. Sonó como se le escucha cuando huele la guerra. Y ganó la batalla.

Klopp: “Un 2-0 es un resultado perfecto. No hay nada que criticar. Estuvimos muy bien desde el primer hasta el último minuto, a excepción de un rato en el segundo tiempo en el que el Manchester United cambió su sistema. El resto del partido lo controlamos nosotros. Necesitábamos ganar y es lo que hicimos”.

El plan de Klopp

El partido ante el Manchester United entra ya en el listado de mejores actuaciones del Liverpool desde que Klopp es su técnico, emparejándola junto con la victoria en el Etihad por 1-4. Con la única baja de Milner, lesionado, el alemán puso a Lallana en su lugar y unió a su tridente ofensivo indiscutible: Coutinho por la izquierda, Firmino de mediapunta y Sturridge en punta. Los reds embotellaron a su rival, lo presionaban después de cada pérdida y recuperaban la posesión en el campo rival. Además, se producía un movimiento que no paraba de garantizar ventajas en ataque: tanto Coutinho como Lallana se movían hacia las posiciones interiores, trayéndose consigo a Varela y Rojo, por lo que Memphis y Rashford tuvieron que actuar prácticamente como laterales para defender las subidas de Moreno y Clyne. En ese sinfín de permutas, de movimiento, de constante jaleo en los tres cuartos de campo, cuando Smalling salía de posición, Firmino atacaba el espacio. El Liverpool se movía a su antojo y los red devils no tenían respuesta ni creación: estaban noqueados.

liverpool vs Man Utd - Football tactics and formations

Si el resultado no fue mayor, el motivo está en la portería: David De Gea. Una vez más, el mejor jugador del Manchester United. Al descanso se llegó con 1-0 (gol de Sturridge de penalti), pero el guardameta español fue el principal protagonista de los visitantes con tres paradas de mucho valor que evitaban un resultado mucho mayor.

Pequeña reacción visitante

Louis van Gaal captó el foco de peligro y en el descanso hizo un cambio táctico: quitó a Rashford e introdujo a Carrick, que pasó a formar parte de una línea de tres centrales, con Varela y Blind (no Rojo) de carrileros. De este modo, el Manchester United igualaba ligeramente la batalla en el borde de su área. Fueron los únicos instantes, apenas diez minutos, en los que el conjunto visitante pudo respirar.

liverpool vs Man Utd - Football tactics and formations

La estocada final del Liverpool

En cuanto el Liverpool se adaptó al nuevo sistema del rival, tras unos minutos titubeantes, Klopp tocó dos piezas y todo volvió al punto de origen. Quitó a Sturridge por Allen, que reforzó el centro del campo, y poco después sentó a Firmino, autor del 2-0, para meter a Origi, pura velocidad, para atacar la espalda de Carrick. Otra vez, el Liverpool volvía a tener suficientes jugadores en la zona central para dominar el balón, para recuperar rápido y para crear peligro. Con De Gea como salvavidas del Manchester United, Lallana disfrutaba con detalles técnicos, Clyne subía al ataque con regularidad y el trío formado por Henderson, Emre Can y Allen gozaba de una lucidez plena a la hora de la distribución y la gestión del balón. Mientras tanto, Firmino era el rey. El brasileño ya suma 8 goles en 2016 y tres partidos consecutivos marcando.

liverpool vs Man Utd - Football tactics and formations

El 2-0 deja encarrilada la eliminatoria para el partido de vuelta, el próximo jueves en Old Trafford, por lo que un gol del Liverpool obligaría al Manchester United a marcar cuatro. Y lo peor es que los reds han demostrado que son capaces de llegar mucho y con constante peligro a las inmediaciones de la portería rival. En una noche grande, Anfield y Klopp encontraron la sintonía que se les suponía el día de su presentación.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

4 comments

Se han gastado mucho dinero, pero sigo mirando la alineación de los Red devils y me falta un jugador decisivo o de élite por linea. Hay muy buenos jugadores y proyectos de jugadores top, pero quitando a Rooney y De Gea, no encuentro eso que comento.

Eliminatoria de Europa League, mas quisieran tanto Klopp como Van Gaal que esto fuera una eliminatoria de Champions League.

A ver como evoluciona este Pool, que entre ciertos estados de formas, tener a Klopp y la mística de Anfield puede ser uno de los outsiders más fuertes para Borussia, Sevilla y Villarreal, de pasar estos 3 sus respectivas eliminatorias

Deja un comentario

*